Charly Garcia

Charly García y su fórmula mística para salvar la música

El músico argentino Charly tuvo un sueño, lo meditó y lo compartió con Yoko Ono, quien le animó a hacerlo realidad.

2013/08/20

Por Ignacio de los Reyes - BBC Mundo

 

 

 


El resultado es Líneas paralelas, Artificio imposible, la suite que presentará en septiembre junto a su banda, The Prostitution, y una orquesta en el Teatro Colón de Buenos Aires, catedral de las artes argentinas reservada habitualmente para la ópera.

En un diálogo con BBC Mundo, donde también respondió a las preguntas de los lectores, Charly García aseguró que la obra es una síntesis de su trayectoria artística donde se mezcla el rock con la formación clásica de su niñez, el bandoneón con la guitarra electrónica, el violín con el iPad, la mística de los Beatles con las matemáticas.

En definitiva, una propuesta cargada de misticismo y filosofía sobre cómo la música puede crecer en tiempos de "guerra digital", según cuenta.

Su obra, que en principio tendrá dos funciones, el 23 y el 30 de septiembre, estará acompañada por una puesta en escena a cargo de la escenógrafa Renata Schussheim, una colaboradora habitual de García.

Estas son algunas de las mejores frases del encuentro de BBC Mundo con el exintegrante de Sui Generis y Serú Girán, que sueña con la remota posibilidad de tener en la platea del Colón a sus amigos Keith Richards, Peter Gabriel y Prince.

Sobre "Líneas paralelas, Artificio imposible"

"Estoy haciendo un resumen de mis mejores partes en una especie de sinfonía, una suite que lleva 50 años de experiencia. Es un poco como "Imagine" en la música (...). Y ya sería hora de derribar algunos mitos, que acepten a los Beatles como música clásica, porque lo es. Hay hechos que me demuestran que no estoy solo en esta campaña para parar con toda la forma para donde va la industria de la música. Esta es mi mirada de cómo se podrían hacer las cosas". 

Su relación con la música clásica


"Dejé la música clásica porque no se puede componer. Tenés que interpretar lo que (ya compusieron) los grandes maestros… Pero resulta que los grandes maestros eran unos freaks. Beethoven era un heavy metal, Chopin un romántico incurable que ni Sid Vicious, Mozart ni te digo. Yo creo que si Beethoven estuviera ahora, seguramente tendría sinterizadores y grabaría todo él solo en la casa.

Lo que para mí la música tiene que ser es una cosa que te eleve un poco de lo cotidiano (...), cómo coexistir entre un violín y un iPad. Creo que tengo una buena fórmula y la voy a presentar en el Colón".

¿Por qué en el mítico Teatro Colón?


"Lo que tiene de especial el Colón es que la gente va a estar callada. Yo me quejo de lo digital y bueno, esto es mejor que el "surround". Vamos a ver qué pasa cuando le metamos un poco la electrónica adentro. Creo que va a ser algo realmente trascendental.

Mi música -perdón por haber dicho mi música, la música en la que yo me meto-, tiene mucho de Rhapsody in Blue de George Gershwin. El primer new age es una rapsodia, lo que usó Woody Allen para filmar Manhattan. Yo creo que la música que voy a hacer en el Colón es una cosa así, una representación del hombre y su ciudad, las líneas pararelas, filosofía...".

Su sueño y la charla con Yoko Ono

"Me pasó algo, que tuve una especie de visión de un triángulo en mi dormitorio antes de ir a verla a ella (a la artista Yoko Ono, viuda de John Lennon), donde las líneas paralelas que veía desde mi cama chocaban contra la pared de enfrente y me privaban de ver cuándo se tocaban. Eso sucedería en el baño.

Entonces mi pregunta fue: ¿qué significa esa pirámide que se forma en el baño cuando las líneas paralelas se tocan? Y me dijo algo, una palabra: "Antimateria".

Me pareció muy esclarecedor hablar con ella".

La influencia de su situación personal en "Líneas paralelas..."

"La vida me ha puesto desafíos y obstáculos, y varias veces he sufrido por preconceptos y he visto cómo la mediatización de esos conceptos eran un absurdo en cuanto a mi realidad real.

Ahora se habla mucho, por lo menos aquí, de los códigos. "El código esto" o "No se rompen los códigos"... Bueno, en realidad esa noche yo preferiría romper todos los códigos y entrar en un código espiritual de sanación".

Tener un "oído absoluto", ¿bendición o tortura?

"En muy pocas oportunidades he sido consciente de que el oído absoluto puede ser una tortura. Pero tiene más que ver con el carácter de que es algo que lo sabés vos solo, que no lo podés compartir.

Es algo que, por el lado positivo, bueno, es una dimensión más. Y por el lado negativo, es que te miran como un marciano, o que te digan de otro planeta. Y realmente no hay una explicación científica de eso. Unos dicen que es algo genético y otros dicen que es Dios que me ha bendecido con un don. Son cosas muy pesadas para que me haga cargo yo".

Ya inventó a la estrella del rock latinoamericano, ¿cuál será su siguiente ocurrencia?

"La música bajo el agua".

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.