Lee Ranaldo en concierto en 2010. Crédito: Juan Naharro Gimenez/Getty Images.

Lee Ranaldo: una guitarra, una experiencia y un desafío en vivo

Con una carrera de casi cuarenta años a cuestas, el cofundador de Sonic Youth se presenta en Colombia por primera vez el sábado 15 de julio en Medellín. Hablamos con él antes de su viaje hacia nuestro país.

2017/07/12

Por José E. Plata

Lee Ranaldo es un guitarrista estadounidense nacido en Glen Cove, Long Island en 1956. Su nombre hace parte de una de las historias musicales más importantes en los últimos 35 años: la de Sonic Youth. Es cofundador de la banda, con la cual grabó más de quince discos entre 1981 y 2009. Entre el rock, la experimentación y su trabajo de producción para otros artistas, Ranaldo cuenta con una carrera prolífica y loable.

Con su extraordinaria habilidad para interpretar, reconfigurar y proyectar a la guitarra como instrumento musical, Ranaldo se presentará en Colombia por primera vez en 2017. Estará en Medellín el sábado 15 de julio en el auditorio Fundadores de la Universidad Eafit. A las 6:30 PM, Ranaldo ofrecerá una presentación en la cual combinará improvisación con su repertorio acústico.

Durante casi cuatro décadas, ha estado haciendo música que se mueve entre el rock, el pop, la experimentación e la improvisación. No es tan común encontrar artistas capaces de flotar en esos espacios. ¿Cómo explica su entrada en estos caminos musicales?

Me gusta poder moverme entre diversas áreas, ya sea entre las estructuras de la canción y la improvisación o entre el arte visual, la escritura y la música. Mis intereses son amplios y me llevan a la variedad. He estado experimentando con la guitarra eléctrica por más de 30 años y todavía hay muchas cosas emocionantes para descubrir.

Yo sigo haciendo varias presentaciones de guitarra eléctrica "radical", a menudo para películas, que son otra de mis pasiones. Pero en estos días mi enfoque musical principal ha sido la composición y la grabación. He encontrado una nueva voz como compositor y cantante independiente y he estado dedicando la mayor parte de mis esfuerzos musicales en eso.

A finales de los años setenta y principios de los ochenta, Nueva York tuvo la oportunidad de acoger eventos donde la música y el arte se fusionaron. Había artistas como Basquiat y Keith Haring, pero también había artistas como Talking Heads y su ex-banda: Sonic Youth. ¿Siente que ese espíritu creativo independiente se ha diluido o transformado en la ciudad?

En los primeros días de Sonic Youth siempre decíamos que la música que estábamos haciendo no podría haber sido hecha en ningún otro lugar, que nos inspiraba el volumen el caos y el ruido de la ciudad para crear nuestra música. Era una influencia muy poderosa. Cuando Thurston, Kim y yo llegamos a Nueva York, a finales de los setenta, principios de los ochenta, se estaba gestando una cultura muy poderosa en los mundos de la música y el arte, con mucha interacción entre ellos.

Había muchos artistas trabajando en múltiples campos, pintores formando bandas, guitarristas haciendo esculturas y más. Fue un tiempo con mucho trabajo. Mucha gente estaba dispuesta a experimentar, probar cosas nuevas, y ese era el carácter que más nos influyó. Queríamos ser parte de eso. A pesar de la rápida notoriedad del mundo del arte, había algo muy insular en aquella época.

Las cosas que sucedieron allí no siempre se traducen fuera del ambiente embriagador de la ciudad. Ciertamente ninguna banda de ese tiempo imaginó ser capaz de hacer grabaciones musicales porque no había compañías independientes en ese entonces. Los registros discográficos de Glenn Branca estaban entre los primeros sellos independientes en Nueva York, junto a otro llamado 99 Files. Así que el sentido de la comunidad era muy fuerte porque no había nada más. No se hacían giras y tampoco había álbumes. Nos encontrábamos en los clubes e intercambiábamos ideas. Fue un momento muy especial, como sucede a veces en un lugar u otro, ya sea París en los años 20 o Seattle en los años 90. Nueva York era ese lugar a finales de los años 70, principio de los 80.

Usted fue uno de los miembros fundadores de Sonic Youth. Seis años después de su último concierto con el grupo, su legado sigue siendo fuerte. ¿Todavía escucha sus grabaciones anteriores? ¿Cuáles son sus canciones y discos favoritos de Sonic Youth?

Conozco esos registros de memoria, ¡no tengo que escucharlos! Y la mayoría de las canciones las he tocado cientos de veces, por lo que mi ‘imagen‘ de cada canción no se limita a las versiones estáticas del álbum, sino que se arma con el tiempo, a medida que cada canción se desarrolla frente al público.

Puedo tener algunos discos favoritos, pero realmente estuve involucrado en la creación de cada uno y nunca trabajamos para un público preocupado por la moda. Los críticos pueden haber disfrutado algunos de los álbumes más que otros, pero nunca hicimos nada en lo que no creyéramos plenamente. Es como preguntar cuál de tus hijos es tu favorito, supongo que es posible responder, pero es una pregunta bastante tonta.

Le diré algo de un disco tardío que realmente me gusta: la banda sonora de la película, Simon Werner a Disparu. Creo que es fue lo último que grabamos juntos. Es un álbum instrumental y realmente me encanta lo que hicimos en ese disco, a pesar de las crecientes tensiones dentro de la banda mientras, que se acentuaban mientras lo hacíamos.

Su trabajo como solista ha existido por tres décadas. ¿Cómo decide ser más experimental o más pop en cada versión?

La decisión la tomo dependiendo de la situación, si estoy jugando con improvisadores o escribiendo canciones. Estos días estoy presentándome con mis canciones más recientes, ya sea solo con guitarra acústica o con una banda. Pero también hago muchas actuaciones experimentales de "guitarra eléctrica suspendida", con las películas de mi pareja, Leah Singer.

En Medellín voy a presentar un poco de todo en la misma noche, y eso es bastante inusual. Voy a presentar una improvisación de guitarra eléctrica y juegos con ruido. También habrá recitaciones y un conjunto de canciones acústicas, y me concentraré predominantemente en las canciones de mi nuevo álbum.

Pero sea lo que sea que esté haciendo, trato de abordarlo con una actitud "experimental" bastante abierta. Para mí tocar de una manera acústica ‘tradicional‘ se siente bastante experimental después de mi historia con la guitarra eléctrica. Pero todavía hay un poco de electricidad en el aire y amplificación. Me concentro mucho en la voz, pero también estoy jugando con una serie de sonidos que voy creando durante el concierto. Estoy tratando de desafiarme a mí mismo a hacer algo diferente y los lugares íntimos son parte eso. Es muy gratificante compartir una experiencia con una audiencia en estas salas más pequeñas porque me siento mucho más conectado con la multitud.

¿Tiene preferencias particulares en cuanto al equipo que utiliza para sus presentaciones?

En estos días mi obsesión es con las bellas guitarras acústicas. Cada una es tan diferente y tocar y escucharlas todas es un un placer. En cuanto a qué equipo prefiero, está el de Fender Jazzmasters y su línea de amplificadores, ciertos pedales de efectos. Pero con los años he aprendido que el engranaje no es lo principal. Las ideas, la intención y la ejecución importan mucho más.

A lo largo de su carrera ha hecho colaboraciones sobresalientes y también ha producido artistas como Christina Rosenvinge. ¿Cómo ocurren estas situaciones? ¿Cuáles busca y cuáles le llegan?

No estoy buscando oportunidades como productor. Esto suele venir cuando me piden trabajar en este asunto y casi siempre lo hago solo para los artistas o compañeros cuyo trabajo disfruto. La vida es demasiado corta para trabajar en cosas en las que realmente no se está a gusto. He tenido la suerte de trabajar en algunos proyectos muy buenos para otras personas, espero que mi experiencia y actitud en el estudio de grabación puedan ayudar a traer otros proyectos a la vida.

En entrevistas anteriores usted ha reconocido a Jean-Luc Godard como una gran influencia en su trabajo. ¿Tiene otros referentes hoy en día?

¡Por supuesto! Siempre hay todo tipo de influencias procedentes de la música, la literatura, la películas, las artes visuales, la cultura pop, etc. A veces provienen de extensos estudios que he hecho de Godard, Bob Dylan, Robert Smithson, Raymond Carver u otros, pero en otras ocasiones pueden ser una canción de pop fugaz o éxitos del momento que pueden causar impacto. De hecho, uno de los principales atractivos de todos los viajes que he podido hacer, ha sido descubrir nuevas influencias de diferentes países.

¿Está usted al tanto de los músicos experimentales o avant garde emergentes? Si es así, ¿a cuáles sigue?

"Avant garde" es un término resbaladizo, puede significar muchas cosas, dependiendo de quién lo esté usando. Realmente me gusta Circuit des Yeux estos días, y Wolf Eyes es un favorito continuo, por nombrar sólo una pareja. The Dead C de Nueva Zelanda es otro grupo de músicos de vanguardia que he admirado durante muchos años.

La música y el arte ahora están reflexionando sobre el internet y las redes sociales. ¿Cómo se siente frente a eso?

Yo uso el internet y me gusta el intercambio animado. Estamos en una época en que todavía estamos descubriendo cómo encontrar un lugar dentro el estilo de vida digital. Seguimos buscando un equilibrio. Todos viven agarrando sus teléfonos en todo momento y olvidando mirar hacia el mundo que los rodea. Tal vez nos perdemos de mucho, o quizás lo que encontramos en el ciberespacio es igual de valioso. Creo que todo está por verse. Estamos en las primeras décadas de un cambio profundo en los estilos de vida, y faltan muchos años para saber qué va a resultar de eso.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com