Kombilesa Mi

Kombilesa Mi, las voces del rap palenquero

Los collares de Andris Padilla, líder del grupo Kombilesa Mi, no son de oro y eso no le importa. Para él, la vitalidad del rap, más allá de la ropa o las joyas, está en su esencia poética y desobediente. Su banda de rap folclórico interpreta los sonidos de la pequeña África colombiana.

2016/08/27

Por Santiago Serna Duque

Escena 1, plano medio, exterior, día, San Basilio de Palenque: un niño negro de apellido italiano recita: “animas benditas y fieles que caminan sin cesar, que Dios los saque de penas y los lleve a descansar”. El rezo continúa acompañado de tambores.

Escena 2, plano general, exterior, noche, San Basilio de Palenque: un carnaval fúnebre da inicio al Lumbalú, ritual de raíces africanas que comprende 9 días de velorio, música y danza en la que el difunto es honrado por sus amigos.

Pausa el video. Baja por el grupo musical. Entran, comienza la entrevista. Las cámaras graban.

Escena 3, plano medio, interior, día, Bogotá: Un joven negro con los pelos locos dice: “nuestra banda nace en 2011 con la intención de mantener viva la raíz de la lengua tradicional palenquera y las manifestaciones culturales que contemplan el patrimonio de San Basilio de Palenque. El nombre de la banda, Kombilesa Mi, se lo otorgué yo y significa en nuestro idioma: mis amigos”.

En esta entrevista a tres cámaras. Sin interrupciones. Andris Padilla, escondido tras sus Ray Ban y cubierto de crema para manos olorosa, da cátedra de historia palenquera; del surgir de su banda y de las obligaciones que tiene la música frente al poder. La cadencia de sus palabras delata un discurso bien aprendido. En las preguntas que lo incomodan el cantante no desentona. Es un improvisador innato y de eso se ufana, bien hace. Andris es todos los palenqueros atravesados por una relación filial con la música, quizás, por eso, en San Basilio de Palenque la historia de cada humano es recibida y despedida con ritmos ancestrales. El pavo, el bullerengue y la chalusonga son muerte y vida, en ese ritual llamado Lumbalú.

Andris es el arquetipo de su gente y estas son sus palabras…

El kuagro

“Kuagro es una palabra en castellano que significa comunidad. Es una manifestación cultural que en San Basilio de Palenque aún está vigente. Como a través de la música estamos tratando de mantener viva toda esa riqueza cultural, nos autodenominamos: kuagro rap folclórico palenquero, el cual pretende fortalecer, preservar y divulgar las raices palanqueras”.

Hip Hop negro

“El hip hop y el rap son géneros norteamericanos que nos permiten, por ejemplo, desaparecer la idea de que nuestra lengua es un castellano mal hablado. Combinando esos géneros con los ritmos palenqueros encontramos el hilo conductor para divulgar lo que es nuestro. Cuando decidimos mezclar estos ritmos teníamos claro que no nos íbamos a desligar de lo autóctona, así que el rap se convirtió en un instrumento para expandir horizontes. Vamos a hacer un rap comunitario, un rap que haga sentir orgullosos a los palenqueros. Queremos que nuestra comunidad vea lo que estamos haciendo para no herir susceptibilidades”.

Maestros

“Los maestros del kuagro nos dijeron que no perdiéramos la identidad. Tu vez muchos raperos con cadenas de oro, nosotros las reemplazamos con collares, tu vez muchos raperos con relojes y gorras, nosotros mantenemos nuestros peinados típicos; son cuestiones que tenemos vivas. Nos vestimos con atuendos tradicionales porque tenemos la ideología clara y respetamos la descendencia africana. Realmente los mayores sienten un orgullo por lo que hacemos, pues estamos fortaleciendo esa musicalidad que ellos habían construido; la estamos llevando a lugares, que de pronto, ellos no pudieron llevar”.

El beat es la Tambora

“Nos gusta improvisar en vivo, cuando yo tuve la idea de fusionar el rap con la tradición palenquera fue porque nos vimos influenciados tanto por Norte América, como por Cuba y Venezuela. Alejados de los ritmos armonizados por las pistas electrónicas o creadas con computador, entendimos que debíamos fusionar el rap con la Marímbula, las Maracas, el Llamador y ver que salía. Todo esto acompañado de sonidos contemporáneos con la lengua tradicional palenquera se veía como algo innovador”.

Resistencia musical 

“En nuestra música se puede identificar una resistencia frente a la negligencia gubernamental que azota al pueblo. Nosotros como raperos tenemos que velar y luchar por el territorio, no sólo de Palenque, sino de Colombia. La música es un recurso que permite denunciar los problemas de corrupción. Además, nuestras lírica busca el fortalecimiento de las tradiciones palenqueras que poco a poco pueden ir desapareciendo”.  

Esta banda, mencionada por el Ministerio de Cultura como uno de los grupos que aporta a la preservación y desarrollo de la identidad cultural en Colombia, está promocionando su primer álbum: Así es Palenque! El lanzamiento del trabajo discográfico se realizará hoy 27 de agosto a las 9 pm en Latino Power, ubicado en la Calle 58 # 13-88.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com