BUSCAR:

5 Covers de artistas colombianos

.

Música

Luis Daniel Vega, colaborador de Arcadia, escogió 5 covers que han hecho músicos colombianos a artistasde diversos géneros: de los Beatles a Frank Sinatra.

Por: Luis Daniel Vega

Publicado el: 2012-11-30

1. Carlos Vives: Londres

Del disco Soluciones para todo menos para los problemas (MTM, 2007)

En 2007, casi veinte años después de haber desaparecido Hora Local, el sello MTM decidió relanzar el viejo material del grupo que solo se conseguía en vinilo. No satisfechos con poner al alcance de un público masivo uno de los sonidos más creativos de la historia del rock en Bogotá, los cerebros detrás de la edición invitaron a un variopinto grupo de personajes a que versionaran canciones de Hora Local. Soluciones para todo menos para los problemas, como se llamó el disco, es un gran tributo en el que participaron con lujo de detalles Sismo, Morfonia, Odio a Botero, Las Malas Amistades, Telebolitos, Pornomotora, Nawal y Aterciopelados, entre muchas otras luminarias del rock colombiano. Sin embargo, para muchos, lo mejor de este tributo fue Carlos Vives quien dejó salir todo su espíritu rockero con esta poderosa versión de Londres, una canción muy apropiada para esta temporada  apocalíptica.

 

Carlos Vives Londres

                               

 Hora Local: Londres


2. Andrés Correa: El caminante

Inédito

Hacer una versión o un cover supone, por un lado, tomar el camino cómodo y no asumir muchos riesgos o, por el contrario, darse todas las licencias  y crear algo nuevo. Este es el caso del cantautor Andrés Correa quien, literalmente, le dio un vuelco radical a “El caminante”, ese clásico bailable de Fruko y sus Tesos inmortalizado por la voz de Joe Arroyo. Llama poderosamente la atención que después de la versión de Correa, la letra adquiere una dimensión nostálgica insospechada que antes, oculta tras el arrebato rumbero, era difícil percibir. Esta versión acústica e inédita -no está incluida en ninguno de los discos que hasta la fecha ha editado el bogotano- se convierte en un melancólico blues con tintes de tango que, sin alardes, es uno de los homenajes más certeros a la memoria del difunto.

 Andrés Correa: El caminante

Fruko y sus Tesos: El caminante


3. Velandia y la Tigra: Tons qué (so what)

Del disco: Oh porno! (Cinechichera, 2010)

De las innumerables versiones de la pieza que abre Kind of Blue (el disco con el que Miles Davis quedó inscrito en lo más alto de la música popular del siglo pasado), esta es la que menos se rinde a la figura divinizada del trompetista. Y no podríamos esperar menos de Edson Velandia, el insolente músico piedecuestano que, con un gesto de premeditada perspicacia, logra desacralizar “So what”, la lleva hasta el límite y la transforma en una retahíla lujuriosa inolvidable. De la original, Velandia  conserva  fragmentos de la melodía y se vale del inmortal bajo de Paul Chambers para crear una pieza con un groove muy extraño y pegajoso. Para algunos es una afrenta, no los juzgamos, el tipo se mete en terrenos casi sagrados; para otros, el gesto cargado de lucidez virulenta, más allá de la evidente ironía, es la respuesta mordaz de un músico que no le come cuento a la solemnidad elitista del jazz.

Velandia y la Tigra: Tons qué (so what)

 4. Mutantex: Sin reacción

Del disco Rodrigo D No Futuro (Producciones JJ/ Mundo LTDA/ Tiempos Modernos, 1990)

Rodrigo D No Futuro, la estremecedora película de Víctor Gaviria, fue un plato fuerte que rompió en mil pedazos el cristal que nos aislaba de la infame realidad colombiana. Por fortuna, toparse de frente a la desesperanza vino matizado por una banda sonora que, no menos dramática, propició un encuentro definitivo con las primeras manifestaciones de punk y metal auténticamente criollos. Cargada de oscuridad y nombres de bandas que incitaban temor (Pestes, Profanación, Mierda, Mutantex, Sacrilegio, Nekromante, Pestes, P-Ne, Agressor), la compilación abrió un capítulo inédito en la historia del rock local.  Aunque todas las canciones son clásicos recordados indiscriminadamente por metaleros y punkeros, una en especial se quedó grabada con sangre. Se trata de Sin reacción, una suerte de himno de batalla que reveló el sentimiento desengañado de una generación sentenciada a la fatalidad. Interpretada por Mutantex (la mítica agrupación integrada por Omar Alonso Arroyave y Ramiro Meneses), la canción es la versión paisa de My way, una cáustica parodia que Sid Vicious, en el ocaso de su vida, hizo de uno de los números favoritos de Frank Sinatra. Raras son las casualidades de las músicas y, en este caso especial, resulta extravagante e incomprensible que de la sofisticación del neoyorquino, pasando por la teatralidad impostada del malogrado inglés, el término final de una canción haya sido el barrio Manrique de Medellín donde dos punks desarrapados se despacharon unas líneas desgarradoras que, a propósito, siempre vienen bien cuando la furia y el delirio nos embargan: “Como me calmo yo/ todo rechazo/ ya no, consigo más, satisfacción/ Ya ni con drogas, ni con alcohol/ ya no consigo ninguna reacción/ No no no”.

Frank Sinatra: My way

 Sid Vicious: My Way

  Mutantex: Sin reacción


5. Hotel Regina y la Orquesta Sinfónica de Chapinero: Revolution number 9 de abril

Del disco Gaitanista (Discos Roxy, 1990)

En un arrojo de genialidad, Eduardo Arias y Karl Troller grabaron en 1990 este paisaje sonoro que recorre con humor y agudeza buena parte de la historia colombiana desde el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán hasta el glorioso ascenso de Lucho Herrera a los Lagos de Covadonga. Lo curioso del asunto es que esta “comedia industrial pop abstracta”, como la llaman en un blog, es de alguna manera muy particular una versión de Revolution 9, la polémica pieza de art trouvé que John Lennon incluyó en The Beatles de 1968.

Grabada originalmente en 1990, “Revolution number 9 de abril” apareció originalmente en el disco Gaitanista, perpetrado por Hotel Regina y la Orquesta Sinfónica de Chapinero, un grupo imaginario (como la Banda de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta) integrado por algunos de los miembros de la extinta banda bogotana Hora Local. Estamos seguros de que esta es la única versión que existe de aquel pastiche sonoro de Lennon.

 

             

 Hotel Regina y la Orquesta Sinfónica de Chapinero/ Revolution number 9 de abril

 The Beatles: Revolution 9