Fotograma de 'Vazante' de Daniela Thomas.

Latinoamérica tiene gran presencia en la Berlinale

Los países de la región presentaron 26 obras en diversas categorías del festival de cine de Berlín. Destacamos algunas aquí.

2017/02/14

Por Carolina Betancourt

Cuando le preguntan al mexicano Diego Luna, miembro del jurado internacional de la selección oficial de la Berlinale, cómo se siente respecto a su papel dentro del festival de cine de Berlín, la ciudad del muro, considerando el actual contexto de México, él responde: “Yo estoy aquí para investigar cómo es que se tumban los muros”. Con este mensaje y la presencia de 26 obras -sobrepasando los últimos años- Colombia, México, Cuba, Brasil, Argentina, Perú y Chile participan en las diferentes secciones de la edición 67 del festival, y dejan claro que el cine latino crece, se consolida y tiene mucho por decir.

Los realizadores emergentes y los que ya han hecho un nombre, traen al festival propuestas que hablan de los fuertes momentos históricos del continente, retratan la icónica geografía, cuentan historias corrientes y épicas cuyas protagonistas son mujeres, hablan desde la humanidad y mezclan un poco del encanto inherente a la región. Como parte de la competición oficial se encuentran el chileno Sebastián Lelio con Una Mujer Fantástica y el brasileño Marcelo Gomes con Joaquim.

En la sección Panorama, curada por el cineasta alemán Wieland Speck, se presenta una visión cinemática global y sin filtros de lo que pasa en el mundo, “esto es cine en todo su esplendor. Un cine que va más allá de la simple conformidad al status quo, y que inspira” dice Speck. 

En este contexto, la brasileña Daniela Thomas, lanza su primer largometraje en solitario, Vazante, el cual se desarrolla sesenta años antes de la abolición de la esclavitud en Brasil. La película es narrada a través de la historia de una joven de 12 años que se ve obligada a casarse con un terrateniente mucho mayor que ella y que debe enfrentar el abuso y el abandono al cual es sometida. Thomas parte de esta lucha personal para abordar temas incómodos y aún poco visibilizados en la sociedad brasileña contemporánea como la monstruosidad de la esclavitud y la falta de conexión identitaria con las poblaciones afrodescendientes.

Fotograma de El Pacto de Adriana. 

La joven cineasta chilena Lisette Orozco, muestra su ópera prima en esta sección de la Berlinale con el documental El Pacto de Adriana, el cual narra la historia de su tía Adriana, quien, mientras se encuentra de visita en su natal Chile, es arrestada y acusada de haber trabajado para la policía secreta de Pinochet. Es así como Lisette inicia su travesía por desenterrar la verdad, confrontando su identidad como cineasta y como sobrina de Adriana, a la vez que enfrenta a su familia y a toda una sociedad con verdades incómodas.

Fotograma de No Intenso Agora

No Intenso Agora del documentalista brasileño João Moreira, recurre a una narrativa fragmentada que mezcla imágenes de una visita de su madre a China durante el primer año de la revolución comunista, con imágenes archivo del golpe de estado brasilero del 64 y del final de la Primavera de Praga del 68. A través del montaje, Moreira traza un paralelo entre las historias, imágenes y fuentes, vinculando tres hechos aislados.

También hacen parte de Panorama las películas brasileñas Pendular, Como Nossos Pais y Venus: Filó a Fadinha Lésbica dirigidas por Julia Murat, Lais Bodansky y Sávio Leite respectivamente.

Forum es la sección más arriesgada del festival, donde se celebra la libertad creativa de los cineastas, este año tiene como foco regional al continente Latinoamericano. Los temas centrales de la edición 67 son el paisaje como personaje, el tiempo y la memoria.

Fotograma de Río Verde, El Tiempo de los Yakurunas.

Río Verde: El tiempo de los Yakurunas, realizada por los hermanos Álvaro y Diego Sarmiento, es una exploración sensorial de la vida del pueblo Yakuruna en la amazonía peruana. La selva, sus inequívocos sonidos, el misticismo de los Yakurunas, nos conectan, más allá de la palabra, con la relación simbiótica que mantienen con su entorno.

Fotograma de Casa Roshell

Casa Roshell es una producción méxico-chilena, donde su realizadora Camila José Donoso nos presenta el retrato de un lugar que sirve de espacio utópico para las personas que lo frecuentan. “La música suena, y mientras las bebidas son servidas, las últimas limitaciones son suspendidas: esas entre hombre y mujer, gay, hetero y bi, el pasado, el presente, la realidad y la ficción”.

En la sección también participan el colombiano Vladimir Durán con Adiós Entusiasmo, los argentinos Albertina Carri y Adrián Villar Rojas con Cuatreros y El Teatro de la Desaparición, respectivamente, y el brasileño Davi Pretto con Rifle.

En Berlinale Specials, sección escogida especialmente por el director del festival, se presentan La Libertad del Diablo del Mexicano Everardo González y Últimos Días en la Habana del cubano Fernando Pérez. En la sección Generation, que es dirigida a un público más joven, se destacan los filmes The Jungle Knows you Better Than You Do de la colombiana Juanita Onzaga y Soldado del argentino Manuel Abramovich.

Para más cubrimiento de la Berlinale 2017 haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.