Un trabajador de Gulliver's Gate barre una calle de la miniatura que replica París, Francia. Crédito: Timothy A. Clary / AFP.

Un nuevo museo en Nueva York para viajar por el mundo en miniatura

Luego de cuatro años de trabajo Gulliver's Gate abrirá sus puertas en mayo de este año. Retrata con réplicas en miniatura a ciudades, artistas y monumentos de 50 países.

2017/04/12

Por AFP

A las decenas de museos de Nueva York se suma ahora Gulliver‘s Gate, réplicas en miniatura de 50 países, ricas en detalles de lugares emblemáticos como la Ciudad Prohibida de Pekín, el Santo Sepulcro de Jerusalén o la bahía de Rio de Janeiro.

Este nuevo mundo de liliputienses, cuya instalación requirió una inversión de cerca de 40 millones de dólares y cuatro años de trabajo, abrirá formalmente el 9 de mayo en la calle 44, cerca de Times Square. 

Cientos de artistas trabajaron meticulosamente en el proyecto "Gulliver". En la representación de Manhattan, los visitantes pueden ver a la policía intervenir en un accidente de tráfico, y en la de Londres, elegir si escuchar a The Clash, a Adele o a The Beatles en un concierto al aire libre con pantallas "gigantes". 

Miniatura que recrea la icónica portada del disco Abbey Road de The Beatles. Crédito: Timothy A. Clary / AFP. 

Los aviones despegarán también desde un aeropuerto en miniatura interactivo y cientos de trenes y miles de vehículos circularán a través de esta instalación de unos 4.500 m2. 

Los propietarios esperan alrededor de un millón de visitantes al año, aproximadamente el mismo número que dice recibir el museo Miniatur-Wunderland en Hamburgo, Alemania, uno de los más famosos del mundo. 

Como referencia, el célebre Metropolitan Museum of Art, Met, ubicado en Central Park, registró el año pasado unos 6,7 millones de visitantes. 

"Esto es apenas el principio", dijo a la AFP uno de los creadores del proyecto, Michael Langer. "Nuestros equipos están construyendo nuevas regiones y nuevos países".

Miniatura de la Ciudad Prohibida de Pekín, China. Crédito: Timothy A. Clary / AFP. 

La entrada al museo costará 36 dólares para los adultos y 32 si se compra por internet. Y por 44 dólares más, los visitantes pueden ser escaneados y que su avatar miniatura en 3D se agregue a las 100.000 figuras que se exhiben ya en el lugar. 

"Tienen mucha competencia, pero nunca he visto nada igual", afirmó Michael Rubin, de 67 años, una exestrella de la radio que asistió a la preinauguración. 

"Otra cosa más para hacer en Nueva York, me encanta", comentó entusiasmada Meggie Sullivan, un niñera de 28 años que acompañaba a una niña de 8. "Nunca he visto algunos lugares que se muestran aquí, así que ahora me encantaría verlos de cerca".

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.