Velia Vidal Romero. Crédito: Jeisson James Riascos Copete.

"Nos matarían la esperanza"

¿Qué pasaría si el Centro Democrático hace trizas el Acuerdo con las Farc, tal como anunció en su pasada convención nacional su presidente vitalicio Fernando Londoño Hoyos? Arcadia le preguntó a una gestora cultural en el Chocó y esta fue su respuesta.

2017/05/09

Por Velia Vidal Romero*

Aunque actualmente afrontamos una crisis de orden público que ha confinado a los pobladores de algunos municipios, ha desplazado a otros, ha traído secuestros y asesinatos recientes debido al control que sigue teniendo el ELN en algunas zonas y aunque las organizaciones criminales asociadas al narcotráfico pretenden repartirse el control de los espacios que dejaron las Farc y no ha sido capaz de ocupar el Estado; en el Chocó hemos demostrado confianza en el camino de la paz, y el acuerdo que avanza en el país nos ha representado una luz de esperanza.

En el plebiscito el Chocó dijo vehementemente que quiere la paz y que cree que el acuerdo es la salida. Los chocoanos sabemos que en esta vía hay una oportunidad de que el país salde una deuda histórica que tiene con nosotros.  

No en vano, en lo que va corrido del proceso nuestras víctimas han podido tener voz y nuestros territorios colectivos se vislumbran poco a poco como el escenario de gobernanza, autonomía y etnodesarrollo que la guerra había impedido que fueran.

Si se hace trizas el acuerdo, más que volver a bañar nuestros ríos de sangre, seguir multiplicando el número de víctimas, negar oportunidades a nuestros campesinos de ser dueños de sus tierras y vivir de ellas, dejar como único camino a nuestros jóvenes el que ofrecen la armas, profundizar y legitimar el abandono estatal que hemos sufrido, y ahondar el daño ambiental causado por el uso indiscriminado no consultado de nuestros recursos por parte de extraños en forma de legales e ilegales; se perpetuaría la discriminación, el racismo y la exclusión con que históricamente se ha tratado a nuestro departamento. Ésta vez, por el hecho de silenciar e ignorar nuestro deseo de paz, por negarnos la posibilidad de ver una luz de desarrollo, de trato justo y equitativo, que solo es posible en un escenario pacífico.

Así nos quitarían la esperanza que nos queda, que luego de tantas luchas fallidas, solo ha sido posible con las rendijas que se han ido abriendo gracias al acuerdo que ahora tenemos.  

*Gestora cultural – Promotora de lectura.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.