En mayo Estrada será el director invitado de la Filarmónica de Berlín. Foto: Diana Rey.

Andrés Orozco Estrada: "la música forma mejores personas y por ende, un mejor país."

El director colombiano regresa al país para dirigir la Orquesta Filarmónica de Bogotá luego de 8 años. Además, durante la serie de conciertos, la pianista y solista Blanca Uribe hará su última intervención con una orquesta. Hablamos con Orozco sobre la experiencia.

2017/02/23

Por revistaarcadia.com

Andrés Orozco Estrada nació en Colombia. Realizó sus estudios musicales desde los 5 años y realizó gran parte de su carrera en Austria. Ha estado vinculado a la Orquesta Filarmónica de Viena, la Orquesta Santa Cecilia de Roma, y la Orquesta Nacional de Francia. Este año regresa a Colombia para dirigir la Orquesta Filarmónica de Bogotá luego de 8 años por fuera del país. Durante su temporada en la OFB, los músicos también podrán contar con la presencia de la pianista y solista Blanca Uribe, quien hará su última aparición en una orquesta.

Hablamos con Orozco sobre la experiencia.

¿Cómo se ha sentido dirigir nuevamente la Orquesta Filarmónica de Bogotá?

La experiencia cubre muchos aspectos. Por un lado la parte humana y emocional me motiva a continuar con el proceso. Encontrarse nuevamente con los músicos es gratificante porque he visto su desarrollo. No es la parte que tiene qué ver con la música misma, ni la que más se tiene en cuenta, pero tiene qué ver con el ser humano. Lo segundo es ver cómo están haciendo música, cómo están tocando después de tantos años. Es gratificante volver a descubrir dónde están las cosas y qué evolución han tenido los músicos. Luego de eso vamos puliendo un poco más la música que interpretamos y empezando a buscar el gran nivel que hay que conseguir para cada concierto.

¿Qué repertorio tendrán los conciertos con la OFB?

El repertorio es algo tradicional. Vamos a tocar la Sinfonía del nuevo mundo de Dvorák, una de las más conocidas del músico austrohúngaro. Esta obra posee muchos colores y todo lo que necesitas de una sinfonía para elaborar una segunda parte especial para el concierto. El compositor vivía en Estados Unidos cuando decidió componer una obra aparentemente uinspirada en la música americana, eso hace que le de un toque continental. Lo bonito es que no necesariamente tiene que entenderse como una música norteamericana sino que es una música que todo el mundo la puede disfrutar y que se escucha muy fácil. Eso la hace una de las obras más famosas que existen. Este repertorio le exige bastante compromiso a la orquesta y eso hace que todos estén muy integrados.

Usted estará con la OFB celebrando los 30 años del Teatro Metropolitano de Medellín, ¿cómo será el evento?

Vamos a interpretar una obra de estreno que se encargó para esta ocasión. Es del compositor de la ciudad de Medellín, Andrés Posada. Maneja un lenguaje contemporáneo con la cual estamos experimentando. Está dividida en varios grupos de instrumentos y muchos de estos no van a estar en el escenario sino que están repartidos en varias partes del teatro. Contaremos, además, con la presencia de la pianista Blanca Uribe. La maestra es muy conocida por sus excelentes interpretaciones de obras como la Suite Iberia de Isaac Albéniz. Blanca nos acompañará también en Bogotá en el auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional y en el Teatro Julio Mario Santo Domingo. Después de que se le insistió bastante, pudimos convencerla para que hiciera parte del concierto. Entiendo que este será una de sus últimas apariciones como solista con orquesta.

Entiendo que va dirigir la Orquesta Filarmónica de Berlín...

Voy a hacer mi debut allí por primera vez durante el mes de mayo. Es una oportunidad muy valiosa e importante de mi carrera porque es una de las mejores orquestas a nivel mundial. He recorrido un trayecto bastante largo para llegar, trabajando con varias orquestas en diferentes partes del mundo, hasta el punto en que me invitaron a formar parte de la dirección de la orquesta por un tiempo. Vamos a tocar un programa muy variado con obras de diferentes compositores como la Quinta Sinfonía de Shostakóvich y el Poema Sinfónico de Richard Strauss escritos en el siglo XX.

¿Qué hará después de Berlín? 

Me he planteado fortalecer el repertorio de la música clásica ya conocido en sus estilos y épocas. Sin embargo, hay muchas cosas todavía por conocer y por expresar en la música, por eso seguiré investigando y conociendo. Al mismo tiempo una de las grandes virtudes de mi trabajo con los músicos de orquesta es que periódicamente se repiten obras. En los mejores de los casos se quiere lograr un acercamiento hacia las partituras y descubrir cosas nuevas colectivamente. Buscando otros colores, otras ideas, no quedarse satisfechos, a pesar de que son obras ya compuestas décadas atrás.

¿Cuáles son los retos de la música clásica en Colombia?

No soy el más indicado para hablar de la música clásica en Colombia porque no vivo aquí. Lo que sí puedo decir, porque lo he experimentado en este poco tiempo de estancia en el país, es que tenemos una tierra privilegiada en talento, estamos llenos de muchos músicos con un enorme talento. Eso hay que seguirlo cuidando y alimentando. Cada vez hay más conservatorios y universidades que dictan música y procesos importantes se están llevando a cabo alrededor del tema. Sin duda, estos procesos hacen que la música forme mejores personas y por ende un mejor país. Esperemos que la situación prospere. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.