RevistaArcadia.com

El aporte de los inmigrantes al arte nacional

La exposición 'Inmigrantes' da cuenta de los artistas, arquitectos, fotógrafos, críticos y galeristas en el arte colombiano (1930-1970) que reúne cuatro curadurías que indagan el aporte de extranjeros en el ámbito artístico nacional, en las áreas de fotografías, crítica, arquitectura y artes plásticas.

Inicia: 2012/11/01

Termina: 2012/12/27

En la primera mitad del siglo XX llegaron al continente americano distintas olas migratorias, en particular europeas, forzadas por el recrudecimiento de la guerra; Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos, México y Venezuela, fueron los países que recibieron el mayor número de inmigrantes. Entre los años 30 y 70, arribó a Colombia un grupo de inmigrantes culturales –pequeños en comparación con otros contextos regionales–, que incidieron en el medio intelectual del país, a tal punto que su legado hace parte de la construcción histórica de las artes y la arquitectura colombiana. Su vinculación fue clave para la dinamización de procesos de modernización en diversos campos del conocimiento.

 

Fueron partícipes de la creación de galerías como El Callejón y la Galería de Arte Moderno; la fundación del Museo de Arte Moderno de Bogotá y la publicación de revistas especializadas de arte y crítica como Espiral y Prisma; así como de reformas educativas que promovieron la introducción de disciplinas, como las ciencias sociales en la Escuela Normal Superior.

 

La investigación Inmigrantes en el arte colombiano 1930-1970 reúne cuatro curadurías que indagan las vidas y aportes de extranjeros en la fotografía, la crítica de arte, la arquitectura y las artes plásticas: ellos son Edward Goyeneche, Ruth Acuña, Oscar Posada y John Castles.

El trabajo curatorial

Edward Goyeneche analiza cuatro fotógrafos cuyos trabajos lograron articular los saberes de las ciencias sociales con la estética y la práctica fotográfica: Arthur Weinberg (alemán), Gerardo Reichel-Dolmatoff (austriaco), John Collier, hijo (estadounidense) y Robert C. West (estadounidense).

 

La radio, la televisión y los impresos fueron medios excepcionales, utilizados por los inmigrantes, para acercar al público a la plástica nacional e internacional. Ruth Acuña destaca la labor de Casimiro Eiger (polaco), Clemente Airó (español), Francisco Gil Tovar (español), Marta Traba (argentina) y Walter Engel (austriaco) en el auge de la crítica de arte en Colombia; así mismo, las facetas de la vida personal de los libreros y galeristas Karl Buchholz (alemán) y Hans Ungar (austriaco), cuyas librerías eran depositarias de "un mundo" en medio de cuatro paredes.

 

Por su parte Oscar Posada rescata los aportes de inmigrantes en la renovación arquitectónica, cuyas ideas y obras hoy hacen parte del patrimonio moderno del país: Albert Dothée (belga), Alfredo Rodríguez Orgaz (español), Bruno Violi (italiano), Federico Blodek (austriaco), Germán Tejero de la Torre (español), Herbert Rauprich (alemán), Julio Casanovas (chileno), Leopoldo Rother (alemán), Manuel Carrerá (cubano), Otto Marmorek (austriaco), Raúl Mannheim (chileno), Ricardo Ribas Seva (español), Santiago Esteban de la Mora (español), Vicente Nasi (italiano) y Víctor Schmid (suizo).

 

El curador John Castles presenta un grupo de inmigrantes que además cumplió una importante labor pedagógica: el taller de clase o de artista representó el puente que acercaba el lenguaje internacional a la realidad local: Armando Villegas (peruano), Arthur Tashko (albanés), Freda Sargent (inglesa), Guillermo Wiedemann (alemán), Jan Bartelsmann (holandés), Jim Amaral (estadounidense), Juan Antonio Roda (español), Leopoldo Richter (alemán), María Thereza Negreiros (brasileña), Ned Truss (estadounidense), Nijole Šivickas (lituana), Pierre Daguet (francés), Ramón Barba (español) y Umberto Giangrandi (italiano).

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.