Foto: HBO

Abracadabra: Empieza la sexta temporada de Game of Thrones

La sexta temporada de la serie creada por George Martin, que ha dejado atrás los libros, tuvo un enérgico inicio: asumió las consecuencias del último episodio, posicionó a sus personajes y recordó a sus videntes que la magia en Westeros es más compleja que lo que parece.

2016/04/25

Por Ana Gutiérrez

Un cadáver vestido de negro yace en la nieve bajo un letrero que dice “traidor” mientras que un lobo aúlla. Así empezó anoche La mujer roja, el primer capítulo de la esperada sexta temporada de Game of Thrones, y que representa un punto de inflexión: ha agotado el material de los libros de George R.R. Martin. La exitosa serie, que se estrenó en el año 2011, ha roto records: de espectadores para HBO, de número de nominaciones a los Emmy y hasta el de “serie más pirateada”. Juego de tronos narra la lucha por el control del trono de Westeros, una tierra fantástica donde habitan dragones y gigantes. Las grandes familias feudales, como Stark Lannister y Tyrell, navegan traicioneras alianzas en busca de poder, gloria, amor o venganza. Pero Westeros no es el único continente, del otro lado del mar se esconde Daenerys Targaryen, última descendiente de una dinastía derrocada, consolidando su poder entre tribus bárbaras para reconquistar la corona que siente que le pertenece.

 El ansiado episodio tenía por delante una gran tarea: no solo necesitaba asumir la pérdida de la dirección que le daban los libros, también debía servir para recordar a los videntes con los que cerró la pasada temporada y establecer el rumbo de este año, además de lidiar con la muerte de Jon Snow.

 Ese es el tema que abre y cierra el capítulo, con la revelación de un gran secreto de Melisandre, la protagonista. Su poderosa magia, que oculta su verdadera naturaleza, puede marcar la diferencia en el destino de Jon Snow. Pero no pudo prevenir las pérdidas de Stannis Baratheon y su ejército, y puede demorarse en tener la fuerza para una resucitación. El episodio se esfuerza por esbozar las conexiones entre el difunto Stannis y Snow. El leal Davos y la enigmática Melisandre los sirven. Ambos fueron tildados de traidores y traicionados por sus hombres. Los dos personajes sobresalen en el traicionero mundo de Martin por su dedicación al honor y lo moralmente correcto. Stannis pagó un alto costo por la magia de la mujer roja: la vida de su hija. ¿Qué será el costo del inevitable retorno de Jon?

La muerte del último verdadero Baratheon también retumba sobre los Bolton, cuyas victorias al final de la temporada pasada parecen vacías. No tienen la fuerza para enfrentarse a otra batalla, y tampoco tienen a Sansa Stark, lo único que les daba poder en el Norte. A pesar de todos sus esfuerzos, no han logrado avanzar. Sansa logró escapar con Theon, cuyo personaje está viviendo un fascinante proceso de cambio. Después de perderlo todo, hasta su identidad, lentamente empieza a recuperarse. La temporada pasada rehusó la ayuda de su hermana, pero el nuevo Theon puede ser capaz de ganar el apoyo de las Islas de Hierro. Por su parte, Brienne por fin ha logrado cumplir la promesa que le hizo a Catelyn Stark en la segunda temporada, de servir fielmente a la única Stark que queda en Westeros. Sansa se está posicionando para utilizar la influencia que tiene sobre el Norte, pero necesita más aliados que un príncipe torturado y una caballera itinerante.

En el sur, los Lannister tampoco disfrutan de paz. Las muertes de los Martell, y de Myrcella Lannister, a manos de Ellaria Sand predicen más muertes en el futuro. A Cersei todavía le queda un hijo para perder. Pero las amenazas no solo vienen de afuera, dentro de la ciudadela, en una oscura celda, Margaery Tyrell sigue resistiendo. A diferencia de Cersei, Margaery no ha confesado sus pecados, ni se ha inclinado ante las presiones en su contra. Olvidarla, y al poder de los Tyrell, sería un costoso error.

Por último la historia de Daenerys sigue confinada del otro lado del mar. Ha vuelto al principio, mujer extranjera entre los dothraki, pero con la habilidad de conquistar su pasado. La última vez que convivió con los dothraki terminó cómo khaleesi. Esta vez puede acabar con aun más poder. En Meereen, la interacción entre Tyrion y Varis es tan buena cómo se ha había imaginado, pero está claro que será mucho tiempo antes de que vuelvan a los Siete Reinos. Lo mismo se puede decir de Arya, cuya ceguera es un paso más de su entrenamiento de asesina.

Así luce esta temporada: las victorias no han durado y nadie es igual. La muerte de Jon Snow logró lo que prometen, y no cumplen, muchas muertes en televisión: todo ha cambiado. Este primer capítulo estableció que la magia en el mundo de Martin es cada vez más poderosa y presente, tema que va a explorar a profundidad con el regreso de Bran. Pero siguen siendo las vidas humanas que mueven la trama.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com