RevistaArcadia.com

"Filarmed de Película"

La Orquesta Filarmónica de Medellín presenta un repertorío de bandas sonoras bajo la dirección del maestro Paul Dury (Bélgica).¿Dónde y cuándo? El concierto se realizará el viernes 22 de junio a las 8:00 p.m. en el Teatro Metropolitano

Inicia: 2012/06/22

Termina: 2012/06/22

La Orquesta Filarmónica de Medellín presenta las bandas sonoras de la Pantera Rosa, Jurassic Park, King Kong, Evita, High School Musical, Go West, Piratas del Caribe, Spider-man, James Bond, Mission Imposible; el programa también incluye un tributo al compositor John Williams.

 

"Al ver las imágenes y al oír al mismo tiempo las notas musicales,  en vivo y en directo, recordarán las carcajadas que producían los dibujos animados, los gritos emitidos en la sala cuando aparecían los monstruos en la pantalla..."

 

 

Notas al programa

Por: Paul Dury (Bélgica)

LA MÚSICA Y EL CINE

La primera vez que conocí la ciudad de Cali, en diciembre de 1994, fue como director invitado de la entonces Orquesta Sinfónica del Valle para dirigir un concierto dedicado a los grandes temas musicales de película. Fue tanto el éxito, que repetí con gusto el mismo concierto durante tres años consecutivos, hasta el año 1998.

Después de cada presentación, tuve la oportunidad de escuchar y leer muchas reacciones por parte del público. Unas – la gran mayoría – entusiastas, otras – menos numerosas, pero más influyentes en ciertos círculos intelectuales – criticando el pobre contenido musical de estos conciertos y su evidente voluntad de tratar de seducir contra viento y marea a "las masas" utilizando recursos ajenos a la música "pura".

Hoy, han pasado 18 años desde el primer intento de presentar temas musicales del cine en Cali. También he tenido el gran placer de dirigir durante estos años música del pacífico, salsa, jazz, tango, zarzuela, ballet contemporáneo, opera y obviamente y casi siempre la música llamada "clásica o culta" puramente instrumental que es parte fundamental de mi educación musical y de mi vida. Pienso que el público ha entendido en este largo lapso de tiempo que solamente podemos añadir dos calificativos a la música: buena o mala, a pesar de la importancia que pueden cobrar, la época, los contextos históricos, religiosos, nacionalistas, efectos escenográficos o para qué audiencia fue escrita.

El debate se vuelve más complejo cuando entramos en el tema de la fusión entre música "pura" y otros elementos extra-musicales que pueden distraer al auditor de la difícil tarea de concentrarse en "escuchar, escuchar y escuchar". He ahí el problema: al sentarnos en una sala de concierto, de entrada, aceptamos recibir información visual, como la vestimenta de los músicos, por ejemplo, la disposición e iluminación de la orquesta, la presentación física del solista y todas ellas, de una u otra forma, distraen del oficio puro de escuchar. Peor aún, si vamos a la opera: luces, vestuarios, maquillajes, efectos especiales, distraen a nuestros oídos. Y ni que decir de lo que nos pasa cuando vamos a cine, aparte de la pantalla, donde se aplican todas las técnicas del teatro, de la danza, de la ópera, de la electrónica y de la magia, tenemos que soportar, muchas veces, vecinos comiendo crispetas, perros calientes y contestando el teléfono móvil.

¿Qué buena música pude haber en semejante tipo de espectáculo? Mi respuesta es: "Mucha buena música". Si logramos concentrarnos en las imágenes y en el sonido, entramos en un mundo mágico, el mundo del cine que no sería igual sin la música.

"El poder del oído se hace perceptible cuando la música es diseñada intencionadamente como acompañamiento de fondo, como el cine. La famosa escena de la ducha de Psicosis de Alfred Hitchcock, es guiada por la música. Basta imaginársela con otra música – quizás el concierto de Año nuevo de la Filarmónica de Viena – para darse cuenta de que no sería en absoluto aterradora, aunque el ojo nos sugiera lo que tenemos que esperar. En realidad, Hitchcock no había planeado que la música acompañara la escena del asesinato hasta que constató la potencia que adquiriría con la banda sonora que había escrito Bernard Hermann. "En este caso, cuando el ojo y el oído trabajan junto, vemos que el oído es más fuerte que el ojo. El sonido es vida". Daniel Barenboim - el poder de la música.

Esa noche ustedes escucharán, sin crispetas y ojala sin celulares, grandes temas musicales de película en el marco del concierto que hemos bautizado "Filarmed de Película". Los temas seleccionados hacen parte del inconsciente visual y auditivo de la humanidad. Al ver las imágenes y al oír al mismo tiempo las notas musicales,  en vivo y en directo, recordarán las carcajadas que producían los dibujos animados, los gritos emitidos en la sala cuando aparecían los monstruos en la pantalla, las primeras emociones sensuales al descubrir el cuerpo de Ursula Andress saliendo del mar, los sustos generados por los vampiros, el sudor en la frente al ver explotar los aviones, carros, motos y helicópteros de los superhéroes, la ganas de ser novia de Harrison Ford o novio de Marilyn Monroe. Esto gracias al celuloide y también, en muchas ocasiones, a la música que se quedará en nuestra mente como un sello imborrable independientemente del paso del tiempo. Allí están y así son.

Al unirse, imagen y sonido se produce gran parte de la magia del cine, que se traduce en la generación de emociones fuertes e inolvidables. Esta noche no será música pura, sino música de "fondo" como dice Daniel Barenboim, pero ¡qué fondo! La Orquesta Filarmónica de Medellín, interpretando buena música... de película! Tengo que decirles a mis amigos cinéfilos e intelectuales, que a veces las historias que cuentan estás cintas no son tan buenas o tan profundas, para muchos, o no llevan al espectador a pensar o a reflexionar sobre el devenir de la humanidad, pero desde la perspectiva de nosotros, los músicos, se trata de bandas sonoras memorables. La magia de contar buenas historias y en ser capaces de componer música con sentido para esas buenas historias. A veces cuando la magia no se logra, la música es mejor que la historia.

Quiero agradecer especialmente al equipo de CINEMAGAZÍN, a Juan José Hurtado y José Ignacio Sánchez, cómplices de esta aventura. Me toleraron durante días y noches, buscando, seleccionando, repitiendo una y otra vez, para finalmente pegar con paciencia y dedicación.

Que sus ojos y sus oídos disfruten de éste momento mágico para el gran placer de su corazón.

¡Esto es todo amigos!

Paul Dury
Director

Boletería: $20.000, $30.000 y $40.000

Descuentos: 25% estudiantes y Afiliados Comfama,

30% Intelecto y 50% empleados Bancolombia

Puntos de venta: Taquilla del Teatro Metropolitano,

Prodiscos (Unicentro), Entertainment Store (C.C. El Tesoro y Santafé)

Puestos de revista de los almacenes Éxito.

Informes: 262 55 00 - 232 28 58


Más información del evento y venta de boletería:

http://vive.tuboleta.com/shows/show.aspx?sh=PELICUME12


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.