Jorge Olave

Muere el escultor Jorge Olave

Reconocido por sus obras en el centro de Bogotá, el escultor bogotano, creador de las reconocidas figuras en los techos de la zona histórica de Bogotá, murió el 30 de septiembre por un presunto asesinato según denunció su hija, Laura Olave.

2013/10/01

"Mi padre fue asesinado. Según el certamen de Medicina Legal, fue una muerte violenta, alguien ingresó a su casa, le robaron algunos objetos y lo agredió", dijo la hija del artista en una entrevista con Caracol Radio.

Según afirmó, las autoridades todavía investigan las causas de la muerte de su padre, quien perdió la vida a los 60 años de edad.

El escultor y gestor de proyectos culturales en la capital colombiana también esculpió "La sombra de Silva", en homenaje al poeta José Asunción Silva, que reposa en la Casa de Poesía Silva.

El artista utilizó muchas calles y paredes como galería desde 1996, entre las que se destacan dos figuras representativas en la Candelaria como el pescador hecho hace 15 años con materiales de vidrio y resina y el embolador que camina sobre un suelo imaginario en la calle del Embudo, cerca de la Plaza del Chorro de Quevedo.

Fueron muchos los proyectos en Bogotá y fuera del país los que el escultor tenía planeado como el proyecto "Corredor cultural de la galería nocturna" con la Alcaldía de Chapinero y un proyecto con la Gobernación de Choachí.

El legado y el trabajo urbano que deja Jorge Olave en los ciudadanos fue "que la gente tuviera una sensibilización al arte, que toda la comunidad estuviera involucrada y saliera beneficiada", según Laura Olave.

Jorge Olave irrumpe en el arte nacional a mediados de los 90,  su primer proyecto lo  desarrolló en el barrio La Candelaria e involucró nueve cuadras del sector en las que instala 30 esculturas tamaño natural en balcones, techos y ventanas. Estas esculturas, realizadas a partir de personas reales seleccionadas al azar, involucró a los propietarios y habitantes de las viviendas, integrandolos en un proyecto de arte participativo. El éxito de esta primera etapa fue amplificado paulatinamente y hoy encontrarmos su obra en sitios como la Plaza de Bolivar, el Parque Poliderportivo el Salitre, la Plaza del Chorro de Quevedo, o el Ecoparque de Sierra Morena en Ciudad Bolivar.

Su trabajo escultórico, ha elaborado junto con la comunidad, proyectos murales en el sector de Bellavista y Nueva Jerusalén, así como los graffitis La Sombra del Poeta en homenaje al centenario de José Asunción Silva y el proyecto de Arte Participativo Pintura Cinética Mural, en el que utilizó las fachadas y culatas de edificaciones en un barrio de Ciudad Bolivar trabajando con las asociaciones comunitarias, vecinos y propietarios, convirtiendo la obra en un evento popular. Un aspecto importante para destacar en este proceso ha sido la gestión alcanzada, que ha convocado a instituciones públicas, privadas, universitarias, culturales y medios de comunicación. Su obra se encuentra además en colecciones de México, Francia, Canadá, Estados Unidos, El Salvador, Venezuela y Alemania; así lo recuerda Carlos Fernando Guerrero, Curador de la obra de Olave, en ColArte.



¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.