David Frost y Richard Nixon conversaron durante casi 30 horas.

El hombre que acorraló a un avergonzado Richard Nixon

El legendario periodista británico David Frost, cuya muerte fue anunciada el domingo, es recordado por su estilo único a la hora de entrevistar a las grandes figuras de la política internacional.

2013/09/02

;
BBC



Sin embargo, una en particular lo catapultó a la fama: la entrevista con el expresidente de Estados Unidos Richard Nixon.

La familia de Frost anunció que el legendario entrevistador de 74 años había muerto de un ataque al corazón cuando viajaba en un crucero.

Casi de inmediato, medios de comunicación evocaron algunos de los momentos más emblemáticos de los 50 años de periodista frente a las cámaras.

Se trató de una exitosa carrera que combinó el periodismo inquisidor, la sátira y la presentación televisiva.

Un momento, sin embargo, ha monopolizado los recuerdos sobre Frost.

Ocurrió en 1977. El periodista estaba sentado frente a quien -tres años antes- había sido el presidente de Estados Unidos.

Acorralado

Richard Nixon había tenido que renunciar tras el escándalo de Watergate, cuando se hizo evidente que no sólo había ordenado espiar a sus adversarios políticos, sino que se había esforzado por obstaculizar la investigación judicial que intentaba esclarecer los hechos.

En una serie de entrevistas con el exmandatario sobre su vida y Watergate, Frost estuvo muy cerca de sacarle una disculpa a Nixon por su participación en el escándalo.

"Pienso que la gente necesita oírla (una disculpa) y creo que al menos que usted lo haga, eso lo estará persiguiendo por el resto de su vida", le dijo Frost a Nixon.

Éste bajó la mirada y respondió: "Decepcioné a mis amigos, decepcioné al país. Desilusioné nuestro sistema de gobierno y los sueños de todos esos jóvenes que querían formar parte de él, pero que piensan que todo está demasiado corrupto y el resto (...) Tengo que llevar esa carga por el resto de mi vida. Mi carrera política está acabada".

Frost conversó con Nixon por casi 30 horas y las entrevistas fueron vistas por casi 45 millones de personas. Sus conversaciones se convirtieron en un guión para teatro y después en una película: "Nixon/Frost" ("El desafío. Frost contra Nixon").

"Nixon no pensó que (Frost) sería un entrevistador de los pesos pesados, sino que sería una entrevista en la que él iba a tener la oportunidad de expresar lo que quería, su punto de vista, cambiar su imagen después del escándalo de Watergate. Pero no fue así ¿subestimar a David Frost? Ni te atrevas", dijo en conversación con la BBC Michael Sheen, quien interpreta a Frost en el filme.

En el diccionario

Frost, quien nació en Kent (sureste de Inglaterra) y estudió en la Universidad de Cambridge, fue una de las primeras personas que se volvió famosa sólo por aparecer en la televisión.

En el diccionario de citas modernas en inglés aparece la popular frase con la que iniciaba sus programas: "Hello, good evening and welcome" ("Hola, buenas noches y bienvenido").

El periodista también incursionó en la televisión estadounidense con un programa de entrevistas en las que aparecieron figuras como el escritor Truman Capote.

A lo largo de su carrera, Frost entrevistó a líderes mundiales como Yasser Arafat, Benazir Bhutto, Mijaíl Gorbachov, Vladimir Putin, Nelson Mandela, Tony Blair, Muhammad Alí y a todos los presidentes de Estados Unidos, desde Nixon hasta George W. Bush.

Al expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, le preguntó que si había amado a la becaria Mónica Lewinsky, cuya relación desató una tormenta en su gobierno.

"No y no creo que se tratara de eso, ni que ella sintiera eso. Pero la apreciaba mucho", dijo Clinton.

A la "Dama de Hierro", Margaret Thatcher, logró importunarla tras preguntarle por el hundimiento del buque argentino Belgrano en la guerra de las Malvinas/Falklands en 1982.


La historia

Frost fue capaz de sacar respuestas que nadie más podía obtener.

"Fue una de esas personas con las cuales podías contar las historia de los últimos 50 años por la gente que conoció, entrevistó y por los programas que hizo", comentó el director general de la BBC, Tony Hall.

"De la sátira pasando por la comedia llegando a las grandes entrevistas políticas, por más de cincuenta años, (Frost) nos llevó la historia del mundo en el que vivimos. Ese es el legado de este hombre", añadió Hall.

Barney Jones, quien durante diez años fue editor de Frost en el programa de la BBC "Breakfast with Frost" ("Desayuno con Frost"), lo recuerda no sólo como un amigo, sino como un colega.

"David amaba la radiodifusión y la ejerció brillantemente por más de 50 años (…) Lo extrañaremos enormemente", dijo Jones.

En 2006, Frost se unió a la cadena de televisión árabe Al Jazeera, en la que presentaba un programa de entrevistas. Entre sus entrevistados estuvo el bailarín cubano Carlos Acosta.

Andrew Marr, uno de los periodistas y presentadores de la BBC, exaltó el aporte de Frost a la radiodifusión británica.

"Él cambió todo el estilo de las entrevistas políticas (…) Pienso que hoy en día, hay dos tipos de entrevistadores políticos: los que aprendieron de David Frost y los entrevistadores de segunda clase", afirmó Marr.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.