La pelócula de Lego recaudó más de U$ 69 millones en su fin de semana de estreno

Por qué la película de Lego no gusta a los conservadores en EE.UU.

Los críticos cinematográficos en Estados Unidos han recibido con los brazos abiertos la película "Lego", en la que por primera vez el universo del popular juego de construcciones del mismo nombre hace su aparición en la gran pantalla

2014/02/11

Por BBC Mundo


Pero el entusiasmo que la película ha despertado entre la prensa y el público que ya ha tenido la oportunidad de verla, no es compartido por todo el mundo, y en especial por algunos comentaristas conservadores estadounidenses, que consideran que la cinta contiene un mensaje anticapitalista con el que se pretende adoctrinar a los niños.

Las críticas se centran principalmente en el hilo argumental del filme y en el personaje del villano contra el que luchan los protagonistas.

"Lego" cuenta la historia Emmet, un obrero de la construcción que lleva una vida de lo más anodina y que se esmera por cumplir las normas. Como le sucede a Neo en el filme "The Matrix", un día es identificado como la persona elegida para salvar el mundo.

Emmet, junto a un grupo de intrépidos muñecos que viven en la clandestinidad, deberá luchar contra el malvado President Bussiness (presidente negocios), quien a través de su corporación Octan y con la ayuda de un ejército de robots controla todo lo que sucede en el universo Lego.

Para muchos, el argumento de la película anima a los niños a que rompan moldes, sean creativos y trabajen en equipo, pero otros creen que se trata de un ejemplo más "de la agenda anticapitalista" que impera en Hollywood.

"Agenda anticapitalista"

El espacio de la cadena conservadora Fox Bussiness "Varney & Company" dedicó uno de sus segmentos a discutir ese supuesto mensaje hostil hacia los hombres de negocios que contiene el filme.

El presentador del programa, Charles Payne, incluso llegó a asegurar que el villano President Bussiness se parece al excandidato presidencial republicano Mitt Romney.

"Se sabe que Hollywood tiene su propia agenda y estamos acostumbrados a ello, pero parece un poco más peligroso cuando intentan presentársela a los niños", dijo Payne.

"Nosotros somos adultos y podemos tomar nuestras propias decisiones, pero estamos hablando de que niños muy pequeños que son impresionables van a ver la película (…) Creo que no es correcto", señaló el presentador.

Payne también aprovechó para recordar que en años recientes otras películas para niños como "The Muppets" -en la que el malvado era un magnate petrolero- y "The Lorax" -que estaba protagonizada por activistas medioambientales- también contenían mensajes contrarios al capitalismo.

Mientras, la copresentadora del programa Monica Crowley aseguró que "hace tiempo que Hollywood ha estado dominado por la extrema izquierda, que es muy anticapitalista".

"¿Cuál es el propósito de adoctrinar a los niños? Saben que van a conseguir mucho dinero y pueden meter este tipo de mensajes anticapitalistas y salirse con la suya", señaló Crowley.

El analista de medios Peter Degarabedian fue el encargado de dar el contrapunto asegurando que "son las grandes corporaciones las que producen estas películas" para ganar dinero y que, estando en una economía de mercado, "nadie tenía la obligación de ver el filme".

"Subversiva"

El supuesto mensaje anticapitalista que contiene "Lego" tampoco ha pasado desapercibido para algunos medios de tendencia más liberal.

Varios de ellos han hecho hincapié en la contradicción de presentar ese mensaje a través de una película producida por un gran estudio, que se espera recaude cientos de millones de dólares y que está protagonizada por unos muñecos que fabrica una de las mayores compañías de juguetes del mundo.

En un artículo publicado en el diario Los Angeles Times el periodista Steven Zeitchik asegura que si bien "Lego" es una de las mayores campañas de marketing de una marca que se han podido ver en los cines de EE.UU. en tiempos recientes, también es uno de los filmes más subversivos que ha producido Hollywood últimamente.

Zeitchik cita a los directores de la película, Chris Miller y Phil Lord, quienes aseguran que se trata de "un filme contrario a las grandes corporaciones en el que todo gira en torno a una gran corporación".

Chris Miller explica que encontraron cierta resistencia por parte de las compañías que produjeron el filme a que en este incluyeran referencias negativas a las grandes coporaciones, aunque se salieron con la suya.

"Tuvimos que recordarles a nuestros socios que esta película apoya tanto a una marca que te puedes permitir bromear con ciertas cosas", apuntó por su parte Phil Lord.

Si las estimaciones no se equivocan, a las compañías que se encuentran detrás de este filme -principalmente Lego y Warner Bros- el anticapitalismo les va a resultar muy pero que muy rentable.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com