Carlos Reygadas

"No me gusta el cine de manual", Carlos Reygadas

El realizador mexicano Carlos Reygadas es uno de los maestros invitados al Simposio de Cine de Autor que se lleva a cabo en Bogotá. Habló con Arcadia sobre su vida y sus producciones.

2014/05/29

Por RevistaArcadia.com

Carlos Reygadas fue el ganador del premio a Mejor Director en el Festival de Cannes 2012 por su película Post tenebras lux y recibió el mismo galardón en los Premios Ariel —de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas— en el 2008. Estudió derecho pero decidió dedicarse al cine, campo en el que es reconocido a nivel mundial por películas como Japón (2002), Batalla en el Cielo (2005) y Luz silenciosa (2007).

Estudió para ser abogado, ¿cómo llegó al cine?

A base de trabajo y determinación básicamente. Yo me dedicaba a ser abogado internacional público y tenía muchas ganas de hacer películas. Al principio solo era una necesidad teorica y de pronto ya era una necesidad real. No tanto por hacer películas sino que, a pesar de que el derecho de conflicto armado me gustaba mucho, no me gustaba mucho la forma de vida tan cerrada y creo que mi vida necesitaba un camino más sinuoso delante de mi, entonces pensé en cómo podía cambiar de camino y las ganas de hacer cine se incrementaron en ese momento.  Resultó ser una salida y me di cuenta que lo que yo creía que era una salida en mi forma de vida era una vocación total que tenía que cumplir. Así empecé a hacer películas, viví en Bélgica y entonces comencé a hacer cortometrajes.

¿Qué tipo de cine le gusta? Cuando va a las salas de cine ¿qué busca?

Me gusta el tipo de cine que está hecho con visión personal y no con un libro de instrucciones de cómo hacer cine, entonces de lo que ponen en las salas de cine en Colombia, prácticamente nada. Todo está hecho con libreto, no me importa si es de terror, de acción, histórico, romántico, etc.

En México hay buenas salas y en los Multiplex también pueden poner buenas películas, lo que para mí son buenas películas, pero por lo que tengo entendido, acá no ponen nada, porque los directores que sigo acá nadie sabe ni de qué estoy hablando.

¿Cree entonces que en Colombia somos poco cinéfilos?

No he hecho una encuesta, pero por lo que he visto sí me parece. He estado en Perú y no se compara la cinefilia que hay en Perú con la que hay acá. A la gente del Simposio les pregunto por los autores fundamentales del cine contemporáneo y parece que les estuviera hablando en chino, es una pena. Ahora que lo pienso, como tengo una compañía de ventas internacionales, ya entiendo porque a Colombia no hemos venido con ninguna película. Las vendemos en Brasil, en Argentina, en Uruguay, en Chile y en Perú... pero en Colombia jamás. No tiene que ver con un tema de riqueza económica ni nada. No entiendo por qué acá no se ha desarrollado. En México esos cineastas se programan en los Multiplex; no como Godzilla, pero sí los puedes encontrar fácilmente.

Ha dicho que el objetivo fundamental del cine no es entretener. ¿Cuál es entonces su fin?

Es una cuestión semántica de lo que es entretener. ¿Para una persona cuál es el objetivo de ver una pintura, una fotografía o escuchar una sonata para piano o música popular? Si yo me pongo a oír a Bob Dylan no es para entretenerme de alguna forma, sino para escucharlo, para sentir, para vivir más. No leo tampoco novelas para entretenerme, pero depende de la acepción de entretenerse. Creo que si te compras un best seller, para consumirte 200 páginas en un vuelo de una historia totalmente unidireccional, simple, todo conectado es para entretenerte. Si en un avión lees un buen libro de Álvaro Mutis también te entretienes, pero no en el sentido de evasión. Eso es a lo que me refiero, hay un entretenimiento que es evasivo y un entretenimiento (entre comillas) que es para conectar más con la vida.

En ese sentido, sus películas llevan a la audiencia a la reflexión, son películas para pensar sobre la vida. ¿Cuál es el punto de partida para estas producciones?

No hay un punto de partida claro, casi siempre hay un proceso muy intuitivo donde el autor deja que el lenguaje empiece a hablar en lugar de él mismo. El lenguaje tiene que tomar el mando y surgir solo y el lenguaje empieza a decir al cineasta y no al revés. Entonces hay intuiciones, hay ideas matrices, elementos clave y lo demás se va construyendo de forma progresiva.

Es decir que uested no tienes un mapa, un destino final en la película sino que se va construyendo poco a poco. ¿Esto sucede durante el rodaje?

No. Sucede durante el proceso de pre visualización de la película, cuando la escribo.

En el caso de Post tenebras lux ¿Qué tiene la película de su vida?

Casi todo. Nada de los sentimientos internos. Yo no me identifico con los personajes de Post tenebras lux, más bien representan mucho de lo que yo siento que me rodea que es la insatisfacción espiritual y la angustia. Pero todo lo demás es mío, es mi casa, son mis hijos, son mis perros. Lo que veo diario es muy parecido a la película salvo los personajes, es curioso porque es una película muy mía pero no soy yo. Luz silenciosa, en cambio, es una película más personal aunque nada de ahí es mío, ni siquiera la lengua, pero es más personal porque me identifico con el conflicto interior del personaje principal y lo vivo de una manera muy parecida. Post tenebras lux es una reflexión mucho más sociológica.

 

Ha dicho también que el occidente maneja una filosofía de insatisfacción, sobre todo después de que se pierde la inocencia infantil ¿por qué cree que los occidentales no estamos satisfechos?

Creo sino que el paradigma occidental de individualidad y de separatividad con el resto de los seres vivos y no vivos que existen sobre la tierra llevan eventualmente a la soledad y esa soledad se manifiesta como insatisfacción. Es un tema de filosofía cultural de fondo y creo que es un tema de paradigma. ¿Qué define a la occidentalidad? pues la separatividad,  es decir, el zen como elemento central de la orientalidad es justo lo contrario. Tu eres parte de la existencia como las plantas que está aquí a mi lado o en última instancia como ese ladrillo que está ahí, en cambio el occidental es justo lo contrario, nosotros percibimos el mundo desde nosotros y eso te lleva a la razón, a la creatividad, a la guerra y a un montón de cosas más y también te lleva a la soledad, sabemos que en los países más occidentales mucha gente vive en una soledad profunda.

Sus películas han sido recibidas con opiniones divididas. En 2012 en Cannes, por ejemplo, justo antes de que lo premiaran como mejor director los periodistas abuchearon la presentación de Post tenebras lux ¿Cuál cree que es la peor critica que podrían hacerle a una de sus películas?

Ninguna. Me pueden hacer la peor del mundo, insultarme o decirme que la película ha conmovido a alguien y las dos son cosas normales. Es decir, ¿cuál es la peor critica que le haces a un maracuyá? Que esta acida y asquerosa, pero el tío de al lado le encanta, dice que esta buenísima y se la come toda. O sea, las cosas no son lo que dicen unos que se toman el público como si fuera un ente son, sino que las cosas son para quien como cada quien las percibe. Ninguna crítica es mala.

Post Tenebras Lux salió en el 2012, ¿está trabajando en alguna película? ¿Tiene una producción en mente?

Sí, estoy trabajando en una nueva película, pero como no sé ni por dónde va a ir, ni cómo va a estar no te puedo decir nada. Estoy en eso.

A propósito del Simposio del Cine de Autor, del cual es uno de los maestros invitados junto con Amat Escalante, Lisandro Alonso y Pedro Aguilera ¿Qué es para usted el cine de autor?

Es un concepto absurdo, para mí solo está el cine y luego hay un montón de cosas. Por ejemplo, ¿un partido de fútbol proyectado es cine o un partido? pues es un partido ¿filmar una obra de teatro y proyectarla, es cine o una obra de teatro? pues es una obra de teatro proyectada, pasa con el circo y con cualquier cosa. La mayoría de las películas que vemos son literatura filmada o literatura ilustrada, es como un libro que tiene dibujos: no se vuelve pintura, es un libro ilustrado. Lo que tú y la mayoría de la gente llaman cine para mí es literatura proyectada y luego el cine de autor en realidad solo es cine. ¿Has oído hablar de pintura de autor o literatura de autor? Por supuesto no, es lo mismo con el cine, la diferencia es que el cine es muy nuevo y se ha usado para hacer de él una operación comercial de alto calado; la gente cree que la operación comercial cinematográfica de alto impacto es cine y a lo otro lo llaman cine de autor, yo creo que es al revés.

Tanto aquí como a México está llegando la opera del Metropolitan a los cines ¿es eso un síntoma de un retroceso en términos culturales?

Yo lo detesto, en México hasta hace 10 años había una muy buena opera —de la real— ahora les da por hacer eso y yo no lo puedo creer. Me parece detestable, me parece bien como un sustituto cuando no lo hay pero abolir la opera para hacer eso me parece horrible y una vez más entregarnos a una especie de colonialismo cultural de toda índole.

México tiene muchas cosas negativas, pero culturalmente siempre ha sido muy poderoso y sigue siéndolo, pero en términos generales el mundo ha retrocedido en términos culturales porque la hegemonía del capitalismo es demasiado poderosa. Creo que México sigue siendo sólido y será cada vez más a pesar de que si se sufre esta pérdida de cultura.

¿Cree que sus películas son un reflejo de su sentimiento de un México desencantado?

La fuente de inspiración de los creadores es el mundo en el que viven, entonces cuando hay guerra se hacen películas de guerra. Ahora en México cualquier día abres un periódico y ves a un decapitado, a la gente se le meten esas ideas y acaban pasando en todas sus filtraciones interiores. En Suiza no pasa eso y por eso tienen otro tipo de procesos filosóficos.

La cultura es una cuestión de visión interior que pasa por miles de filtros y miles de caminos y la situación social influye en un sentido u otro, en mis películas relativamente poco, pero la realidad forma parte de quien son. Escenas como la del final de Post tenebras lux, cuando el tipo se arranca la cabeza, es difícil que se le hubiera ocurrido a un sueco. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com