Sandra Meluk, directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Crédito: Kike Barona.

“Nosotros no hablamos de audiencia sino de comunidad”

En el marco de los 50 años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la directora Sandra Meluk nos habla de algunos de los proyectos que tienen para celebrar el aniversario.

2017/01/19

Por Daniella Tejada

¿Qué retos tiene la Filarmónica en el año de su aniversario?

Es muy importante para el país tener una orquesta que lleva 50 años de actividades continuas y que ha liderado el gremio de la música clásica en Colombia. Por ello es importante mantener su nivel artístico. Queremos vincularnos a más proyectos de transformación social a través de la música, fortalecer los públicos que tenemos en los distintos escenarios y seguir construyendo comunidad alrededor de la orquesta; nosotros no hablamos de audiencia sino de comunidad. Por el momento la orquesta no tiene director titular. Uno de los retos ha sido acoger a diferentes directores para que hagan parte de la experiencia de tocar con la Filarmónica.

¿Cuáles son los proyectos que tienen a futuro, nacional e internacionalmente?

Principalmente tenemos como objetivo seguir liderando los procesos de formación alrededor de la música sinfónica, fortaleciendo el papel que cumple la orquesta en el país. Queremos figurar en escenarios internacionales durante los próximos años junto a la compañía de los grandes músicos nacionales. Los proyectos que tenemos a nivel nacional son participar activamente en los festivales de música, en el cumpleaños de Bogotá, en el Festival de música clásica del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, entre otros eventos culturales relevantes en el país. Por ejemplo, en febrero empezamos nuestra programación en Medellín celebrando los 30 años del Teatro Metropolitano.

¿Cuáles son los trabajos que la Filarmónica ha hecho con las comunidades?

Desde hace cuatro años la Filarmónica ha asumido el reto de ser un agente de transformación social. Este año somos una de las herramientas más importantes para la alcaldía de Bogotá en torno a esta labor. En este momento estamos trabajando en 31 colegios públicos, 18 localidades, 6 centros orquestales y hospitalarios de la ciudad, beneficiando aproximadamente 19.000 niños. A final de año vamos a tener escrito y aprobado el proyecto de formación de la Orquesta Filarmónica de Bogotá que cumple el papel de formar niños y jóvenes entre los 7 y 17 años en música sinfónica y música coral. Estamos trabajando con cerca de 360 maestros en todos los proyectos, organizando un modelo de enseñanza ideal para replicarlo en distintas instancias. Tenemos un proyecto de formación de orquestas para jóvenes entre los 18 y 26 años que pasan por un proceso serio de selección.

Nos vinculamos al proyecto de la Secretaría de Educación llamado Aulas hospitalarias en el que se imparten clases de música a cientos de niñas y niños. La Fundación Cardioinfantil, el hospital Simón Bolívar y San Rafael son los centros escogidos para la formación orquestal.

¿Qué se viene para la Filarmónica en relación con el año Colombia-Francia?

Es muy importante estar en todos los grandes eventos del país, por ello en el primer semestre del año tendremos a Silva-nga Sansón, director francés que estará dos semanas trabajando con nosotros. En el Festival de la Rusia Romántica organizado por el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, contaremos con la presencia de Patrick Fournillier, uno de los grandes directores franceses. En mayo vendrá el cellista Victor Julien Laferriere, y en junio el pianista Pascal Rogé.

¿Qué cambios ha tenido la Filarmónica a través de los últimos 50 años?

La orquesta ha mantenido un modelo social desde que Raúl García la fundó en 1967. A lo largo de los años hemos viajado por diferentes ciudades de Colombia dando a conocer la música sinfónica. La labor social se ha enriquecido gracias al proceso de llevar la música a  los colegios, comunidades, centros hospitalarios y orquestas juveniles. La participación en el proyecto distrital de estímulos y apoyos concertados nos ha ayudado a crecer en el sector de la cultura. Se han tenido en cuenta los repertorios de jóvenes músicos y compositores colombianos. Lo más destacado de la trayectoria de la Filarmónica ha sido la constante renovación de los repertorios que se tienen en cuenta para su representación en el escenario colombiano.

¿Cómo van las apuestas de la Filarmónica en cuanto a su calidad artística, modelo educativo y modelo de gestión?

La orquesta tiene como principio trabajar por la calidad de la formación artística más que por la cantidad de personas que se puedan adherir a los proyectos. A través de los años se ha trabajado para que nuestro modelo de gestion tenga una administración eficiente. Queremos vincularnos a la agenda de los medios de comunicación, porque entendemos que es importante acercarnos a la gente y que la gente pueda interactuar con nosotros desde lo artístico, la formación o la gestión que se pueda adelantar.  

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.