BUSCAR:

Calamidad: destruyen 27 años de fotos de Daniel Mordzinski

Retrato de Jorge Luis Borges por Daniel Mordzinski

Fotografía

Miles de imágenes del archivo del fotógrafo argentino desaparecieron, sin explicación, de su despacho en el diario francés Le Monde.

Por: Revista Arcadia

Publicado el: 2013-03-18

Veintisiete años de trabajo del fotógrafo argentino Daniel Mordzinski han desaparecido sin explicación de su despacho en el séptimo piso del edificio de la redacción del diario francés Le Monde.

El archivador que contenía miles de negativos y diapositivas del "fotógrafo de los escritores" fue encontrado en el sótano del edificio, sin que se tenga noticia del paradero de los archivos que contenía.

El trabajo de Mordzinski se ha caracterizado por la fotografía espontánea y en exteriores de los escritores y artistas más representativos de la cultura contemporánea.

Arcadia contactó a Mordzinski, quien contestó en un corto pero emotivo correo electrónico lo siguiente: "Estoy muy triste y hoy no me siento con fuerzas de hablar. (...) Quiero creer que es un mal sueño y que al despertarme podré seguir jugando en el cuarto oscuro a copiar una foto de Borges o una de Cortázar, pero destruyeron todo y una parte de mi se fue también.

No hubo persecución ni complot, solo incompetencia.
Como decía Lampedusa en Il Gatopardo, solo hay que tenerle miedo a la estupidez humana...

Entraron a la oficina y pensando que estaba desocupada lo tiraron todo, ¡Es horrible!

Mi único bálsamo son los mails solidarios y fraternos que estoy recibiendo. Me parece increíble, decenas de escritores de todo el mundo, amigos que no veo hace 35 años y mucha gente que no conozco me dice que tal o cual foto marcaron su vida porque le llevaron a la lectura del autor. Esto tan triste que estoy viviendo me sirve para darme cuenta que hay muchas personas que admiran mi obra y me respetan. Y eso me da fuerzas en estos momentos".

 

El fotógrafo se ha manifestado a través de su página web solicitando la colaboración del público, ante lo que podría significar un desconocimiento de la libertad de expresión y el desprecio al trabajo artístico y la conservación de la memoria cultural. Mordzinski ha declarado que "solo se han salvado las cientos de fotos que alguna vez digitalicé para libros o exposiciones, el resto desapareció para siempre".