El Museo Británico realizará en octubre una exposición en torno al oro de El Dorado.

Los tesoros de El Dorado se tomarán el Museo Británico

El museo londinense prepara una exposición sobre El Dorado que contará con cientos de objetos y explorará la verdad detrás de la leyenda de la ciudad que motivó algunas de las búsquedas de tesoros más infructuosas de la historia.

2013/07/04

Por RevistaArcadia.com

La leyenda de El Dorado motivó algunas de las más grandes empresas caza-tesoros de la historia. Cientos de exploradores europeos se embarcaron en inciertas campañas en busca de un supuesto tesoro que estaría enterrado en las inmediaciones de la laguna de Guatavita, cerca a Bogotá.

En octubre, el Museo Británico analizará la verdad y la leyenda sobre El Dorado en una exposición que reunirá cientos de piezas e incluirá más de 300 objetos que viajarán en préstamo del Museo del Oro para la exposición Más allá de El Dorado: poder y oro en la antigua Colombia.

"Se trata de que la gente descubra qué significa realmente El Dorado y vea que no se trata de una ciudad, sino que es en realidad una ceremonia", explicó a EFE la responsable de la muestra, Elisenda Vila Llonch.

El mito de El Dorado empezó con algunas de las primeras crónicas de conquistadores que causaban asombro y despertaban fantasías lucrativas en la corte de Madrid donde daban pie a que se especulara sobre las riquezas que estarían ocultas en los territorios de lo que hoy es Colombia.

Pero los españoles, primero, y luego los ingleses no entendieron el significado del oro para los indígenas que habitaban estas tierras. "Realmente no entendieron lo que significaba. El oro era utilizado en rituales concretos por las elites sociales, pero los cronistas lo exageraron y llegó a parecer que El Dorado era una ciudad construida en oro", explicó Vila Llonch, quien agregó que durante años se creyeron que existía una ciudad perdida en la que los objetos de uso cotidiano eran de oro. La lista de exploradores que buscó dicha ciudad es grande e incluyó al explorador británico Sir Walter Raleigh.

Líderes indígenas eran los portadores del oro, que era entendido como un elemento indispensable para conectar el mundo terrenal con el espiritual. Para contar con el favor de los dioses, los líderes cubrían sus cuerpos con piezas de oro y se lanzaban al río Guatavita. El oro se dejaba dentro del agua a manera de ofrenda espiritual antes de que concluyera el protocolo y continuara la vida en la tierra.

"Por eso se han encontrado tantas piezas en las excavaciones alrededor del río y por eso el interés por continuar investigando allí. Sin embargo, la mayoría de los objetos encontrados son cerámica y textiles, más allá del oro", aseguró Vila Llonch.

Entre los objetos que se exhibirán en el Museo Británico destaca un casco de guerrero del año 500 a.C., o un Poporo Quimbaya (foto), que era  utilizado para el mambeo de hojas de coca durante las ceremonias religiosas, que data del 600 d.C. También habrá máscaras hechas para las momias y distintos adornos que muestran figuras humanas que se transforman en jaguares, águilas y otros animales.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.