Michael Moore nació en Flint, Michigan, en 1954.

Michael Moore invade Europa en nombre de Estados Unidos

Ya está en Netflix la penúltima película del documentalista liberal Michael Moore, un interesante elogio a las políticas izquierdistas de Europa en tiempos de Donald Trump y los avances de la extrema derecha en el viejo continente.

2017/01/06

Por RevistaArcadia.com

En numerosas ocasiones, el documentalista Michael Moore ha recurrido al humor -al absurdo- para criticar las políticas tanto domésticas como internacionales de su país. Si en en Sicko (2007) la víctima de sus ataques fue el sistema de salud en Estados Unidos y en Capitalism: A Love Story (2009) fue la mentalidad de casino del neoliberalismo, ahora se puede ver en Netflix su penúltimo trabajo, Where to Invade Next (2015), en el que critica con acidez a toda una sarta de políticas de Washington que parecen existir en detrimento de los intereses de la población, como la falta de licencias de maternidad remunerada o de vacaciones pagas obligatorias.

No parece una coincidencia que, en vísperas de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, el servicio de streaming haya incluido entre sus títulos a este documental, una especie de elogio a algunas medidas izquierdistas que han acogido varios países europeos en décadas recientes. Pues Where to Invade Next tiene como hilo conductor una tesis en apariencia sencilla: que si los ciudadanos pagan un poco más de impuestos a su gobierno, a la larga gastarán mucho menos dinero, pues se eliminarían sus principales fuentes de gastos (como salud, educación, comida saludable, entre otros) porque los recibirán de manera gratuita.

Así, con mordacidad, Moore se embarca en un viaje por Europa con el fin de “conquistar” algunas de las políticas izquierdistas europeas en nombre de Estados Unidos. El documentalista inicia su periplo en Italia, donde explora los beneficios de las vacaciones pagas obligatorias, luego se dirige a Francia para examinar la comida que reciben los niños en los colegios públicos y un poco más adelante recae en Finlandia, donde se entera de los secretos que convirtieron al país escandinavo en un líder en la educación de menores. Ahí no se detiene: visita Portugal para conocer los beneficios de la descriminalización de algunas drogas y viaja a Noruega para conocer su impresionante sistema penitenciario, donde incluso en las prisiones de máxima seguridad los presos tienen llaves de sus cuartos.

Después de un turbulento 2016, y en un mundo que pareciera adentrarse cada vez más en lo que el teórico cultural llama populismo autoritario (piénsese en los escuadrones de muerte del presidente de Filipinas Rodrigo Duterte o en la creciente popularidad de los partidos de extrema derecha en Europa), el documental de Moore funciona como un un resquicio de luz que permite entrever los beneficios puntuales de una serie de medidas en las que prima la dignidad humana, y no el incentivo monetario.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.