Sinead O'Connor y Miley Cyrus

Sinead O'Connor, Miley Cyrus y una carta condenada

Cuando Sinead O'Connor lanzó su último disco en 2012, no sabía que el título de una de sus canciones -"Reason with me" ("Razona conmigo")- describiría póeticamente su intento, un año después, de acercarse a Miley Cyrus a través de una carta abierta.

2013/10/07

;
BBC

 

Quizás la cantante irlandesa no había escuchado hablar de la estrella pop estadounidense en aquella época, o tal vez la conocía por su pasado en Hannah Montana (la hija de Sinead, Roisin, tenía 10 años cuando la serie de televisión salió al aire por el canal de Disney).

Pero cuando en la última edición de la revista Rolling Stone Miley dijo que su video Wrecking Ball (donde aparece desnuda sobre una bola de demolición y lamiendo una maza) estaba inspirado en el video de Nothing Compares 2 You (la interpretación de una balada de Prince que Sinead realiza todo el tiempo en primer plano y con una lágrima como única variación) los caminos de estas dos cantantes -tan distintas como las polémicas que han generado- se cruzaron.

En la carta -escrita según O'Connor con amor y espíritu materno- la irlandesa de 46 años le pide a su colega 26 años menor que "en el futuro diga que no cuando le pidan que se prostituya a sí misma" y le recuerda que nada bueno vendrá de permitir a otros que la exploten.

"Me alegra saber que soy una suerte de modelo para ti y espero que por esa razón me prestes mucha atención", escribe Sinead y añade: "No te hace en absoluto más poderosa a ti o cualquier otra joven el difundir el mensaje que tú serás valorada (incluso por ti misma) más por tu atractivo sexual que por tu claro talento".

"El mundo del espectáculo no lo ve así, ellos están en esto por el dinero, nosotros estamos aquí por la música", agrega la autora de clásicos como Last Day of Our Acquaintance o I'm stretched on your grave.

Pero quien tampoco "o vio así fue Cyrus, quien en su sitio de Twitter recordó los problemas mentales que ha padecido la irlandesa y su famosa aparición pública en el show televisivo estadounidense Saturday Night Live de 1992 cuando rompió una foto del papa Juan Pablo II.

Yates en el Caribe

Además de su preocupación por el ejemplo que puede brindar Miley a otras jóvenes de su edad ("el mensaje que envías es que en cierta forma es divertido ser prostituida... pero no es divertido... es peligroso"), la carta expresa duras críticas a la industria de la música.

Básicamente, la irlandesa le dice a Cyrus que ella no le importa a los que le pagan, que éstos la usarán y que cuando termine en rehabilitación debido a la vida a la que fue empujada, "ellos estarán tomando sol en sus yates en Antigua, yates que compraron vendiendo tu cuerpo".

Además de las escenas de desnudo en su último video, la exniña Disney fue duramente cuestionada semanas atrás luego de su controvertida interpretación del tema We can't stop en la entrega de los premios MTV en Brooklyn, Nueva York.  

"Casi todo el mundo está de acuerdo en que la actuación de Cyrus fue ofensiva y vulgar. No es que no hayamos visto nada similar antes, pero esta actuación en particular fue hecha con muy mal gusto y creo que se pasó de la raya", le dijo a BBC Mundo Shirley Halperin, editora de la sección de música de la revista The Hollywood Reporter.

En su carta, Sinead le recuerda a Miley que en su entrevista con la revista Rolling Stone ella admite que su apariencia está basada en la de la irlandesa.

"La apariencia que elegí, la elegí a propósito en la época que mi compañía grabadora me alentaba a hacer lo que tú has hecho. Sentí que prefería que me juzgaran por mi talento antes que por cómo me veía".

Tweets vs cartas

En su respuesta en la red social, Cyrus comparó a Sinnead con Amanda Bynes, la otra estrella de la televisión juvenil estadounidense que ha sido internada en un instituto psiquiátrico.

La joven también reprodujo Tweets antiguos de O'Connor en los que hablaba de su bipolaridad y pedía a sus seguidores que le recomendaran un psiquiatra.

La cantante irlandesa no demoró su respuesta y en otra carta abierta solicitó inmediatamente el retiro de los Tweets escritos por su colega.

"Te burlas de mí y de Amanda Bynes por haber sufrido por problemas de salud mental y por haber pedido ayuda", le recrimina Sinead a Miley y agrega:

"Me parece muy indigno de tu parte responder de esa manera a alguien que expresó su preocupación por ti".

Cuando Sinead lanzó su último disco el año pasado, no sabía que el título de su album resumiría, no tan poéticamente, el inevitable desenlace de una carta que le envió a una joven que quizás ni conocía por esa época o que había visto con su hija interpretando a Hannah Montana: How About I Be Me (and You Be You)? (¿Qué tal si yo soy yo (y tú eres tú)?).

 


Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación