Los incontados se presentará durante los 17 días del FITB

Anatomía de la violencia colombiana

Después de Los santos inocentes y de Discurso de un hombre decente, Mapa Teatro, sin duda el grupo colombiano más importante de la actualidad, cierra su trilogía sobre la violencia en Colombia con Los incontados. Un tríptico brutal en medio del Festival Iberoamericano de Teatro.

2014/03/25

Por *Sandro Romero Rey

En los años setenta se consideraba que el teatro colombiano debía estar inmerso en la reflexión política nacional, o simplemente no existía. Poco a poco, el matrimonio entre la política y los escenarios se comenzó a mirar con desconfianza y a ser considerado como “el culpable” de que el público se alejase de las salas donde se representaban las obras. Por supuesto, se trataba de una mirada sesgada y peligrosa, porque se desviaba la discusión de la calidad de un espectáculo con argumentos que iban más allá de las distintas puestas en escena. En el nuevo milenio, sin embargo, hay otra manera de asumir la reflexión política y social en el arte. Atrás quedaron los tiempos en los cuales la clase obrera se tomaba el poder sobre las tablas. Ahora, el espacio de la representación cuestiona la realidad y se cuestiona desde adentro, mirando los fenómenos de nuestra fatalidad con otras herramientas y con una pluralidad de lenguajes, en los que los géneros y “las bellas artes” han roto definitivamente sus fronteras.

Dentro de estos límites pareciera moverse Mapa Teatro, quizás uno de los grupos más vitales y arriesgados de las últimas décadas en Colombia. Hijos de los años ochenta, con la infalible mirada creativa de los hermanos Heidi y Rolf Abderhalden, Mapa Teatro se ha encargado de brindarle a la escena colombiana momentos memorables de su historia, con trabajos contundentes como Casa tomada, De mortibus, Horacio o Ricardo III. Pero lejos de conformarse en una cómoda eficacia complaciente, da la impresión de que los Abderhalden han decidido tirar sus triunfos por la ventana y correr el riesgo de reinventarse. Borrando los límites entre las artes plásticas, el teatro, la videoinstalación, el happening o el performance, Mapa Teatro se interna, cada cierto tiempo, en exploraciones que no excluyen la reflexión política pero, de manera simultánea, se encargan de fustigar las formas hasta concebir nuevos engendros escénicos, a todas luces fascinantes. Si en Orestea ex machina revisitaron los mitos antiguos transformando los restos de los viejos estudios de Inravisión en un templo del desastre; si en Testigo de las ruinas convirtieron el escenario en una elegía de la zona de El Cartucho, ahora con Los incontados han decidido hacer un balance de sus reflexiones sobre la fiesta y la violencia en Colombia, transformando la ya tradicional sede del centro de Bogotá en tres espacios distintos y un solo cuerpo de representación.

Todo comenzó en el año 2010 cuando, en una extraña mezcla de autoficción y de bacanal de la Costa Pacífica, el grupo concibió una frenética mascarada que denominó Los santos inocentes. Dos años después, El discurso de un hombre decente fue un sugestivo “falso documental” donde, a partir de las supuestas famous last words de Pablo Escobar, se inventaron una nueva rumba apocalíptica. Ahora, con Los incontados, los Abderhalden vuelven a la carga con una summa soportada sobre “la anatomía de la violencia colombiana”, parafraseando una frase de Camilo Torres, “el cura guerrillero”. El espectáculo se desarrolla en tres sets simultáneos y su hilo conductor es un conjunto de “vestigios de fiestas”, según la definición de sus creadores. Fusionando Los santos inocentes y El discurso de un hombre decente con un tercer espacio, que se denomina Los incontados (así se llama todo el conjunto de la experiencia, utilizando una evocación del poeta Paul Celan), el espectador pareciera ser un voyerista de una fiesta infantil donde se cuela la ironía y el horror. Son muchos los referentes que estallan en la contundente aventura creativa de Mapa Teatro: desde la frase “la revolución es una fiesta” de Jaime Bateman a las imágenes del fotógrafo canadiense Jeff Wall, de los archivos de Radio Sutatenza al teatro didáctico de Bertolt Brecht, de “la fiesta se acabó, ahora viene la revolución” del padre Camilo a “el país se derrumba y nosotros de rumba” de los grafitis callejeros. El grupo se ha encargado de construir una “instalación teatral” en la que se combina el misterio, la alegría, la violencia, la prestidigitación, el absurdo, las máscaras, la banda del Instituto Carmenza de Sánchez de San Cristóbal Sur, la banda Marco Fidel Suárez (que animaba las fiestas de Pablo Escobar), todos a una, yuxtapuestos en un collage de imágenes que dejará al espectador perplejo, en una burbuja de fascinantes preguntas. Siempre son bien recibidas las aventuras creativas de Mapa Teatro. Ahora, con la “maratón” de Los incontados (se van a presentar los 17 días que dura el Festival Iberoamericano de Bogotá), el grupo hará un balance de sus ceremonias y tocará fondo con su frenética mirada de la realidad colombiana. La reflexión política no ha desaparecido de la escena nacional: la diferencia es que ahora dicho debate es desconcertante, plural, rico en ideas y en significados. Hijo de un cataclismo que pareciera no terminar nunca.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación