Andrés Felipe Solano (izquierda) en Ulibro

Una vida multiforme

Andrés Felipe Solano, cronista y novelista, hizo un repaso de su carrera literaria en la Feria del Libro de Bucaramanga. Entre otras cosas contó que en los últimos años tuvo una pequeña incursión en el cine y que espera que este año salga un libro de no ficción sobre su vida en Corea del Sur.

2014/08/29

Por Ricardo Castro

Andrés Felipe Solano (Bogotá, 1977), quien ganó el premio de la FNPI por su crónica sobre vivir medio año con el salario mínimo, y que fue escogido por la revista Granta como uno de los mejores novelistas jóvenes en 2010, iba a estudiar arquitectura.

De hecho, alcanzó a cursar un par de meses de esa carrera cuando le llegó la citación para prestar el servicio militar. Al terminar, no le fue difícil cambiar de idea y escoger la literatura"porque era carrera que ofrecía la posibilidad de leer que era lo único que realmente me interesaba". Hizo su tesis de grado sobre la obra del escritor norteamericano Raymond Carver, bajo el tutelaje de la escritora Piedad Bonnett. De su mano, también fue a dar a la revista Cromos que buscaba un redactor. Así empezó su carrera en el periodismo, antes de terminar la universidad. 

"No quería volver a estar en un salón de clase" dijo Solano en su conversación con Javier Sandoval. Después de un par de años pasó a ser editor en la revista SoHo y fue ahí donde surgió la crónica (Seis meses con el salario mínimo, que le valió el premio de la FNPI) que volvería a cambiar el rumbo de su vida. "Después de esa experiencia decidí que no quería volver a ser periodista de planta, atado a una sala de redacción, nunca más. Y asumir esa decisión y sus consecuencias" ¿Cuáles? "Inestabilidad económica".

Así, después de más de seis años como periodista de tiempo completo, Solano paso a dedicar su tiempo a la escritura freelance -para Gatopardo, Rolling Stone, Rio Grande-, y a la escritura de su segunda novela Los hermanos Cuervo.

Se casó y se fue a vivir a Corea del Sur. Allá, además de escribir crónicas y perfiles para varios medios de hispanoamérica, ha trabajado como lector de noticias en español para la agencia estatal de noticias, e incluso, tuvo un corto papel en una película, en la que tenía una escena en que violaba a una joven. "Hace poco estrenaron la película en un Festival"-contó-, pero no quise ir al estreno. No soy capaz de verme en una pantalla gigante violando a una chica".

Solano adelantó que espera publicar este año un libro de no-ficción sobre sus años en Corea. Y que lleva un par de años pensando en su siguiente novela, que tendría como protagonistas a un ex militar colombiano, que participó en la guerra de Corea, y un profesor de Taekwondo coreano que vivió en Colombia. Para escribirla irá a una residencia para escritores en Corea. "Una especie de retiro espiritual. No tendré internet y estaré completamente desconectado, solo con mis notas".

Para que lea
(artículos de Andrés Felipe Solano en Arcadia)
No hay fuego en el 23: En donde recorre Cali de la mano de ¡Qué viva la música! de Andrés Caicedo.

Ha muerto un hombre duro: En donde recuerda la vida del escritor Norman Mailer. 


Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com