BUSCAR:

Casos absurdos de censura en Internet

Algunos casos de censura en los cómics y caricaturas más recientes.

Internet

Compañías como Apple y Facebook ejercen estrictas políticas de censura y de protección de sus audiencias, que las ha llevado a cometer más de una ridiculez: desde pezones de caricatura hasta nombres de partes del cuerpo.

Por: RevistaArcadia.com

Publicado el: 2012-12-10

La escritora estadounidense Naomi Wolf fue víctima de las políticas de censura de Apple. En septiembre pasado el título de su último libro Vagina apareció censurado en la web de iTunes. En el portal, el título del exitoso estudio de Wolf sobre cómo la sociedad ha evitado pensar y discutir sobre los genitales femeninos aparecía bajo el nombre de V****a. Absurda ironía.

Apple también reemplazó la palabra original por la versión censurada en el texto de descripción del libro. Lo más absurdo es que la imagen de portada del libro, en la que se puede leer claramente el título original, aparecía a escasos milímetros del título censurado.

Uno de los casos más desatinados del año tuvo lugar en septiembre, cuando la página de Facebook de The New Yorker, fue temporalmente desactivada por incumplir con las reglas de la red social en lo tocante a “nudismo y sexo”. Lo que motivó la censura fue una caricatura de Mick Steven –blanco y negro, un hombre y una mujer desnudos bajo un árbol con manzanas-, en la que se ve el pecho desnudo de una mujer.

Facebook se disculpó públicamente al poco tiempo y reactivó la cuenta de la revista. Pero la desactivación de cuentas de Facebook pasa a menudo. En el caso del New Yorker, la disculpa pública se debió a la importancia de la revista y su relevancia cultural (tiene más de medio millón de likes).

Facebook también censuró –esta vez por tres días- al caricaturista australiano Larry Pickering por publicar una caricatura de la primer ministra australiana Julia Gillard desnuda.

La cantidad de casos de censura en Facebook de ilustraciones y fotos con cuerpos con algo de desnudez llevó a discusiones en la red que afirmaban que la red social le declaraba la ‘guerra al cuerpo’.

Otro de los casos absurdos se dio cuando Heather Cushman-Dowdee compartió una de las caricaturas que había pintado con motivo de la semana mundial de amamantamiento. La imagen mostraba una esquina de un pezón de caricatura que no alcanzaba a ser cubierto en su totalidad por el dibujo del niño que cargaba.

Cushman fue suspendida por un día. “Estoy segura de que estarán de acuerdo conmigo en que el pequeño círculo es inofensivo” escribió en su perfil después del incidente.

Las reglas de Facebook son rigurosas, y aunque los pezones de los hombres son permitidos, si para los evaluadores de la red social se trata del cuerpo de una mujer, se censurará.

Eso fue lo que le pasó a Wendy Pini, creadora de un comic de culto llamado ElfQuest. La autora publicó un dibujo de un ser cuya sexualidad no está determinada, Facebook bloqueó la imagen y ordenó su eliminación.

En 2010, Apple no aprobó la aplicación para el iPad de ‘Ulysses Seen’, un ambicioso proyecto gráfico a partir del clásico escrito por James Joyce. La compañía rechazó la apliación porque incluía desnudos y Apple no quiere que sus plataformas sean usadas para la distribución de ‘contenido para adultos’.

 

La provocadora obra del pintor francés Gustave Courbet El origen del mundo es de estudio obligatorio en cualquier curso de historia del arte. La obra, que se encuentra en el parisino Musée d’Orsay, ha despertado todas las alarmas de censura de la red social.

 

 



El lienzo muestra la parte inferior del cuerpo de una mujer, con las piernas abiertas y su vagina expuesta y en primer plano. La imagen llevó a que muchos perfiles de Facebook fueron borrados.