RevistaArcadia.com

¿Qué pasa con el Petronio?

Daniel Mera, directivo de la Fundación Color de Colombia, hizo un llamado de atención sobre el manejo del festival de música del pacífico Petronio Álvarez. Arcadia habló con la contraparte, la actual secretaria de cultura y turismo de Cali, Luz Adriana Betancourt.

2016/05/10

Por Laura Martínez Duque

Una columna de El Espectador publicada el pasado 6 de mayo se tituló Improvisando con el Petronio. En ella, Daniel Mera repara en el sorpresivo cambio de locación del festival y señala además un problema estructura de gestión por parte del actual alcalde de Cali Maurice Armitage.

“Sorpresivamente, la administración de Cali anunció que cambiará el lugar donde se realiza el Festival Petronio Álvarez. Ya no las Canchas Panamericanas, sino un espacio que debe ser adecuado desde cero en menos de tres meses. El Petronio congrega más de 300 mil personas en cinco días. Cualquier cambio serio en un evento de ese tamaño no se hace en menos de un año. El Festival de la Leyenda Vallenata, por ejemplo, ya dijo sus fechas y homenajeados de 2017. En contraste, las fechas del Petronio en 2016 todavía no son de dominio público, y ni hay afiche.

Justamente el problema estructural de gestión que revela esta situación es lo que Maurice Armitage prometió enfrentar cuando era candidato. Lo que prometió Armitage en su programa de gobierno fue: “Corpo Petronio para desarrollar procesos de apoyo permanente (antes, durante y después del festival) a los grupos culturales e iniciativas productivas que allí se visibilizan y que se convierten en un semillero de la industria de productos afropacífico”.

Luz Adriana Betancourt, actual secretaria de cultura y turismo de Cali, habló con Arcadia y sostuvo que el cambio de locación responde a cuestiones logísticas que apuntan a un mejor desarrollo del evento para la conmemoración de los 20 años del festival. Afirma que desde el año pasado la programación está publicada en la página de la gobernación de Cali y que Daniel Mera esta desinformado.


La actual secretaria de cultura y turismo de Cali, Luz Adriana Betancourt.

¿Cuál es la postura oficial respecto al cambio de locación del festival?

La Unidad Deportiva panamericana, que es la que hemos usado desde 2012 para el festival sufrió cambios a raíz del Mundial de Atletismo de Menores de Edad, la parte donde hacíamos el escenario le quitaron 4.500 metros cuadrados para una nueva pista de atletismo y al restar esos 4.500 metros se achicó el escenario. La noche de cierre la gente no cupo. Se nos quedó sobre la autopista sur oriental y no le cabía un alma. Habíamos previsto que el escenario nos iba a quedar pequeño por lo de la pista. De hecho, varias encargadas visitaron sitios desde el año pasado, un lote de la Universidad del Valle, el Parque de la Caña, un lote donde se hace la rueda y el circo, pero ya estaba alquilado. Ninguno se adecuaba, porque no solo se mira el área, sino también el acceso y las adecuaciones

¿Por qué se resuelve en tan poco tiempo, faltando solo 3 meses para el festival, el cambio de locación?

El año pasado se hicieron esas visitas pero no se alcanzó a resolver. Como sabíamos que íbamos a tener menos espacio, se previó tener pantallas adicionales que la gente usó para quedarse sobre la autopista pero eso ocasionó un mayor represamiento de la autopista. Por lo general cerrábamos un carril para que la gente hiciera fila. Pero con esto cerramos dos carriles. Desde allí teníamos evidencia de que para 2016 iba a ser todavía más difícil porque los 20 años de la conmemoración del festival hace mucho ruido, se esperan artistas más especiales y más gente. Nuestra obligación era resolverlo.

El nuevo sitio, la Unidad Deportiva Alberto Galindo, es un área mucho más grande que la anterior unidad deportiva, es un sitio donde está el velódromo, el coliseo y el patinódromo, tres espacios que permanentemente hacen competencias de alto nivel y donde nunca ha existido ningún problema, donde tenemos acceso para llegar facilísimo por la calle quinta, la tercera y la primera. Enseguida tenemos estación del Mío, una estación de policía y un Centro de Atención Local Integrada (CALI), en la comuna 19, de estrato 4, no es marginal ni para nada. Tenemos allí al lado la plaza de toros, donde hacemos el Mundial de salsa.

Y este cambio de locación, ¿no significa un cambio importante en toda la logística?

Para nada. Como en el nuevo sitio ya está el coliseo del pueblo, siempre ha tenido acueducto, energía y demás. Entonces lo que hacen es conectar allí para las ochenta cocinas del Petronio. Lo único que sacamos son 80 llaves para los 80 fregaderos. Y poner atrapagrasas para que el alcantarillado no se congestione. Esas instalaciones son para máximo dos semanas.

Pero en el calendario de la página web de la gobernación de Cali, donde figura la programación del festival para 2016, todavía figura la sede anterior. ¿Por qué?

Lo que en verdad lleva tiempo es ir a visitar los departamentos y eso ya lo hicimos. Pudimos explicar a los músicos cómo cambió el reglamento. Antes decía que la agrupación ganadora no podía participar en dos años seguidos. Lo que le bajamos fue inhabilidad de dos años a uno. Eso sí es demorado. Hacer adecuación de acueducto o un alcantarillado no es demorado.

Daniel Mera afirma en su columna que las fechas del Petronio para 2016 todavía no son de dominio público, ¿eso es falso?

¡Por Dios! Nuestro calendario está completo y él lo sabe. Él está con un grupo llamado Mujeres Pacífico, que antes estaban con el Petronio pero ya no por diferentes razones, y ellos saben que desde enero lanzamos agenda cultural, que se mandó a hacer el año pasado y la distribuimos el 25 de febrero, 50.000 agendas en todo Cali. Y esas tienen el Petronio impreso en agosto desde el 8, cuando empezamos con la parte académica.

Es totalmente falso y estoy segura que lo sabe. Estoy segura de que no está desinformado, porque él ha trabajado con nosotros los tres años anteriores. Si bien él contactó fuentes que ya no están acá, nos hubiera podido llamar a preguntar. Por eso nos extrañó mucho. Él sabe nuestras formas de trabajar.

 ¿Qué es Corpo Petronio, y cómo entra en juego en esta discusión?

Corpo Petronio no existe. Es un sueño de algunas personas que quieren que el festival sea manejado por una corporación privada. El alcalde de Cali aceptó en su campaña revisar el tema. Mi posición es que no podemos tener una corporación sin tener un estudio que nos indique si les lo más conveniente para el festival y cómo debería ser.

El Petronio  leva 20 años como entidad pública, lo hace la Alcaldía a través de la Secretaría de cultura. En 20 años ha habido por lo menos 5 administraciones donde a veces algunos son rojos, azules o verdes y el festival nunca se deja de hacer y cada año ha crecido. Si funciona bien como está, ¿por qué quitarle ese carácter público y que tenga un dueño?. Entonces le decía a alcalde: yo trabajé muchos años en la Cámara de Comercio, y en cada decisión primero se hacía estudio de factibilidad. Creo que en este caso, ese estudio lo debe hacer una universidad como la Nacional, ojalá no una de Cali. Puede ser también la Javeriana. Alguien que entienda del tema y analice si es necesario pasarlo a una corporación privada y que si se hace, que sea como la corporación del festival de Blancos y Negros en Pasto, que funciona muy bien, tiene respeto por las tradiciones, trabaja con artesanos todo el año, no está invadida de marcas o publicidad.

No como el Carnaval de Barranquilla que está invadido de publicidad. ¡El Petronio no! No hay una marca de nadie. Con la plata del Estado protegemos que nadie lo comercialice, que nadie lo manosee, no dejamos que los políticos se suban a la tarima a hacer política. Lo mantenemos puro.

¿De quién es la iniciativa de hacer Corpo Petronio?

Es una iniciativa de la Fundación Color, no de la Alcaldía. Hubo un movimiento durante la campaña por la Alcaldía donde a todos los candidatos les preguntaron si harían Corpo Petronio. Dos dijeron que que sí: Maya y Armitage. Ahora otros dicen que estamos incumpliendo. Pero mi propuesta fue contratar un estudio. En caso de que nos diga que sí es mejor, entonces se hace bien. Solo sé que privatizar el festival no necesariamente será lo mejor.

¿Qué motiva a Daniel Mera a escribir esa columna?

Tristemente creo que hay gente que trabajó aquí, que estuvo en el Petronio, y que siente que perdió ese espacio de visibilidad.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación