Pierre Lemaitre

Pierre Lemaitre gana el Goncourt

Con la novela posbélica "Au revoir là-haut", el escritor recibió el galardón literario más prestigioso de Francia. La novela, que ha recibido el favor de la crítica y el público, narra la historia de dos soldados traumatizados tras la Primera Guerra Mundial.

2013/11/05

Por EFE y RevistaArcadia.com



El galardón, que en el pasado ganaron autores como Marcel Proust, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, Amin Maalouf o Michel Houellebecq, recayó sobre el gran favorito de esta temporada, que se impuso en segunda votación y con seis votos contra cuatro que votaron por Arden (Gallimard), primera novela de Frédéric Verger.

El jurado, presidido por la periodista y escritora Edmonde Charles-Roux, de 93 años, se decantó por una novela picaresca y política que reflexiona sobre el destino de aquellos que lucharon en el conflicto bélico (1914-1918), en un momento en el que Francia lloraba a sus muertos y se olvidaba de los supervivientes.

Lemaitre (París, 1951) se sirve para su relato de "una escritura muy cinematográfica", según Bernard Pivot, uno de los jurados, quien describió el título como una "novela muy popular, en el buen sentido del término".

"Viniendo de las novelas policíacas, no era un candidato natural para este premio. La novela popular y la novela policíaca tienen su lugar en la cumbre de las letras. Es una buena noticia", declaró a BFM TV  Lemaitre .

Autor hasta ahora de novelas negras como Travail soigné, Les Grands Moyens y Sacrifices, Lemaitre sucede al profesor de filosofía Jérôme Ferrari en el palmarés del Goncourt, creado en 1903 y dotado actualmente con un premio simbólico de 10 euros (13,5 dólares).

El vencedor de la edición de 2012 sedujo al jurado Le sermon de la chute de Rome, una narración que parte del sermón que San Agustín pronunció en 410 d.C. en Hipona, la antigua ciudad de Numidia, tras la toma de Roma por los visigodos.

Simultáneamente, y en el parisino restaurante Drouant donde se conceden ambos premios, se anunció también el Renaudot, que recayó sobre Yann Moix por Naissance (Grasset) por una novela sobre el infierno de las relaciones entre padres e hijos, según el autor.

Moix, que se alzó con el Renaudot en la primera votación, se llevó el premio con un libérrimo título de 1.142 páginas en el que mezcla poemas, monólogos o enumeraciones para reflexionar sobre la vida, la muerte, el erotismo o la literatura y que el literato y miembro del jurado Frédéric Beigbeder describió como un "libro delirante y monumental".

"Es el premio que tuvieron Georges Perec, Céline, Marcel Aymé. Estoy muy emocionado por tener este premio (...) que está hecho para mí y yo para él", declaró Moix, quien considera que ese galardón "se adapta a la locura de los escritores".

Sucede a la escritora ruandesa Scholastique Mukasonga, distinguida por su novela "Notre-Dame du Nil", que reflexiona sobre la masacre ruandesa contra los tutsis y hutus moderados de 1994, en la que murió gran parte de su familia.

En la categoría de ensayo, el Renaudot de 2013 fue para Gabriel Matzneff por Séraphin, c'est la fin (Table Ronde).

La atribución del Goncourt garantiza, de media, la venta de 310.000 ejemplares mientras que los premiados con el Renaudot venden unos 187.000 títulos.

Antes del anuncio de los ganadores, un pequeño grupo de militantes del movimiento feminista La Barbe se introdujeron en el restaurante donde se falla el premio, y leyeron un manifiesto en el que criticaron la escasa presencia de mujeres en el jurado y entre los candidatos.

El aluvión de premios literarios en Francia continuará mañana con el fallo del premio Décembre, que aspira a ser una especie de contra-Goncourt.

Le seguirá el miércoles el premio Femina, otorgado por un jurado constituido exclusivamente de mujeres, el premio Médicis el próximo 12 de noviembre, que galardona a un autor novel, y el 13 de noviembre el Interallié, que cierra la temporada de distinciones literarias en Francia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.