Un fotograma de 'El despertar del polvo´, dirigida por Hari Sama.

T.V. Guía Arcadia: Calles y prisioneros

Una selección de cuatro películas sobre la vida en las cárceles o en la indigencia. La cotidianidad de reos y pordioseros, poco explorada en lo audiovisual por su carácter de marginalidad, es retratada en tres documentales y un largometraje de ficción, disponibles en el portal Retina Latina

2017/04/21

Por Daniela Hernández

La realidad de los reos y los mendigos ha sido poco explorada en lo audiovisual por su carácter de marginalidad. Rescatamos cuatro películas, tres de no ficción, sobre la vida en las cárceles o en las calles para buscar entender a las personas invisibles de la sociedad. Todas las obras están disponibles en Retina Latina.

Despertar el polvo (2013)

En el barrio de Itzapalpa, en México, un hombre inmerso en la delincuencia y la miseria vaga por las calles. Ignorado y solitario, intenta regresar al mundo del crimen para sacar a su ahijado de la cárcel pero sus acciones tienen un efecto que lo hunde cada vez más. En medio de la tragedia que lo ciega, considerar otra manera de proceder es imposible.

San Antonio (2011)

Un documental sobre el penal de San Antonio, Cochabamba, donde los presos pueden vivir con su famila, pasar la noche con prostitutas y manejar negocios legales o ilegales. Esta es la cárcel más pequeña de Bolivia. El hacinamiento, la sobrepoblación y la corrupción son la ley, sin que el Estado o la sociedad preste atención está retratado en la obra.

La Gorgona, historias fugadas (2013)

Veinticinco años de prisión en la Isla Gorgona, Colombia, revelan historias que parecen ajenas a la realidad. Un policía que se escapa y deja la vigilancia a cargo de un prisionero. Ventas de cocos, naranjas y licor artesanal a escondidas, intentos de fuga, un cadáver que llega a la playa y una mordida de tiburón son algunos de los elementos que componen estos cuentos marginales.

13 puertas (2014)

En Ecuador, una universidad entra a una cárcel de máxima seguridad. Presos y guardias terminan estudiando sociología en el mismo salón. Los acontecimientos que se derivan de este particular ambiente de educación, revelan las dificultades de la relaciones humanas en la marginalidad y permiten conocer las vidas de un guardia, un preso y un profesor.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.