Elle Fanning protagoniza 'The Neon Demon'

“The Neon Demon”, o la vampirización del mundo de la moda

El director danés Nicolás Winding Refn presentó su thriller en la penúltima jornada del festival entre insultos y abucheos.

2016/05/20

Por Carlota Moseguí* Cannes

El estreno de la más reciente película de Nicolas Winding Refn (Bronson) ha sido en uno de los acontecimientos más memorables de la presente edición del festival. The Neon Demon fue recibido por la prensa internacional con abucheos e insultos en todos los idiomas posibles. Sin embargo, como sucede año tras año cuando Winding Refn estrena un thriller nuevo, también manó a un sector (minoritario) dispuesto a defender la película como si se tratara de una obra maestra. Al parecer, no existe un término medio para calificar sus largometrajes. Pues, desde que el danés presentó Drive, cinco años atrás, en este mismo certamen, se ha convertido en una figura odiada o idolatrada por la crítica.

En esta ocasión, el autor de Sólo Dios perdona propone un acercamiento al mundo de la moda a través de una metáfora demasiado obvia, aunque eficiente. El argumento –que indiscutiblemente evoca a Mulholand Drive– es muy simple: una chica de 16 años (Elle Fanning) se muda a Los Ángeles para probar suerte como modelo. A medida que realiza desfiles y sesiones de fotos con los mejores profesionales de la ciudad, la cándida Jesse va transformándose en un monstruo engreído, un demonio al que todos veneran cuando las luces de neón se posan sobre su cuerpo.

The Neon Demon se convierte en una película de terror con un giro de guión en el que la metáfora de las modelos-demonios compitiendo a vida o muerte por conseguir las mejores ofertas de trabajo se vuelve literal. Así, estalla un espiral de violencia y canibalismo donde las mujeres más hermosas de Los Ángeles empezarán a devorarse y asesinarse entre ellas.

Como de costumbre, Winding Refn suaviza las escenas extremas con una sobreestilización de las imágenes y una potente música electrónica que pretende alienar el oído de la audiencia. En otras palabras, se trata de una puesta en escena fantasmagórica que enfatiza la inverosimilitud del relato. The Neon Demon es un cruce entre Showgirls, Zoolander y Cisne negro que, si bien puede parecer vacío y oportunista, nunca fingió tener un trasfondo de mayor trascendencia.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com