Óscar Collazos

Murió Óscar Collazos

El escritor y columnista del diario El Tiempo murió tras una semana en estado delicado de salud.

2015/05/17

Por RevistaArcadia

 

Óscar Collazos, quien en 2003 y 2004 recibió el Premio Simón Bolívar a “Mejor columna de opinión”, se encontraba en un delicado estado de salud debido a una  esclerosis lateral amiotrófica (ELA) diagnosticada en agosto del año pasado.

Collazos nació en Bahía Solano, Chocó, el 29 de agosto de 1942, y pasó la mayor parte de su infancia allí. Durante su adolescencia se mudó a Buenaventura, Valle del Cauca, y luego a Bogotá para estudiar Sociología en la Universidad Nacional.

En 1968, el escritor viajó a Europa por primera vez y vivió de manera personal los acontecimientos de mayo ’68 en la ciudad de París, donde además continuó con la escritura de su novela Los días de la paciencia (1976). Años más tarde, tras su regreso a Colombia, el escritor fue columnista del periódico La Prensa, El Espectador y El Tiempo. Sus columnas se caracterizan por ser críticas frente a la situación política y social del país, hecho que le valió algunas amenazas y demandas. Además, en 1997, fue presentado con un doctorado Honoris Causa en Literatura de la Universidad del Valle.

A lo largo de su carrera, Collazos publicó 15 novelas. Entre las más reconocidas se encuentran Rencor (2006) y Señor Sombra (2009).

Recordamos algunas citas célebres:

1. “¿Cómo era Cortázar? me preguntan quienes saben que lo conocí y traté personalmente, en breves encuentros que se sucedieron hasta octubre de 1983. El último fue en Barcelona, en casa del editor Mario Muchnik, meses antes de su muerte. Me acostumbré a responder con dos palabras: tierno y fraterno. No sé si lo definen, pero su suavidad en el diálogo y el tono de confidencia de una voz grave que arrastraba las erres, lo hacía parecer ciertamente tierno.

Fraterno. Yo creo que entendía la fraternidad como una forma de la solidaridad humana. Más que la ideología, lo que lo llevó a defender las causas de Cuba y Nicaragua fue el sentido de la fraternidad que le dio a la justicia social y que lo llevó a ser parte, desde 1974, del Tribunal Russell que investigaba los crímenes de las dictaduras”. “¿Cómo era Julio Cortázar?”. Revista Semana, 2014.

2. “La teoría de las manzanas podridas ya no convence: la cosecha de esas manzanas no ha disminuido. Cada vez que sacudimos el árbol caen más al suelo, abonadas por la corrupción y el crimen”. “Cuerpos desnudos, cuerpos calcinados “. El Tiempo, 2015.

3. “Un ladrón de libros, a los ojos de esta leyenda, no es un ladrón cualquiera. Es alguien poseído por una pasión incontrolable hacia los libros, capaz incluso de matar para hacerse con la pieza codiciada. Si se tratara de un caso colombiano de ladrón de libros por amor y pasión, estaríamos ante una deliciosa paradoja: en los momentos en que la pasión por los libros ha decaído, alguien la hace florecer en una modesta república suramericana”. “El ladrón de libros”. El Tiempo, 2015.

4. “Lo que se censura no se destruye, simplemente, se oculta. Tiene su propia fuerza y un día brota de nuevo con más ímpetu. Censurar es demostrar miedo a todo aquello que no se tenga como propio: ideas, costumbres, creencias religiosas, relaciones sociales, modalidades del amor, libertad de unirse y buscar la felicidad, de elegir una entre las infinitas modalidades del arte”. “Las censuras”. El Tiempo, 2015.

5. “La pérdida de credibilidad en las instituciones, sobre todo en la más sagrada de todas (la justicia), el desprecio de los ciudadanos al nudo de intereses personales que amarra a la clase política con la justicia y a los gobiernos con unos y otros, no es algo que se haya hecho en 50 años de obstinación y barbarie del conflicto armado.

Se ha hecho de manera pacífica y sofisticada, con apariencia de legalidad: en los partidos políticos, en la democracia representativa, en los gobiernos, en el Congreso, en las Fuerzas Armadas, en las empresas privadas y, lo que faltaba, en las altas cortes. Esta ha sido la insurrección desarmada hecha en el interior del sistema“. “El comején institucional”. El Tiempo, 2015.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación