Jairo Pinilla / Foto: Elizabeth Jiménez de El Espectador

Los 10 mandamientos de Jairo Pinilla

Jairo Pinilla es el padre del cine suspenso y ciencia ficción en Colombia. Sus películas '27 Horas con la muerte' y 'Funeral siniestro' fueron verdaderos éxitos de taquilla en las décadas del setenta y ochenta. Estas son sus 10 reglas de oro para nuevos realizadores.

2016/05/13

  1. Si quiere hacer una película de terror o de suspenso, primero investigue cuáles son los miedos actuales. Piense cuáles son las fuerzas que operan en la gente. Hoy podría ser la droga y sus terribles efectos, también podría ser la miedosa influencia que internet está ejerciendo sobre las personas.
  1. Hay que escribir una buena historia. Ojalá basada en hechos reales y con motivaciones reales, el guion es fundamental y parece que a los nuevos directores de cine se les olvida eso por estar pendiente de las cámaras y los juguetes tecnológicos.
  1. Elige muy bien a los actores. No es llamar al que paga el trago o a la vieja que me gusta para darle un papel. Tiene que ser el tipo con el ojo torcido tal como uno lo escribió en el guion y no parar hasta encontrarlo.
  1. Lo mismo pasa con las locaciones. Si no son como uno se las imaginó desde el guion, no se puede filmar ahí. Los espacios aportan gran parte de la magia y si no la tienen, no pasa nada.
  1. El título es muy importante. ¿Quién se mete a ver una película que se llame ‘El chip’?...Hay que pensar en nombres con algo sugestivo y ojalá macabro.
  1. No abusar de los efectos especiales. Ahora los muchachos hacen todo desde sus programas de edición y eso le ha quitado mucho realismo a las películas. En Triángulo de oro por ejemplo, yo necesitaba que una piedra generara una especie de radiación mortífera, pues me tocó hacerlo en stop-motion, cuadro por cuadro, hasta lograr el efecto de la piedra transformándose. Es muchísimo trabajo pero el resultado es otro. Más real.
  1. Hay que dejar en paz a los monstruos. Creo que hoy sería más interesante pensar en los demonios internos y psicológicos que habitan las cabezas de todos nosotros. Por favor dejen en paz a los hombres lobos, a los “frankenstein” y sobre todo -no entiendo cuál es la moda- ¡A los vampiros!
  1. Darle mucha importancia al sonido. Es una de las cosas más difíciles de hacer y más ahora, que hay sonido envolvente e “incredible surround”. Si el sonido no está bien hecho, se tira la película. El sonido logra un 70% de la motivación de la película y si no se logra, es un fracaso...
  1. Hay que lograr el clímax. En una película, todo lo que sucede tiene que llegar a un punto muy intenso, en el que uno no sabe qué va a suceder a continuación. Es blanco o negro, se salvó o se murió pero por una razón.
  1. Más difícil aún es lograr un buen final. Tú puedes hacer lo que se te de la gana, matar a todo el mundo, explotar bombas y edificios… pero si al final, luego de todo ese esfuerzo el desenlace es flojo, se tira lo que el espectador vio antes. Y al contrario, con un buen final, el espectador hasta perdona las pendejadas que vio antes. Yo le pongo tanto cuidado al final, que es lo primero que escribo de una película y puedo gastarme uno o dos años, construyéndolo. El resto viene por añadidura.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com