RevistaArcadia.com

¡El tiempo en Internet!

Catalina Holguín analiza el rediseño de la página de El Tiempo y reflexiona sobre la importancia de los buenos contenidos en la web.

2010/10/19

Por Catalina Holguín

Me cambié de casa hace un par de días y hasta ahora logro conectarme al Internet. Los libros siguen en cajas y ya saldrán. Pero el acceso a la masa digital, el glorioso chance de chequear un inbox con mucho spam y poca correspondencia y ojear titulares en 3 periódicos a la vez, eso sí me hacía falta.

En Internet hay basura, de acuerdo, pero también toca sortear y escoger. Y entre el universo casi infinito de páginas web se encuentran lecturas importantes e imprescindibles:

1. Debates sobre si la lectura online sí es lectura o no y sobre el impacto de Internet en los jóvenes que nacieron y crecieron online.

2. Análisis y cubrimiento político colombiano y de los Estados Unidos; y el archivo completo de El Tiempo desde 1911.

3. Reportaje sobre el periodista Mike Allen, blogguero y periodista político de gran tradición que ha generado un pequeño revolcón de información en la movida política en la Casa Blanca.

Como estos hay cientos y miles de artículos, vídeos, animaciones, blogs, bibliotecas, webs, que vale la pena leer, que hacen parte de nuestra conversación cultural, que aportan a la rueda de diálogo. Entonces, ¿por qué existe esa percepción de que en Internet el contenido no importa? Me surge esta pregunta a raíz del nuevo diseño del impreso del periódico El Tiempo y de su encarnación digital, conocida ahora como ET.

En un aparente afán por capturar lectores jóvenes y de entrar en “la onda” digital, las directivas del periódico consideraron lógico imprimir en la cenefa del diario iconos de funcionalidades propias de la web, quitarle profundidad a los contenidos del periódico, y llenar de colorinches unas secciones nombradas según el criterio de …. ¿un analista de mercadeo? ¿un psicólogo? ¿un diseñador de interiores?

Todo está codificado por colores (como los objetos didácticos en los jardines infantiles) y es invasivo de la manera más sutil y nefasta: no solo le dicen a uno qué DEBE saber, hacer y leer, sino que se lo dicen de tú a tú. Supongo que para suavizar el imperativo (¡DEBE!) o para entrar en la falsa cercanía que genera Internet. Si no es falsa la cercanía que levante la mano el que haya visto físicamente en el último año a sus 150 a 1200 amigos de Facebook.

Leía en un artículo sobre el futuro del periodismo en la web, que Yahoo está empezando a pagar por artículos periodísticos originales (o sea, contenido de calidad) para atraer más lectores. Más lectores son más clicks y más clicks son más dólares en publicidad. Por ejemplo, solo el blog de Mike Allen que mencioné en el No. 3 de mi lista, genera US$15.000 semanales en publicidad. Entonces, de nuevo me pregunto, si los contenidos de calidad sí afectan positivamente los ingresos de los medios, ¿por qué se paga cada vez menos (y a veces nada) por producir contenidos? ¿Por qué un diario respetado, de trayectoria (como se ve en el maravillo archivo digital que acaban de lanzar), pareciera empeñado en reducir la conversación nacional a un salpicón de fotos, avisos publicitarios y titulares de colores?

Nota 1:

La crisis en los departamentos de humanidades es oficial, anuncia el investigador y profesor Stanley Fish. (Para referencia de la discusión ver “Pensar no es rentable”). Y como no hay manera de explicar la eficiencia y rentabilidad de enseñar intangibles, tocará encomendarse a otro intangible: dios. Denuncia Fish que la universidad SUNY Albany de EEUU anunció el cierre de los departamentos de literatura y lengua rusa, italiana, francesa, así como los programas de clásicos y teatro.


Nota 2:

Gracias al lector Santiago Martínez quien señaló con ojo de buen cineasta que la adaptación de la novela de Ken Kesey, One Flew Over the Cuckoo’s Nest no es de Stanley Kubrick, como señalé erradamente, sino del director Milos Forman.


Comentarios y sugerencias: llena.cerebro.leer@gmail.com

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.