Firewatch ha sido nominado a varios premios este año.

‘Firewatch’, el extraño encanto de la naturaleza

Ambientado en un parque nacional estadounidense en la década de los ochenta, este videojuego convierte al jugador en un guardabosques que debe, armado con un mapa y un walkie talkie, resolver un misterio.

2016/11/04

Por Christopher Tibble

No hay humanos, tampoco celulares, ni siquiera un televisor: el parque natural, con sus montes escarpados y senderos color arcilla, se desenvuelve en todas las direcciones. Corre 1989 y Henry, el protagonista, se instala en una vigía forestal, una especie de cabaña en zancos que se descolla sobre la arbolada, con la misión de reportar cualquier indicio de incendio. Henry, a quien el jugador encarna, arriba a su nuevo trabajo deprimido, después de dejar en casa de sus suegros a su esposa, que sufre de alzheimer temprano. Su nueva ocupación, parece, le propiciará el espacio y el silencio necesarios. Pero, cómo no, una serie de sorpresas le aguardan…

Firewatch, desarrollado por Campo Santo y lanzado al mercado en febrero de este año, se ha convertido en uno de los juegos independientes más populares de la temporada, con casi un millón de ventas. Su éxito se debe a varios factores. Está, por ejemplo, su estética: una animación casi infantil y una paleta de colores cálidos que, sobre todo en los atardeceres, hacen de cualquier paseo por el bosque una experiencia agradable. Está su guion: en el transcurso de su estancia, el único contacto humano de Henry es Delilah, otra guardabosques, con quien se comunica por medio de un walkie-talkie constantemente y con quien investiga una serie de extraños sucesos. Y está también su capacidad de inmersión: Henry debe explorar sus inmediaciones con apenas una brújula y un mapa.

Firewatch no es para todo el mundo. Quienes, al encender sus consolas, buscan entretenerse asesinando criaturas intergalácticas o compitiendo contra otros en una pista de carreras o en una cancha de fútbol, quizá no sea el juego ideal. No contiene sobresaltos mayores ni episodios contra el reloj. Se trata, en cambio, de un juego sencillo, que de todas formas logra atrapar al jugador en pocos minutos. Esto se debe, quizá, a que la principal sensación que genera es la extrañeza, a causa de una inusual mezcla entre belleza estética y una latente pero ominosa impresión de que hay algo peligroso escondido entre los árboles.

El juego está disponible en computador, Playstation 4 y Xbox One.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.