Urban, de Circolombia se presentará en Bogotá en octubre.

Circo contra la marginación

Felicity Simpson, directora de Circo para todos y Circolombia, estará en el congreso ISPA que arranca el 7 de abril en Bogotá. Ha hecho de las artes circenses una opción de vida para jóvenes vulnerables que le han dado la vuelta al mundo con espectáculos de primer nivel.

2014/04/04

Por RevistaArcadia.com

Felicity Simpson habla en un español singular que delata su origen británico y que lo aprendió en España y Brasil. En 1984 conoció al actor bugueño Héctor Fabio Cobo. Juntos soñaron con crear una escuela de circo específicamente destinada a niños vulnerables -"a jóvenes en entornos sociales difíciles"-, para crear una opción más de vida.

Crearon una universidad circense con vocación social que devendría en la Fundación Circo Para Todos en Cali. Empezaron en el distrito de Aguablanca dictando talleres comunitarios a jóvenes con problemas de drogadicción. “Pero eran proyectos corotos y nos dimos cuenta de que los proyectos a corto plazo terminan haciendo más mal que bien” – asegura y explica: “entonces quisimos trabajar con la misma población de niños que no tenían un panorama claro, o que no van a la escuela o que no tienen muchas opciones y quieren dedicarse a algo pero en proyectos a largo plazo”.

En 1997 se inauguró la Escuela Nacional Circo Para Todos Colombia, que ha graduado a 101 profesionales del circo en el país. Simpson se emociona cuando cuenta que hoy todos trabajan activamente en su profesión y ocho de ellos “ya han comprado casa”. Y entrar a la Escuela no es fácil: se presentan 300 aspirantes y solo entran 25, que empiezan una formación profesional de cuatro años de duración.

Paralelamente a la Escuela, siguieron haciendo los talleres comunitarios, por los que han pasado más de cinco mil niño. “Los talleres ofrecen posibilidades extraordinarias. Son una excelente forma de emplear el tiempo: canalizan la energía y los chicos son menos agresivos”. Simpson muestra una vitalidad desbordante: aplaude, ríe, hace sonidos y gestos explicativos. Asegura que nunca ha tenido problemas trabajando con estas comunidades. “¡Son niños! Son energéticos y son felices. El único problema que yo veo es que no hay mucha oferta y no hay mucha igualdad. A mí me gusta más trabajar con los niños de Colombia que con los niños ingleses o franceses, es gente preciosa y maravillosa para trabajar”.

Los talleres comunitarios se hacen con niños desde los 10 años, mientras que la Escuela recibe alumnos de los 12 a los 18 que deben además estar estudiando. Simpson se inspiró en el modelo de las escuelas de fútbol en Brasil. “Tenía que crear un sistema que me ayudara a proteger a los alumnos que terminaban la carrera” – por lo que miró a Brasil donde en los clubes de fútbol los niños se comprometen por dos años después de que salgan del club, para que los alumnos hagan una retribución con una parte de su sueldo a la escuela.

Así, quienes completan su formación de cuatro años, al salir, deben dar un 30% de su sueldo el primer año y el segundo año 20%. “Además establecimos convenios para que los chicos puedan viajar con visas de trabajo y no de turismo, y logramos establecer una buena base salarial a nivel internacional. Lo hicimos como una forma eficaz de proteger a nuestros egresados”.

En 20 años es mucho lo que ha cambiado en el panorama de las artes circenses en el país. “El circo en Colombia es cada vez más reconocido, ha aumentado el apoyo desde el Ministerio que hace laboratorios, apoya a la escuela, y crearon la ley de Espectáculos que fue un gran logro”.

En 2006 empezó a funcionar Circolombia, una agencia internacional con base en Londres que ha creado espectáculos circenses que han dado la vuelta al mundo: se han presentado en Japón, Taiwan, Australia, Estados Unidos (“¡solo nos falta África!”). Aunque parece increíble nunca este año se presentarán por primera vez en el país. “”Es una locura hemos estado en Hamburgo, Alemania y nunca aquí”. Durante dos semana presentarán su especáctulo Urban - que ha sido elogiado en Australa, Inglaterra y Escocia- en el Teatro Colón de Bogotá-

ISPA

Felicity Simpson es una de las invitadas al Congreso ISPA que empieza el 7 de abril en Bogotá.

Estará en la sesión dedicada al impacto social de las artes, junto a Claudia toni, Ahmad Nasser (del Instituto Nacional de Música de Afganistán) y Álvaro Restrepo. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación