Lunes de Ciudad en Medellín. Foto cortesía Teatro Pablo Tobón Uribe.

¿Cómo cambiar una ciudad?

Once ciudades colombianas y seis extranjeras realizan Lunes de Ciudad, un encuentro que permite que los habitantes, la academia y el sector público conversen directamente.

2018/02/13

Por Laura Ospina

La noche caía en Cartagena. Eran las seis de la tarde y 50 personas, 20 hombres y 30 mujeres, se reunían, el lunes 12 de febrero, para hablar sobre la violencia de género. Las dos horas de conversación entre cinco panelistas de distintas disciplinas y un público activo constituyeron el primer encuentro del año de Lunes de Ciudad en la capital costera. Ese mismo día, 45 personas y cinco conferencistas se juntaron en Lyon, Francia, para hablar sobre ecomovilidad en el marco de Lundi des Citoyens: fue un encuentro de 50 minutos en los que cada invitado compartió su perspectiva del tema y una hora para que el público preguntara y debatiera. Estas dos ciudades hacen parte de las 17 que han adoptado un proyecto que busca volver a conectar a las personas con los lugares que habitan.

Lunes de Ciudad nació en Medellín hace cinco años. En 2013 el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) –la ruta de desarrollo urbano de la ciudad para los siguientes 15 años– empezaba a trazarse. La Ciudad Verde, una red de personas que trabajan para promover ciudades y regiones sostenibles a nivel de políticas públicas en algunas ciudades de Colombia, Ecuador y México, lideró la creación de estos encuentros, y fue justo ‘POT para dummies’ el nombre del primer Lunes de Ciudad de la historia, que se realizó en el Teatro Pablo Tobón Uribe. Desde entonces ha llegado a una variedad de ciudades y continentes. Lunes de Ciudad es un proyecto ciudadano, al igual que La Ciudad Verde, dirigido por un conjunto de nuevos liderazgos que florecen a partir de la apropiación que sienten los voluntarios y líderes de las problematicas que aquejan sus respectivas ciudades.

Lunes de Ciudad. Foto cortesía Teatro Pablo Tobón Uribe.

“A los primeros Lunes de Ciudad venía muy poquita gente. A veces teníamos invitados de muy alto nivel y venía una sola persona. Pero mantener el espacio cada semana a la misma hora y en el mismo lugar ha hecho que muchas personas participen permanentemente. Ahora se congregan alrededor de 400 personas en estos encuentros. Siendo conscientes de la cantidad de barreras técnicas que existen para que los ciudadanos del común participen en los debates de ciudad, y la falta de espacios de conversación entre gobernantes y ciudadanos, Lunes de Ciudad ha permitido que muchos se informen sobre lo que está pasando en sus ciudades y que hagan propuestas constructivas ante los principales retos del lugar que habitan. En Medellín, por ejemplo, se consolidaron varias movilizaciones ciudadanas que permitieron actuar frente a algunos de los temas del POT”, contó Maira Duque, coordinadora de Lunes de Ciudad en la capital de Antioquia.

Actualmente, Lunes de Ciudad se lleva a cabo en Medellín, Rionegro, Cali, Quibdó, Cartagena, Cúcuta, Bogotá y Villavicencio. Este año llegará a Envigado, Santa Fe de Antioquia y Pereira. Pero el movimiento ciudadano no solo se desarrolla en Colombia. Ciudad de México y Villahermosa en México, Quito e Ibarra en Ecuador y París, Grenoble y Lyon en Francia, también hacen estos encuentros.

La periodicidad del encuentro cambia según la capacidad del equipo base y a las dinámicas propias de cada ciudad. En Francia, al igual que en Medellín, el evento se realiza cada lunes, mientras que en Cali se reúnen el último lunes de cada mes y en Cartagena lo hacen cada dos semanas. También varían las temáticas y las reacciones de la gente.

“En Cali todavía tenemos unas deudas con la ciudadanía. Necesitamos lograr tejer una red de colaboración de las personas y articular a otro tipo de actores en la discusión. Nuestro reto a partir de Lunes de Ciudad es que los asistentes actúen frente a las problemáticas y no solo asistan a los conversatorios. Es complejo posibilitar que la ciudadanía forme grupos de trabajo para construir una red que participe activamente y realice acciones frente a los temas que presentamos en el encuentro. Quizá sea porque solo desde 2014 hacemos los Lunes de Ciudad, o porque todavía no se ha consolidado respaldo de grupos de investigación y activistas, como sí ha pasado en Medellín”, comentó John Fredy Bustos López, dinamizador local del proyecto en Cali.

Tal como dice Bustos, los efectos de estos conversatorios en Medellín han calado de forma distinta en la ciudadanía. “Este espacio ha servido como plataforma de discusión, de creación de propuestas e ideación de acciones simbólicas de grupos ciudadanos que luego han creado movimientos aquí en la ciudad como Ciudadanos por el Aire –que fue impulso para el Pacto por el Aire en Medellín– o No Matarás. Hay varios espacios de conversación como Concervezatorio o Las Guamas, que también han sido plataforma para estos grupos. Es un momento permanente de encuentro y debate. Alrededor de Lunes de Ciudad se ha ido fortaleciendo una red de organizaciones ciudadanas que trabajan juntas en diferentes temas y escenarios, y una red de aliados en la que hay líderes de opinión, tomadores de decisión y medios de comunicación, que hacen eco a los debates que suceden allí”, contó Maira Duque.

Sobre ello, David Pérez Arias, voluntario del colectivo No Matarás explica que el problema de las ciudades la desinformación, pero iniciativas como Lunes de Ciudad le da a la ciudadanía la posibilidad de ser más activa. "Que sepan cómo actuar frente a las situaciones cotidianas es la mejor muestra de que un espacio como Lunes de Ciudad está creciendo. No Matarás, el Pacto por el Aire y todos estos temas sobre espacio público son cosas que han surgido desde los encuentros de Lunes de Ciudad, y que luego, con acciones de grupos ciudadanos, se materializan en políticas públicas. No Matarás se gesta cuando se empieza a hablar sobre el aumento de las tasas de homicidio en Medellín, y es en Lunes de Ciudad donde el debate se da en términos políticos y académicos. Luego, en el Conservezatorio se logra un vínculo entre las personas y la necesidad colectiva de hacer algo. Así, si bien Lunes de Ciudad no nos integra, sí nos facilita: nacemos desde ese encuentro y luego cada movimiento sigue su camino”.

Juliana Gutierrez,  académica y codirectora de Low Carbon City, una comunidad global de personas que cocrean soluciones para encarar el cambio climático, opinó que Lunes de Ciudad ha contribuido a que, de alguna manera, las decisiones de interés público se tomen teniendo en cuenta la voz de los diversos actores de la sociedad. “Low Carbon City, en compañía de otras entidades, puso en la agenda pública un manifiesto por ciudades sostenibles que fuera tanto entendido como explicado por los niños en Medellín. Gracias a esto, los tomadores de decisiones tuvieron en cuenta el manifiesto para la creación de políticas públicas. Este es un verdadero ejercicio de participación que invita a la crítica, a reflexionar y a ser un ciudadano consciente”, comentó ella.

Así, cada Lunes de Ciudad, sin importar donde se celebre, representa la posibilidad para que alguien que no está relacionado con las problemáticas locales, pueda no solo enterarse sino actuar frente a ello. Una conversación colectiva funciona como un escenario pacífico donde la palabra logra, después de tantos años silenciada por la violencia, ser el mediador de las diferencias y el impulso para las acciones. Lunes de Ciudad termina siendo la muestra de que un espacio disruptivo, que nace de la inquietud de la gente, que se lleva a cabo en la calle, y que se da a través del lenguaje y los actos simbólicos, impacta en la realidad de toda una población.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación