RevistaArcadia.com

Sin lugar a Dudas

2012/07/18

Extraño Cali. Sobretodo las sombras que se proyectan bajo los almendros a eso de las 9:03 AM y el río que serpentea entre aquellas plantas tropicales que sólo nacen en el valle. Me gustan también las lomas y colinas que me hacen pensar en Río de Janeiro y los árboles de flores color rosa que se deshacen casi como si estuviera nevando. Eso, sumado a la decadencia que en cada esquina contrasta con la opulencia, así como la sensación de pertenencia que sienten aquellas personas cuya infancia tuvo que ver con esta ciudad. Porque Cali siempre seguirá siendo Cali. Sin lugar a dudas.

 

Sin lugar a dudas. Expresión que se usa como sinónimo de explícito o exactitud. Es aquello que expresa una cosa con claridad y determinación. Sin vacilación. Casi como una verdad absoluta.

 

Y bien, en el mundo actual, en ese que requiere de eficacia, productividad y mucha seguridad para que todo el sistema funcione de forma “correcta”, las dudas, las inquietudes, y todo aquello que demuestre inseguridad, está mal visto. Nadie debe dudar en una entrevista de trabajo, ni mostrarse inseguro ante la presión o la responsabilidad del trabajo. Las personas “adecuadas” deben siempre tomar decisiones sin titubeos y jamás escribir cosas tales como “intentaré implementar…” o “pretendo hacer…” . Al contrario siempre hay que ser afirmativo y contundente, para luego ejecutar.

 

Yo en cambio creo firmemente en la idea de dudar. Para mí todo el que piense dos veces o tenga inseguridad a la hora de tomar cualquier decisión, sea trascendente o no,  es alguien con serios síntomas de inteligencia. Por ejemplo a mí me gusta mirar a lado y lado de la calle antes de cruzarla, justo como me enseñó mi padre. También trato de ponerme en cuestión todo aquello que pienso o que vivo sin importar si me toma un poco más de tiempo. Y si no tengo la respuesta ante la pregunta de un alumno, siempre respondo con la mejor respuesta posible: no lo sé.

 

 

Captura de pantalla 2012-07-18 a las 11.46.53.jpg

 

 

Y bien, Lugar a Dudas es un espacio cultural fundado en la ciudad de Cali, por Sallly Misrachi y el artistaOscar Muñoz, y cuya base de pensamiento es precisamente la duda. Allí, como su nombre lo indica, la metodología es la prueba y el error, la incertidumbre y el desconcierto, lo azaroso y la experimentación. Más vivo que nunca, este lugar de puertas abiertas y una enorme palma que le da la bienvenida a los espectadores, no sólo contiene toda esa magia de Cali, sino que además, gracias a varios jóvenes (que trabajan ahí) y a todos los intermitentes visitantes, construye una intensa agenda de exhibiciones, artistas y curadores en residencia, charlas y  talleres, proyecciones de películas, lanzamiento de publicaciones, y una rutinaria hora del té. Esto, complementado por un envidiable centro de documentación -que actualmente está siendo intervendio por Juan Sebastián Moreno, ganador de la convocatoria R.I.C.O.- y un pequeño café en el que se venden pequeños emparedados, cerveza, helados y otra buena cantidad de pequeños placeres.

 

575697_10151018345070690_433531833_n.jpg

 

Entonces asumo que también extraño Lugar a Dudas. Por su patio interior enchapado en azulejos como los que habían en la casa de mi abuelo, por las charlas con Juan, Ericka y Daniela sobre el increíble mundo de los libros, por las cervezas al atardecer, por la buena onda que se respira en el lugar, por el café, por el tiramisú, por Balocco, por el clima, y por todo lo que pasa allí , sin uno si quiera darse cuenta. Y lo más importante, la lección grande que me dejó haber vivido unos días en Cali y adentrarme un poco en Lugar a Dudas, es que no importa quién venga, cuántos se interesen, o cuánto presupuesto haya, las cosas deben hacerse. Es cuestión de resistencia. Resistencia cultural, pacífica y tropical.

 

375601_10151018224845690_378631245_n.jpg

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.