Carátula de Agent Cooper, de Russian Red

Agent Cooper, lo nuevo de Russian Red

La artista madrileña deja de lado el sonido más folk en su tercer álbum de estudio, Agent Cooper, que contó con la producción de Joe Chiccarelli (The Strokes).

2014/02/24

Por EFE

Lourdes Hernández, Russian Red, deja un poco de lado el sonido limpio y folk de sus primeras producciones en Agent Cooper, su más reciente álbum, en el que explora un sonido más agresivo y experimenta con recursos y mezclas más electrónicas.  La artista, dice haberse liberado de prejuicios que la hostigaban en sus trabajos anteriores.

 

"Desde un concepto muy alto de la cultura, no me sentía cómoda diciendo que formaba parte de ella. Creo que, cuando dije eso, estaba un poco acomplejada. No quería responsabilidades sobre lo que hacía. Ahora me siento mucho más cómoda en mi papel y me siento artista", le dijo la madrileña a EFE.

Agent Cooper (Sony Music) es su tercer disco de estudio, tras I love your glasses y Fuerteventura, y su título hace referencia al personaje de ficción que más le ha fascinado: el protagonista de la mítica serie de televisión Twin Peaks, de David Lynch.

"Me gustaba lo raro que era, su misterio, la belleza que había en lo que hacía y cómo y dónde veía asimismo la belleza", explica Hernández (Madrid, 1985), que ha compuesto este nuevo trabajo en homenaje a todos los hombres que le han inspirado en su vida.

Anónimos y famosos, incluyendo gente con la que no ha hablado nunca, entre ellos se encuentran su amor platónico de la infancia y también Alex Turner, líder de Arctic Monkeys, con el que llegó a soñar varias veces.

"En este disco hay diferentes estadios del amor y, en ese caso, definitivamente, el que se ve es la de la admiración total, el de la idealización y el de estar enamorado de alguien a quien no conoces", cuenta.

 

Como primer sencillo del álbum, 'Casper' es el primero de los hombres de Russian Red al que se conoce, una elección sobre todo musical, que condensa tanto la parte íntima que ha hecho de ella una artista famosa, como una nueva parte más eléctrica, reforzada por su colaboración con el célebre productor Joe Chiccarelli.

"Su mano se nota en las atmósferas creadas con las guitarras", explica Hernández, que se refiere a él como "un ingeniero y artesano del sonido", junto al que ha desarrollado su gusto por la distorsión, los delays y las modulaciones.

"Me vino muy bien irme a Los Ángeles, porque abandoné una serie de hábitos y dejé salir a una persona que estaba ahí todo el rato. En vez de construir mi personalidad sobre el complejo, lo hice sobre la valentía", dice, ahora que ha entendido "qué es darse la libertad de ser uno mismo y no tener miedo al cambio".

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com