Restrepo nació en Antioquia. Crédito: León Darío Peláez.

El arte es transformador

Tras un accidentado comienzo en la administración actual de Bogotá, Juliana Restrepo tomó las riendas del Instituto Distrital de las Artes a finales del año pasado. ¿Qué rumbo va a tomar la entidad? ¿Cuáles serán las innovaciones? ¿Por qué es tan complejo definir el arte para la transformación?

2017/01/25

Por Ana Gutiérrez

En octubre de 2016, Juliana Restrepo fue nombrada la directora de IDARTES, entidad distrital que sirve a toda la ciudad con programas que abarcan todas las expresiones artísticas, desde la danza a la literatura, sirviendo desde la primera infancia hasta la tercera edad. Restrepo es exdirectora del Museo de Arte Moderno de Medellín y de Obra la unidad cultural de Publicaciones Semana. Hablamos con ella para conocer el rumbo que va a tomar la entidad capitalina en 2017.

¿Qué se está haciendo distinto en IDARTES?

IDARTES es una entidad que tiene un equipo de trabajo con gran conocimiento, no solo de las artes sino de las localidades de la ciudad. Mi tarea es articular muchos programas que se estaban desarticulados. Mi sensación es que la entidad fue creciendo --y eso es positivo-- pero al hacer tantas de cosas en las localidades, e insisto en eso porque de verdad estamos por toda la ciudad de diferentes maneras, muchas cosas se veían sueltas. Estamos viendo cómo volvemos a reunir porque es el crecimiento normal de este tipo de entidades: se empiezan a dispersar con el afán de abarcarlo todo. Necesitamos ver desde todos los frentes cómo recoger y reunir para identificar lo que estamos haciendo bien para hacerlo mejor, y lo que estamos haciendo mal para mejorarlo. Para que esos programas que hacemos en todos los rincones de la ciudad tengan mejor sentido vamos a hacer economía de escala en términos de recursos para que no lleguen tres programas distintos a un lugar de la ciudad. Se trata de trabajar juntos.

¿Qué se destaca en el programa de IDARTES de este año?

Cabe decir que se dará continuidad a muchos de los programas que se han vuelto programas insignia no solo de IDARTES sino que ya le pertenecen a la ciudad, como es el caso de los Festivales al Parque y los programas de formación artística para los jóvenes, y todo lo que tiene que ver con experiencias culturales para la primera infancia. Igualmente,  todas las diferentes estrategias para el fomento de las artes para todas las localidades, no solo en los escenarios que tenemos fijos como el Teatro Jorge Eliécer Gaitán o la Media Torta.

Digamos que en 2016 ya hubo ciertas innovaciones en algunos de estos programas pero quiero destacar seis puntos que serán claves:  

  1. Una transformación del programa de formación artísticas del distrito, que es el programa que se conoce como el CLAN. Nació para atender niños y jóvenes en etapa escolar. Desde el año pasado se empezaron a atender distintas poblaciones, incluyendo la población en cárceles, y  este año también se abre a jóvenes que ya no están en etapa escolar y también a adultos mayores. También toca a poblaciones vulnerables, personas con discapacidad como consecuencia de la guerra, afrocolombianos e indígenas en las zonas rurales de la ciudad. Lo que proponemos hacer con la transformación del programa CLAN es llegar a muchos más públicos.
  2. Un nuevo festival infantil y juvenil. Dentro del programa CLAN se venían desarrollando unas paradas artísticas que eran una una muestra final del trabajo de los chicos que habían asistido a los distintos taller . El año pasado se hizo en El Tunal un festival infantil y juvenil de las artes CLAN y vimos que los chicos que se estaban presentando una calidad artística de verdad interesante y queremos darles mayor visibilidad dentro del distrito. Desde ahí nace un nuevo festival infantil y juvenil de las artes del distrito. La idea es ampliarlo hasta los colegios privados, no solo los públicos. Eso va a ser muy interesante porque va a generar un intercambio, va a ser muy enriquecedor para todos los niños.
  3. Un nuevo programa que se llama Idartes Rural. Si bien la entidad ya ha estado trabajando en diferentes zonas rurales del distrito, este año vamos a estructurar y hacer visible para la ciudad el conjunto de propuestas artísticas que existen. Cuando lo hacemos a conciencia podemos fortalecerlo aún más. Vamos a empezar con procesos de formación que en algunos de los casos podrían tener algo de titulación pero van a ser principalmente de formación en las diferentes artes.
  4. Los estímulos del IDARTES en el 2017. El año pasado lanzamos 65 concursos. Este año va haber 86. Eso es un crecimiento del 32%. Tenemos nuevas residencias, quiero destacar la nueva línea de crítica que es muy importante porque en realidad en este país y puntualmente en el distrito, es muy débil la crítica. Hicimos una revisión completa de los estímulos para poder presentar una oferta nueva.
  5. Un complejo para los niños en el Parque Nacional. En este momento tenemos dos espacios en el parque. Uno es el Teatro al Parque, una joya arquitectónica, ha tenido una vocación infantil, se presentan títeres y artes escénicas para niños. Pero si bien ese teatro fue muy importante para ciertas generaciones, los que ahora tiene pequeños no lo conocen. Justo al lado del teatro tenemos el bloque pedagógico, donde se desarrolla el programa de la primera infancia de IDARTES entonces vamos a consolidar un complejo infantil, artístico y público. Vamos a articular mucho mejor todas las actividades que se hacen hoy, tenemos una biblioteca infantil y queremos utilizar el espacio de parque entre los dos edificios para actividades.
  6. Un nuevo programa que se llama Festivales al Barrio. Tenemos los cinco grandes festivales reconocidos y posicionados que vamos a seguir desarrollando, pero los festivales al barrio no pretenden hacer unos mini festivales para llevar a los barrios, es el ejercicio inverso. Los festivales que han venido posicionando en los barrios, por ejemplo los de hip hop, hacen una labor muy importante y el valor no es solo en lo artístico sino en su aporte a la comunidad. Lo que queremos hacer es abrir una invitación a que presenten los festivales, que tengan una o dos ediciones, y nosotros vamos a mejorar sus capacidades con un apoyo en dinero. Además tenemos un apoyo técnico para garantizar la condiciones, para ir formando y profesionalizando. Para los que estan mas constituidos, que ya tiendo una corporación o fundación que los apoyo ya esta el programa de apoyos concertados con una línea de festivales. hay una cantidad de colectivos en la ciudad que hacen festivales pero no están constituidos, ni se piensa constituir peor tiene alguien que los representa y van a poder participar y les ponemos un pequeño apellido, hacerlos parte de una red de festivales al barrio.

¿Cuáles son los grandes retos de este año?

El gran reto del programa CLAN. Pues todos son enormes, son grandes retos. El tema de CLAN de formación artística de niños y jóvenes es que se debería ir reinventando conforme a las necesidades de toda la población del distrito. El programa tiene el 30% del presupuesto del IDARTES. Lo que queremos es convertirlo en un programa de formación artística que se un ejemplo para toda Latinoamérica, que la gente quiera venir a ver que estamos haciendo. Hoy en día podemos dar cifras que tenemos pero hace falta evaluar la calidad pedagógica del programa para poderlo justificar y decir que de verdad es un programa que vale la pena. Se hace en alianza con la Secretaría de Educación y desde ahí hay una consciencia sobre la importancia que tiene la formación artística en la formación integral de los niños y jóvenes del distrito.

¿Cómo los afecta el panorama político actual, tanto en Colombia como el mundo en general?

Eso sí es un gran reto. Desde el año pasado el IDARTES había planteado tres líneas estratégicas: arte para la transformación, emprendimiento en industrias culturales y creativas, y arte ciencia y tecnología. Las dos últimas se vieron muy claras en 2016 y se han ido consolidando programas. Pero la línea de arte para la transformación en el 2016, a mi sentir, fue un poco confusa. No se si era por el frenesí que producen estos tiempos que uno piensa que se tiene que inventar proyectos. Mi reflexión es que arte para la transformación es nuestra línea transversal desde siempre y para siempre. De alguna manera es lo que hacemos. Entonces como equipo tenemos que identificar cuales pueden ser eso puntos de quiebre porque nosotros tenemos que entender de verdad cual es el papel que tiene lo que hacemos, ni siquiera en cuanto a la transformación social sino en el momento histórico en el que estamos. No es lo mismo el IDARTES que se fundó en el 2011 al de ahora, a la luz de la realidad colombiana y la realidad mundial.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.