A Hitler solo le gustaba el 'arte clásico' y organizaba exposiciones de arte moderno 'disidente' para mostrar a los alemanes qué deberían despreciar. Varias de esas obras vetadas se encontraron en la colección de Gurlitt

Encuentran arte saqueado por los Nazis

Una colección de 1.500 obras de arte confiscadas por los nazis en las décadas de 1930 y 1940 fue encontrada en Múnich, en Alemania. La colección costaría unos 1.350 millones de dólares.

2013/11/05

Por BBC Mundo

Una colección de 1.500 obras de arte confiscadas por los nazis en las décadas de 1930 y 1940 fue encontrada en la ciudad de Múnich, en Alemania, según informes de medios de prensa.

Se cree que el botín incluye obras de Matisse, Picasso y Chagall, indica la revista Focus.

Algunas de estas obras, que se creían perdidas para siempre, eran consideradas como degeneradas por los nazis, por lo que sorprende que no hayan sido destruidas en su totalidad.

Otras fueron robadas o compradas a la fuerza por una miseria a coleccionistas de arte judíos.

Si se confirma, sería una de las recuperaciones de arte saqueado más grandes de la historia.

Los investigadores valoran el botín en unos US$1.350 millones, señala Focus.

Cuestión de impuestos

La revista indica que las obras de arte fueron halladas de casualidad a principios de 2011, cuando las autoridades tributarias investigaban a Cornelius Gurlitt, el solitario hijo de un comerciante de arte en Múnich.

Gurlitt era sospechoso de evasión de impuestos y los investigadores obtuvieron una orden de allanamiento a su casa.

Allí encontraron unas 1.500 obras que habían desaparecido durante la era nazi.

Cuando era más joven, Gurlitt mantuvo las obras en habitaciones oscuras y ocasionalmente vendía alguna pintura cuando necesitaba dinero, informa Focus.

Los nazis despreciaban casi todo el arte moderno, que catalogaban como una "degeneración".

Eran prohibidas por ser antialemanas o por ser obras de artistas judíos.

Algunas fueron confiscadas o destruidas; otras, vendidas a coleccionistas por un precio bajo.

Hay órdenes internacionales para al menos 200 de las obras, agrega Focus.

Por el momento, la colección se encuentra segura en un galpón en Múnich.

Se dice que una de las piezas es el retrato de una mujer pintado por Matisse, que perteneció al abuelo de la presentadora de televisión francesa Anne Sinclair.

Paul Rosenberg, comerciante de arte que representaba tanto a Picasso como a Matisse, fue forzado a abandonar su colección cuando huyó de Alemania en la década de 1930.

El Museo del Holocausto de Estados Unidos calcula que los nazis se adueñaron de unas 16.000 obras en total.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.