Nicola Cruz en Armando Records / Foto: Jose Malagón

Cosmología y sinestesia: el experimento electrónico de Nicola Cruz

El dj ecuatoriano, famoso por fusionar música electrónica y ritmos andinos, se presentó el 19 de mayo en Armando Records, en Bogotá. Crónica de una noche con los sonidos del Andes Step.

2016/05/20

Por Laura Martínez Duque

Nicola Cruz se presentó en Bogotá por primera vez en agosto de 2015 en Cine Tonalá. La pirámide del último piso fue el recinto perfecto para que el ecuatoriano hiciera sonar marimbas y jaguares. Para que construyera el paisaje sonoro de una selva espesa donde llevó a cabo un ritual.

Muchos de los presentes estaban ahí porque conocían la propuesta de Cruz, el Andes Step, una etiqueta a la que él mismo se refiere con sorna pero que igual cumple el propósito de describir su fusión de sonidos andinos, folclóricos y beats electrónicos.

Pero muchos otros llegaron de casualidad, atraídos por la buena programación del festival Hermoso Ruido 2015 y, de repente, se encontraron en medio de lo que parecía una ceremonia. Hombres y mujeres alzaron los brazos y se mecieron acompasados en un mismo trance.

Foto: Jose Malagón

Nicola Cruz disfruta su música. Al mover las perillas de su sintetizador, al entrar y sacar sus loops, ejecuta un pequeño baile contenido y siempre sonríe. Esa noche cuando terminó el set, los asistentes se rehusaron a aceptar el final. Hubo una pequeña sublevación y literalmente suplicaron que siguiera. Nicola sonrió y siguió muchísimo más. Más de una hora.  

En marzo llegó Estéreo Picnic y sus organizadores hábilmente plantearon la dupla Nicolas Jarr/Nicola Cruz. Todos los que fueron a ver al chileno –figura principal de la noche y para muchos, del evento- escucharon por primera vez a Cruz.  Ahí se regó la voz, se impuso el nombre, la moda y el toque en Armando Records, el 19 de mayo.

Entrar a Armando Records puede ser una experiencia poco feliz. La ansiedad de estar o no en lista, la posibilidad real de no cumplir con los cánones estéticos de ingreso, la requisa infinita. El jueves 19 todos estos elementos estaban exacerbados. Las entradas se agotaron y las escaleras, por momentos, eran una horda en forma de caracol. El último piso estaba a reventar. Mientras que los asistentes esperaban la salida de Nicola Cruz, el ambiente comenzó a caldearse entre la falta de aire y el humo del cigarrillo.

Media noche, Nicola Cruz empieza a preparar su consola. Un mixer, un sintetizador y un laptop que permanecerá casi cerrado salvo contadas excepciones durante el toque (le molesta la luz que emite la pantalla). El ecuatoriano prefiere generar la mezcla en vivo.

Cruz improvisa. “Prefiero llegar al lugar, empaparme de la gente y la situación para decidir qué historia voy a contar…En Armando quise proponer un par de cosas que no había tocado antes. Me gusta ir sin miedo y sentir cómo lo recibe la gente…creo que gustó…”, me dice por teléfono al día siguiente.

Lo que sucede frente a su música es difícil de poner en palabras. Tiene que ver, quizás, con lo que él define como texturas sónicas: “yo parto de una imagen, casi siempre del paisaje, de un espacio. Y lo que intento es traducir ese paisaje en sonidos, mediante el diseño de sonido la música se texturiza. Ocurre sinestesia, cuando un sentido hace semblanza con otro sentido. Es morder algo crocante”, dice.

Para quien escucha la música de Nicola Cruz sin duda hay un choque o, mejor, un encuentro. Es el choque de sentidos y el encuentro con una música que debería sonar familiar y propia: la música andina, el folclore unido por los mismos instrumentos, por historias parecidas, que recorren un mismo continente gracias a una sola cordillera.

Como dice Cruz, su sonido es una “experimentación del continente suramericano, de las montañas, dela costa y de la selva. Una mirada a la cosmología e historia de los paisajes de Ecuador y Suramérica”.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación