RevistaArcadia.com

Andrés Caicedo: morir y dejar obra

Una exposición de documentos del archivo donado en 2007 por la familia Caicedo Estela a la Biblioteca Luis Ángel Arango con curaduría de Luis Ospina ¿Dónde? Biblioteca Luis Ángel Arango, Sala de exposiciones 3° piso ¿Cuándo? Del 7 de Marzo de 2012 a las 5:00 pm al 20 de Mayo de 2012 a las 8:00 pm.

Inicia: 2012/03/07

Termina: 2012/05/20

La exposición reúne documentos del archivo donado en 2007 por la familia Caicedo Estela a la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, así como del archivo personal de Luis Ospina, cineasta caleño curador de la exposición. Paralelo a la exposición se realizará una charla inaugural entre Sandro Romero, Rosario Caicedo y Luis Ospina y la conferencia "Traducir a Caicedo" por Bernard Cohen, traductor al frances de ¡Qué viva la música!

 

Conferencia

¡Que viva la música! en nuestra educación sentimental

Por: Juan Álvarez, Antonio García Ángel y Carolina Sanín

6 de Junio de 2012. 5:00 pm

BOGOTÁ, Biblioteca Luis Ángel Arango, Centro de Eventos

¡Que viva la música! en nuestra educación sentimental

Como cierre de la exposición de “Andrés Caicedo: morir y dejar obra” tendremos una conversación entre Juan Álvarez, Antonio García y Carolina Sanín quienes revisarán la influencia de esta obra y de la figura de Andrés Caicedo en su formación como lectores y escritores. Con este evento la Biblioteca Luis Ángel Arango cierra el homenaje a Andrés Caicedo y la Editorial Alfaguara celebra la edición de “¡Qué viva la música!” en su sello.

 

Los invitados

Carolina Sanín (Bogotá, 1973). Actualmente es profesora en la Universidad de los Andes (Bogotá). Allí se licenció en filosofía y letras (1995) y obtuvo un M.A., un M.Phil. y un Ph.D. (2002) en la Universidad de Yale (New Heaven, Connecticut, Estados Unidos), de donde se graduó con una tesis sobre los libros de cuentos españoles del siglo XIII. Publicó la novela Todo en otra parte (Seix Barral, 2005). Escribe mensualmente en la revista Arcadia, fue columnista de Semana.com y escribía quincenalmente en El Espectador. Durante un breve periodo fue bloguera en Lasillavacia.com.

Juan Álvarez (Neiva, 1978). Estudió Filosofía en la Universidad de los Andes y es maestro en creación literaria de la Universidad de Texas en El Paso y actualmente candidato a doctor del programa de Estudios Culturales Latinoamericanos de la Universidad de Columbia en Nueva York. Obtuvo el Premio Nacional de Cuento Ciudad de Bogotá en 2005 por su libro Falsas alarmas (idct, 2006), y el Premio de Ensayo Revista Iberoamericana 2010 (Instituto Ibero-Americano de Berlín) por un texto sobre el insulto y la ofensa como instrumentos políticos en la crisis de Independencia en Colombia.

Antonio García Ángel (Cali, 1972). Es licenciado en Literatura y Comunicación por la Universidad Javeriana de Bogotá. Además de escribir guiones para televisión y artículos de prensa, ha colaborado con la revista colombiana Soho. Ha publicado dos novelas: Su casa es mi casa (2001), Recursos Humanos (2007) y algunos de sus cuentos fueron recogidos en Animales domésticos (Norma, 2010).

 

ANDRÉS CAICEDO

(Cali, 29 de septiembre de 1951-Cali, 4 de marzo de 1977)

Nació y murió en Cali. Desde muy niño, como si tuviese un pacto tácito con la muerte, Caicedo comenzó a escribir cuentos, a montar obras de teatro y a devorar películas. Fue un escritor prolífico. En diez años de trabajo creativo escribió un sinnúmero de cuentos, varios guiones, algunos poemas y publicó numerosos artículos sobre cine en los periódicos Occidente, El País, El Pueblo y en las revistas Hablemos de cine y Ojo al cine. Dirigió textos teatrales propios (La piel del otro héroe, Recibiendo al nuevo alumno, El mar), así como adaptaciones de reconocidos autores (La cantante calva y Las sillas de Eugène Ionesco y La noche de los asesinos de José Triana). En 1971 intentó llevar al cine su guión Angelita y Miguel Ángel, en codirección con Carlos Mayolo, pero la película nunca llegó a feliz término. En 1971 fundó el Cine Club de Cali y en 1974, junto con Carlos Mayolo, Ramiro Arbeláez y Luis Ospina, creó la revista Ojo al cine. En 1973 viajó a Hollywood con la intención de venderle dos guiones a Roger Corman pero el encuentro con el director de serie B nunca se dio. Dos años después, gracias a su madre, publicó en una edición limitada su primer libro: El atravesado. Se quitó la vida a los veinticinco años el mismo día que recibió el primer ejemplar de su novela ¡Que viva la música! Casi toda su obra ha sido publicada póstumamente en distintas libros: Angelitos empantanados o historias para jovencitos, Destinitos fatales, Berenice, Calicalabozo, Noche sin fortuna, Teatro, Ojo al cine, El libro negro, El cuento de mi vida y Mi cuerpo es una celda. Su novela ¡Que viva la música! ha sido traducida al italiano, al alemán y próximamente al inglés y al francés.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.