RevistaArcadia.com

Ensayos de geopoética

2011/08/02


header.jpg?

 

A medida que avanza el mundo hacia ese rumbo desconocido que se denomina futuro, -y con la incertidumbre propia que genera él vivir en un enorme planeta que gira a velocidades vertiginosas-, van teniendo lugar una serie de eventos culturales que marcan el rumbo del quehacer artístico de nuestro continente, y con suerte, del mundo entero. Es el caso de la versión número ocho de la próxima Bienal de Mercosur, a realizarse entre el 10 de septiembre y el 15 de noviembre del presente año, en la ciudad de Porto Alegre – Brasil.


Y lo traigo a colación no sólo porque sea el segundo evento Sur Americano más importante después de laBienal de Sao Paulo, o porque hayan nombrado como curador general al colombiano José Ignacio Roca, sino porque me sirve de pretexto para reflexionar sobre la evolución del arte y sus nuevas dinámicas tanto de exhibición como de participación. Porque aunque hay unas fechas específicas y un lugar concreto de base, lo cierto es que la bienal es atemporal y su actividad no se concentrará tan solo en su ciudad de origen, sino que al contrario, se extenderá a todo lo largo y ancho del estado de Rio Grande del Sur. Al fin y al cabo el tema en cuestión tiene que ver con los conceptos de itinerancia, trayectos, geografías o cartografías, tópicos bien resumidos bajo el título “Ensayos de geopoética”, y que por tanto implican de antemano estos cambios de formato. Ya no se habla de una simple exposición sino de toda una plataforma activa de diálogo y pensamiento a través del arte.     


Entonces resulta interesante pensar en cómo, y poco a poco, las cosas van cambiando y se van adaptando, para bien o para mal, a unas lógicas sociales e intelectuales diferentes. Los museos de vanguardia invitan a eventos efímeros, las exposiciones permanentes rotan, las instituciones buscan sedes alternativas, los espacios independientes proponen residencias en lugares antes inusitados, el sector cultural implementa estrategias pedagógicas, los archivos se construyen de procesos, etcétera, etcétera…


Y en la red pasa un poco lo mismo. Lo digo ya que es curioso como los blogs han ido desplazando a las páginas de internet tradicionales, por ser estas demasiado estáticas, con una información un tanto blindada y desactualizada, en contraposición a estas bitácoras virtuales y sus plantillas listas para deslumbrar con contenidos periódicos de alta calidad. Si lo piensan es un paralelo bastante lógico para entender la evolución de la que hablo y trato de describir en el mundo real, y en especial en el del arte contemporáneo, dónde cada vez se busca más dinamismo, movimiento, acción e interacción. Dicho de otro modo, las obras están dejando de ser objetos y se están convirtiendo en proyectos de carácter mutable. Igual que en el ciberespacio.


Esto sin embargo acarrea otro tipo de problemas tales como la desinformación del público, la dificultad de captar la atención durante un tiempo muy largo y la imposibilidad de darle seguimiento de calidad a todo lo que ocurre y acontece, tanto en la red, como en estos encuentros. Ejemplo de esto fue el último Salón Nacional de artistas aquí en Colombia, que en su disperso paso por la costa Atlántica, dejó un recorrido fragmentado, opiniones encontradas y un formato bastante difícil de aprehender.


Y bien, en esta ocasión la Bienal se puso objetivos difíciles e incluso tiene la difícil meta de ser un concepto que se alargará en el tiempo, como quien habla de procesos políticos o ideológicos. Veremos los resultados.

Por ahora ya las cartas están jugadas y la apuesta está entrando en calor con dos particulares aciertos: La casa M y el actual blog de la bienal, el cual me ha cautivado, entre otras cosas, con entrevistas a Cristina Lucas o Mateo López, y varios relatos de viaje, por LimaCuba y Uruguay. Esto claramente ya hace parte del trabajo. Un reto inmenso que empezó desde la concepción del logo y otras aristas del proyecto, y que finalizará cuando el tiempo lo diga, y los artistas, invitados y curadores, abandoneo esta compleja construcción de conocimiento. ¿Me preguntó si habrán puntos medios entre exposición y encuentro? ¿Entre páginas de Internet y blogs? ¿Entre el exceso de información y la desolado de la ignorancia?

 

Picture-51-380x292.png

 

 

8_Bienal_del_Mercosur.jpg

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.