Juan Ricardo Rincón fundó La Feria del Millón en 2013 con Diego Garzón.

“Hoy todavía consumimos tecnología de manera ingenua”

Uno de los principales atractivos de La Feria del Millón, que se celebrará del 29 al 31 de octubre, es el salón de arte y tecnología Voltaje, que este año contará con 22 artistas. Hablamos sobre este proyecto con Juan Ricardo Rincón, uno de los fundadores de la feria.

2016/10/26

Por Revistaarcadia.com

Juan Ricardo Rincón, arquitecto bogotano con postgrado en arte electrónico, fundó La Feria del Millón en 2013 junto a Diego Garzón, director de la revista SoHo. Si bien hoy todavía dirige tanto la feria como su salón digital Voltaje, actualmente desarrolla proyectos en Nueva York y para la Saatchi Gallery en Londres, entre otros. Es profesor de la Universidad de Pensilvania desde 2013 y crítico visitante de la universidad de Sci-arc en Los Angeles. Hablamos con él sobre Voltaje, el salón de arte y tecnología de La Feria del Millón, que este año cuenta con 22 artistas y una franja dedicada al performance.  

¿Cómo nació la idea de Voltaje?

Voltaje nace como consecuencia de La Feria del Millón. Con la feria nos dimos cuenta que hay mucha gente no solo interesada en arte, sino también en acceder a este de una manera distinta. Como arquitecto, tengo un posgrado en creación multimedia, lo cual me ha mantenido muy cercano a todo el desarrollo de nuevos medios y tecnologías. Estamos en un momento en el que la relación/dependencia de la sociedad con la tecnología es muy fuerte, sin embargo el consumo de la tecnología aún se hace desde una perspectiva algo ingenua. De manera que crear acceso a la tecnología, más allá de verse como una dotación, debería entenderse como una educación. Y este es el principal propósito de Voltaje.


‘Videopalíndromos‘, un proyecto del bogotano Gonzalo García. Foto: Cortesía La Feria del Millón. 

¿Qué antecedentes de este tipo de exposiciones hay en el mundo?

Hay antecedentes de festivales de arte y tecnología que no solo son pioneros pero que hoy siguen siendo muy fuertes. Francia y Holanda (más recientemente Canadá), han logrado mantener festivales que duran más de un mes. Por otro lado, el Sonar en Barcelona se planteó desde el comienzo como un festival de música avanzada, un lugar abierto a las experimentaciones y especulaciones de la música electrónica mirada desde una lógica realmente abstracta y conceptual, algo mucho más serio que el paradigma actual de ciertos dj.

Después de tres años, ¿cuál cree usted que ha sido el impacto de este evento dentro de la semana del arte?

Pienso que ha sido realmente importante. Hasta el momento, este tipo de iniciativas se han dado o de maneras muy tímidas o dentro de unos espectros rígidamente académicos. Voltaje busca ser popular y de alto impacto, especialmente en la semana del arte en Bogotá, la cual cada vez es más robusta, pero al mismo tiempo algo repetitiva. Voltaje es sin duda una de las propuestas más frescas dentro de la oferta.


‘Larmes d’Ethyl‘ (lágrimas etílicas), una obra del francés Fabien Léaustic. Foto: Cortesía La Feria del Millón. 

¿Cuáles son las principales novedades este año?

Se expandió considerablemente la muestra, pasamos de 14 a 22 artistas, con presencia de 8 internacionales. Además tendremos un gran foro tecnológico, con charlas, conferencias y talleres dictados por los mismos artistas de Voltaje. Así mismo, este año implementamos el "Performance" como parte de la programación. El italiano Marco Donnarumma realizará un performance por medio de sensores biométricos.

¿Está el público preparado para ver arte hecho desde la tecnología? Cómo ha sido esa experiencia?

Es una relación particular. Dentro de la aparente "confusión" que produce Voltaje en algunos, surge en paralelo una gran curiosidad por entender qué es lo que están viendo, y por qué esas piezas que no son ni pintura, ni escultura, ni fotografía se consideran arte. Para mí esto es muy positivo, pues demuestra interés. Falta mucho, pero se siente una efervescencia interesante.   

¿Cómo se complementa Voltaje con La feria del millón? Cómo conviven las dos exposiciones?

Se complementan en el sentido en el que las dos parten de un mismo principio: crear acceso. Tanto con la feria como con Voltaje lo que nos ha interesado desde el principio es desmitificar la idea de que el arte contemporáneo es algo tan sofisticado, que solo unos cuantos lo entienden. Para nosotros lo interesante es que ocurra lo contrario: nos interesa es que se popularice, se masifique, de manera que se vuelva algo más presente en la lógica de la sociedad.


El proyecto de investigación ‘Jagüey‘, del artista sonoro colombiano Leonel Vásquez. Foto: Cortesía Feria del Millón.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.