RevistaArcadia.com

catalinaholguin ¿Cuánta tierra necesita un hombre? Dos versiones de un clásico

2012/06/03


Cuanta tierra necesita un hombre.jpgLeón Tolstoi, el monstruo ruso autor de La guerra y la paz y Ana Karenina, escribió también varios cuentos cortos. Uno de ellos, “¿Cuánta tierra necesita un hombre?”, cuenta la historia de un campesino ruso llamado Pajom y su insaciable ambición por tener cada vez más tierras.

 

“¡Si tuviera toda la tierra que quisiera” dice Pajom, “no tendría miedo de nadie, ni siquiera del diablo!”


El diablo (que es puerco) lo oye y decide poner a prueba su ambición. Detrás de cada transacción de tierra que hace el campesino está diablo. La mujer de Pajom trata de razonar con él, de decirle que ya están bien, que ya tienen lo suficiente, pero Pajom quiere más tierras, cada vez más lejos de casa. Nunca contento con lo que tiene, nunca satisfecho en su lugar, Pajom sigue moviéndose a predios cada vez más grandes. Su ambición es el fuego del que se nutre el diablo hasta hacer caer a Pajom en una última prueba por conseguir un lote enorme.

 

tolstoi nordica.jpgDos editoriales españolas publicaron en 2010 y 2011, dos versiones del mismo cuento. La más reciente es de la pequeña casa editorial Nórdica Libros (la misma editorial que publica la autobiografia del premio Nobel Transtromer). Esta versión, con el texto original, viene acompañada de unas bellísimas ilustraciones de Elena Odriozola, en las que vemos a un Pajom inescrutable, de barba larga y un abrigo verde menta que hace juego con las guardas, las portadillas y los títulos del libro. Además de unas vacas blanquinegras y un par de árboles de corteza blanca y hojitas verdes, sólo Pajom habita estas páginas.

 

En esta Feria del Libro, quiso la fortuna que me encontrara a muy buen precio la última copia del mismo cuento de Tolstoi publicado por Edelvives. Esta edición es la adaptación gráfica a cargo de Miguel Ángel Díez, quien además inserta, mediante un personaje menor del cuento original, otros relatos de Tolstoi como “El zar y la camisa” y “Los hilos delgados”. La adaptación es realmente genial: le da cara y voz a la mujer de Pajom, profundiza ciertos rasgos psicológicos de Pajom que en el cuento quedan implícitos, y muestra a un diablo de seis ojos rondando en el paisaje y en la casa de Pajom, azuzando al campesino, metiéndose en sus sueños, nublando su razón.

 

El cuento de Tolstoi es como una variación secular de la historia bíblica de Job en la que Dios y el Diablo hacen una apuesta por la fe de Job. Según Dios, no importa qué desgracia le caiga a Job, él nunca renegará de su fe. El diablo opina lo contrario y azota a Job con todas las plagas y desgracias posibles. En el cuento de Tolstoi no hay Dios sino una mujer razonable sin voz ni voto. A Pajom tampoco lo cerca la desgracia. Al revés, con cada transacción el campesino aumenta sus fortunas y con ellas su ambición. Pero mientras que Job mantiene constante su fe hasta recuperar todo lo perdido en la apuesta cósmica, Pajom mantiene constante su ambición y su infelicidad hasta perder todo: tierra y vida. 

 

Acá el “tráiler” del libro de Nórdica

 

Acá imágenes de la versión de Edelvives:

Cuanta tierra necesita un hombre.jpg

 

 

1.jpg


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.