Martín Solares, autor de 'El planeta Cloralex'.

Martín Solares: entre los libros y la luna

2014/02/26

Por RevistaArcadia.com

A los libros llegué a través de los dibujos y la Luna. Empecé por los cómics y cuando creí que ya conocía suficientes palabras para leer algo sin ilustraciones pedí un libro hecho exclusivamente de palabras. Mi madre me mostró unas novelas de Julio Verne. Solo por primera vez ante las palabras, elegí De la tierra a la luna, porque a la Luna sí la conocía y no sabía quiénes eran los hijos del capitán Grant. Fue como si me hubieran regalado un telescopio que apuntara hacia un mundo secreto y, por la magia de las palabras, esos seres revivían su historia ante mí. O mejor dicho: me permitían vivirla con ellos. Cuando salí de mi cuarto tenía ganas de hablar de los personajes como si fueran más reales que los vecinos y de la novela de Verne como si yo mismo hubiese vivido en la Luna. Ese verano conocí al capitán Nemo y a Miguel Strogoff, a Phileas Fogg y a un trío de seres muy cursis que buscaban observar el rayo verde por motivos diversos mas ninguno lo ve. Seguí con Emilio Salgari, algo de Stevenson y de Alejandro Dumas padre y todo lo que pude hallar de Mark Twain –me enamoré de Becky Thatcher, por supuesto–, y en una distracción memorable entendí que nos habían dejado leer la Ilíada, así que la exploré de un tirón: por primera vez tuve que leer junto a un diccionario y descubrí cuánto ayudan esos instrumentos a ver con mayor claridad. Desde entonces cada vez que las cosas se vuelven meros dibujitos sin gracia o borradores grotescos corro a una biblioteca o a una librería. Estoy convencido de que todos deberíamos empezar por leer algo de Julio Verne o de Italo Calvino –El barón rampante o Las cosmicómicas, por poner un par de ejemplos. En todo caso, algo que nos eleve un poco y nos permita elegir entre la Tierra y la Luna, entre la vida de todos los días o la otra, donde se vive mejor.


Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com