Stephen Lang interpretando al hombre ciego.

‘Don’t Breathe’, el mejor ‘thriller’ del año

La más reciente entrega del director uruguayo Fede Álvarez, que se estrena en las salas colombianas el 8 de septiembre, se sobrepone a sus pocos momentos ridículos para devolverle al desgastado género de terror sus mejores virtudes estilísticas.

2016/09/08

Por Santiago Serna Duque

El director Fede Álvarez se aprovecha de la fragilidad anciana, de la invasión a la propiedad privada, del dolor máximo -perder a un hijo-, para justificar lo injustificable: matar. La película empieza con un espectacular travelling aéreo que desciende sobre una solitaria calle de Detroit, Estados Unidos, en la que un robusto viejo arrastra el cuerpo inerte de su víctima. Ahí, en esa impactante primera escena, entendemos que Don’t breathe es una historia de venganza atípica, con visos del más fino thriller surcoreano (I Saw the Devil, Memories of Murder), narrada con elipsis que destrozarán al espectador más corajudo.

Este duelo entre ladrones y verdugo brinda un trabajo macabro, con una dirección visceral, que por momentos nos recuerda a las repulsivas A Serbian Film y The Human Centipede. El director entendió que la maldad humana es más terrorífica que los espectros sangrientos que protagonizaron su pasada película, Evil Dead (2013). En este caso, cuyo guion fue escrito por Álvarez y Rodo Sayagues, un veterano de guerra ciego, con convicciones pragmáticas, alejado de los cánones religiosos, se permite castigar a los intrusos que invaden su espacio. Estos personajes terminan ofreciendo un largometraje digno de recordarse como uno de los mejores thrillers de suspenso de Hollywood. Álvarez ha creado un monstruo que debe morir en su primera entrega para alcanzar, con el paso del tiempo, el estatus de clásico.

Don’t Breathe exige concentración absoluta. Desde las sillas, el espectador es otra de las víctimas, y la mejor manera de prevenir la taquicardia es observando con cuidado los espacios visuales que encuadra la cámara. El público respira al ritmo de Rocky (Jane Levy) y Alex (Dylan Minnette) para no romper los largos silencios que alerten el oído entrenado del ciego. Son 88 minutos de gran terror, dirigido con una tensión narrativa impecable, que suelta las cargas sobre la espalda de un Stephen Lang (el hombre ciego) imbatible, tierno y desequilibrado.

En esta fábula, donde la oscuridad doméstica es el imperio y el ciego su rey, se extraña un poco la desfachatez propia de cineastas como Pier Paolo Pasolini o Srdjan Spasojevic. En su escena más aberrante, y tras ver que Álvarez tiene el suficiente carácter para atestar un golpe humillante, la moral hollywoodense interviene y el que esperábamos fuera el momento épico de dolor, termina en la palabrería: el ciego no lo hace, la víctima lo agradece y el cinéfilo relaja sus músculos. Esa economía de lo vulgar es de lo poco que se le puede reprochar a un guion escaso de diálogo y cargado de estilo.

La obra de Álvarez es a su vez una profunda crítica a la torcida lógica del extremismo blanco estadounidense, promovido por Donald Trump. El veterano de guerra encarna a la figura intransigente que justifica el asesinato por el mero hecho de ver invadidas sus fronteras, en este caso las del hogar. Esa figura –la del anciano asesino– es el alegato subliminal de un latino que entiende al cine como una plataforma crítica eficaz.  

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación