RevistaArcadia.com

Gérard Kornsten dirige a la Filarmónica de Bogotá

La Orquesta Filarmónica de Bogotá interpretará este viernes y sábado las obras: Johannesburg Festival Oberture del compositor inglés William Walton, Concierto para flauta y orquesta Op. 39 del norteamericano Lowell Liebermann y Sinfonía No. 6 en si menor, Op. 54 del ruso Dimitri Shostakovich. Cuando: 17 y 18 de junio.

Inicia: 2011/06/17

Termina: 2011/06/18

· La OFB se presentará bajo la batuta del director surafricano Gérard Kornsten, Director Musical del London Mozart Players y Director Principal de la Symphonieorchester Voralberg Bregenz. También contará con la participación especial del solista Cristian Guerrero, flautista principal de la Filarmónica de Bogotá.

· La cita es el viernes 17 de junio a las 7:30 p.m. y el sábado 18 de junio a las 4:00 p.m. en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional, sede habitual de la OFB. Venta de boletas en las taquillas de los teatros y en tuboleta.com.

La Orquesta Filarmónica de Bogotá se presentará este fin de semana bajo la dirección del maestro surafricano Gérard Kornsten, Director Musical del London Mozart Players y Director Principal de la Symphonieorchester Voralberg Bregenz y con la participación especial de Cristian Guerrero, flautista principal de la OFB. Para esta ocasión, la OFB interpretará las obras: Johannesburg Festival Oberture de William Walton, Concierto para flauta y orquesta Op. 39 de Lowell Liebermann y Sinfonía No. 6 en si menor, Op. 54 de Dimitri Shostakovich. La cita es el viernes 17 de junio a las 7:30 p.m. y el sábado 18 de junio a las 4:00 p.m. en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia, sede habitual de la OFB.

En la primera parte del programa, el público escuchará Johannesburg Festival Oberture del compositor inglés William Walton. Para la celebración de los 70 años de la fundación de la ciudad de Johannesburg, el comité celebratorio decidió encargar a Walton la composición de una obra festiva que incluyera algunos temas y motivos africanos. El compositor decidió incluir el tema principal de la canción Masanga del compositor congolés Jean Bosco Mwenda y tamboreos tradicionales, ejecutados por tres percusionistas sobre once instrumentos. El mismo compositor describió su obra como galopante, cómica y un tanto alocada. La actividad melódica y rítmica es constante a lo largo de la obertura, como si se tratara de imitar el espíritu de una ciudad moderna, plena de actividad y ruido. El estreno de la obra se realizó en la capital surafricana, a cargo de la South African Broadcasting Corporation Symphony Orchestra el 25 de septiembre de 1956 bajo la dirección de Malcolm Sargent.

A continuación, la OFB interpretará Concierto para flauta y orquesta Op. 39 del norteamericano Lowell Liebermann, un compositor prolífico con más de cien obras terminadas, en una gran variedad de géneros. Su obra está pensada para el medio instrumental acústico tradicional. Entre sus mejores logros figura la Sonata para flauta y piano y las Gárgolas para piano solo. El reconocido flautista británico Sir James Galway le ha comisionado a Liebermann tres obras: un concierto para flauta y orquesta, un concierto para flauta arpa y orquesta y un trío para piano, flauta y chelo. Los dos primeros movimientos del Concierto para flauta son relativamente pausados y ofrecen grandes oportunidades para escuchar el rico contenido melódico que predomina a lo largo de la obra. El estreno de la obra se realizó el 6 de Noviembre de 1992 a cargo del flautista James Galway, la Orquesta Sinfónica de Saint Louis bajo la dirección de Leonard Slatkin.

Para finalizar, la Filarmónica de Bogotá presentará Sinfonía No. 6 en si menor, Op. 54 del compositor ruso Dimitri Shostakovich. Con sus catorce sinfonías y quince cuartetos para cuerdas, Shostakovich garantizó la grandeza y la perdurabilidad de estas formas clásicas en el siglo XX. Cada una de estas obras es un documento personal y un ejercicio impecable de composición musical. La Sexta Sinfonía tuvo el difícil destino de ser constantemente comparada con su antecesora, uno de los mejores logros de la literatura sinfónica de la primera mitad del siglo. Pero si se eliminan las comparaciones, surge una obra llena de emociones contrastadas y originalidad. Poco dado a explicar sus composiciones o a relacionarlas con sucesos extra musicales, Shostakovich anotó que tanto la Cuarta Sinfonía como el primer movimiento de la Sexta fueron escritos al borde de suicidio y por tal razón están revestidas de un sentido lúgubre y oscuro. Sin embargo, el Allegro y el Presto de la Sexta constituyen un retorno a la vida y a la energía que caracteriza la obra de Shostakovich.

BOLETERÍA

Auditorio León de Greiff - Universidad Nacional de Colombia Calle 45 con carrera 30, entrada peatonal. Ciudad Universitaria

Tel. (571) 316 5000 ext. 17612

Venta de boletas en la taquilla del auditorio

Lunes a viernes: 11:00 a.m. a 2:00 p.m. y de 3:00 p.m. a 6:00 p.m.

Sábado a partir de las 11:00 a.m.

Precio: desde $5.000 hasta $20.000 pesos

Reserve en línea sus boletas en: www.tuboleta.com Teléfono: (571) 593 63 00

P R O G R A M A

William Walton Johannesburg Festival Oberture

(1902-1893) (1956)

Lowell Liebermann Concierto para flauta y orquesta Op. 39

(1961) (1992)

Moderato

Molto adagio

Presto

Solista: Cristian Guerrero

I N T E R M E D I O

Dimitri Shostakovich Sinfonía No. 6 en si menor, Op. 54 (1939)

(1906-1975)

Largo

Allegro

Presto

SOBRE EL DIRECTOR INVITADO: GÉRARD KORSTEN

Nació en Sur África. Comenzó su carrera como violinista después de estudiar con Ivan Galamian en el Curtis Institute y con Sándor Végh en Salzburgo. Posteriormente se desempeñó como Primer Violín y Director Musical Asistente de la Camerata de Salzburgo y como Primer Violín de la Orquesta de Cámara de Europa de 1987 a 1996 cuando decidió concentrarse en dirección.

Fue Director Principal del State Theatre en Pretoria y la Uppsala Chamber Orchestra antes de ser nombrado como Director Musical de la Orquesta del Teatro Lirico di Cagliari de 1999 al 2005. Desde entonces se ha presentado en notables teatros de ópera incluyendo La Scala de Milán, Maggio Musicale de Florencia, Teatro Reggio di Parma, Teatro Lirico Verdi Trieste, Opéra de Lyon, Royal Swedish Opera, Netherlands Opera y English National Opera.

Sus compromisos sinfónicos han incluido conciertos con la Budapest Festival Orchestra, Salzburg Mozarteum, Orchestra Sinfonica Nazionale della Rai Turin, Chamber Orchestra of Europe, Scottish Chamber Orchestra, Deutsche Kammerphilarmonie, Swedish Radio Symphony, Yomiuri Nippon Orchestra, Melbourne Symphony Orchestra, Academy of St. Martin in the Fields, London Mozart Players, Bamberg Symphony y Leipzig Gewandhaus.

Dentro de sus grabaciones se encuentran Serenade de Tchaikovsky y Souvenir de Florence con la Chamber Orchestra of Europe en Deutsche Grammophon, Die ägyptische Helena, Euryanthe y Alfonso und Estrella con la Orchestra del Teatro Lirico di Cagliari con Dynamic records así como la grabación en Discos de Video Digital de Don Pasquale producida por TDK.

Gérard Korsten es actualmente el Director Musical del London Mozart Players y Director Principal de la Symphonieorchester Voralberg Bregenz.

SOBRE EL SOLISTA INVITADO: CRISTIAN GUERRERO, flauta

Inició sus estudios con Luís Fernando Pérez en la Fundación Nacional Batuta. Posteriormente se vinculo a la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia y luego ingresó al conservatorio de la Universidad Nacional donde estudió con el maestro Kiril Grozdanov hasta el año 2003.

En agosto de ese año obtiene por concurso el cargo de Primera Flauta de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia. Ha participado en talleres de flauta y en clases magistrales con maestros de reconocida trayectoria como Gaspar Hoyos, Luís Julio Toro, Huascar Barradas, Hernando Leal, Gabriel Ahumada, Michel Debost, William Bennett y Paula Robinson.

En tres oportunidades fue ganador de la serie “Lunes de Los Jóvenes Interpretes” de la Biblioteca Luís Ángel Arango (2001 - 2002 -2004). Ha actuado como solista con las orquestas Sinfónica Juvenil de Colombia, Sinfónica y Banda Sinfónica del Conservatorio de la Universidad Nacional, Sinfónica Nacional de Colombia y Filarmónica de Bogotá. En el año 2006 estrena en Colombia el concierto No.2 para Flauta y Percusión del compositor francés André Jolivet.

Actualmente es flautista principal de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y docente en la Fundación Nacional Batuta.

NOTAS SOBRE EL PROGRAMA

William Walton (n. en 1902 en Oldham, Inglaterra – m. en 1893 en Ischia, Italia)

Algunos de los rasgos del estilo musical más característicos del compositor inglés William Walton, se manifestaron tempranamente en su obra sinfónica. Dos elementos saltan a la vista: una vena lírica y poética muy profunda, que contrasta con ritmos vivos y mordaces inspirados del rico mundo del jazz.. El compositor tuvo mucho contacto con la música del jazz y elaboró un buen número de partituras originales para el cine. En 1923 se ganó la vida haciendo arreglos para bandas de jazz y más tarde habría de componer la música para tres películas protagonizadas por el legendario Sir Laurence Olivier, sobre tragedias de Shakespeare: Enrique V, Hamlet y Ricardo III. Escribió tres conciertos para cuerdas y orquesta, para violín, viola y chelo, respectivamente, que ocupan un destacado lugar en el repertorio sinfónico.

Para la celebración de los 70 años de la fundación de la ciudad de Johannesburg, el comité celebratorio decidió encargar a Walton la composición de una obra festiva que incluyera algunos temas y motivos africanos. El compositor decidió incluir el tema principal de la canción Masanga del compositor congolés Jean Bosco Mwenda y tamboreos tradicionales, ejecutados por tres percusionistas sobre once instrumentos. El mismo compositor describió su obra como galopante, cómica y un tanto alocada. La actividad melódica y rítmica es constante a lo largo de la obertura, como si se tratara de imitar el espíritu de una ciudad moderna, plena de actividad y ruido. La instrumentación es rica y vistosa con numerosos pasajes solistas e imitaciones contrapuntísticas fugadas. Los últimos minutos de la obertura son auténticos pasajes de colorido y emoción sonora.

El estreno de la obra se realizó en la capital surafricana, a cargo de la South African Broadcasting Corporation Symphony Orchestra el 25 de septiembre de 1956 bajo la dirección de Malcolm Sargent.

Lowell Liebermann (n. en 1961 en New York, EEUU)

La carrera exitosa del compositor norteamericano Lowell Liebermann se confirma a lo largo de las múltiples grabaciones existentes de sus composiciones. Se formó como pianista y compositor en la Juilliard School of Music en Manhattan. Es un compositor prolífico con más de cien obras terminadas, en una gran variedad de géneros. Su obra está pensada para el medio instrumental acústico tradicional. Entre sus mejores logros figura la Sonata para flauta y piano y las Gárgolas para piano solo. El reconocido flautista británico Sir James Galway le ha comisionado a Liebermann tres obras: un concierto para flauta y orquesta, un concierto para flauta arpa y orquesta y un trío para piano, flauta y chelo. Los detalles de la actividad profesional de Liebermann aparecen en su página web www.lowellliebermann.com/biography/

Los dos primeros movimientos del Concierto para flauta son relativamente pausados y ofrecen grandes oportunidades para escuchar el rico contenido melódico que predomina a lo largo de la obra. Se trata de pasajes expresivos, tonales, ricamente ornamentados. En este último punto, el de la ornamentación, radican las instancias más complejas y virtuosísticas de la composición. El segundo movimiento, Molto adagio, permite apreciar de lleno la sonoridad del instrumento y el marco armónico que predomina en el estilo de Liebermann, el cual se mueve dentro de una esfera neotonal que se desborda en su pensamiento formal. Las sonoridades presentadas son densas y profundas. El Adagio establece con gran éxito un ambiente reposado y espiritual que sirve de contraste para el movimiento final, cinco minutos de actividad incesante. Aquí el compositor explota la faceta ágil del instrumento, el mejor calificado para la ejecución de trozos que simulan un constante aleteo en un fraseo picado, que contrasta con la capacidad de ejecutar frases líricas, extensas y emotivas.

El estreno de la obra se realizó el 6 de Noviembre de 1992 a cargo del flautista James Galway, la Orquesta Sinfónica de Saint Louis bajo la dirección de Leonard Slatkin.

Dimitri Shostakovich (n. 1906, San Petersburgo, Rusia – m. 1975, Moscú Rusia)

Con sus catorce sinfonías y quince cuartetos para cuerdas, Shostakovich garantizó la grandeza y la perdurabilidad de estas formas clásicas en el siglo XX. Cada una de estas obras es un documento personal y un ejercicio impecable de composición musical. La Sexta Sinfonía tuvo el difícil destino de ser constantemente comparada con su antecesora, uno de los mejores logros de la literatura sinfónica de la primera mitad del siglo. Pero si se eliminan las comparaciones, surge una obra llena de emociones contrastadas y originalidad.

Poco dado a explicar sus composiciones o a relacionarlas con sucesos extra musicales, Shostakovich anotó que tanto la Cuarta Sinfonía como el primer movimiento de la Sexta fueron escritos al borde de suicidio y por tal razón están revestidas de un sentido lúgubre y oscuro. Sin embargo, el Allegro y el Presto de la Sexta constituyen un retorno a la vida y a la energía que caracteriza la obra de Shostakovich. El compositor mismo anunció en 1938 la composición de una gran sinfonía que llevaría por título Vladimir Ilych Lenin, con versos del poema de Mayakovsky. Sin embargo, un año después la Sexta sinfonía se estrenó sin referencias a Lenin, con un diseño en tres movimientos y con un comentario del compositor que aclaraba que su intención final había sido evocar los estados de ánimo asociados con la primavera, la alegría y la vida.

La década de los treinta fue tal vez una de las más difíciles en la vida de este singular compositor soviético. A partir del estreno de su ópera Lady Macbeth el compositor cayó en desgracia con la crítica oficial estalinista y la opinión pública influenciada y atemorizada por las purgas del gobierno. Ante el escarmiento, Shostakovich se refugió en la composición y de este "retiro" surgieron: las sinfonías Cuarta, Quinta y Sexta, el Primer Cuarteto para cuerdas, el Quinteto con piano Op. 57 y varias partituras para el cine. En este período surge un Shostakovich diferente. Quedaron atrás las posturas musicales sardónicas y en sus sinfonías comienzan a fundirse los estilos de Tchaikovsky y Mahler. La expresividad que esta combinación de estilos produce, se aprecia en toda su dimensión en el primer movimiento de la Sexta Sinfonía: melodías extensas, dimensiones formales amplias y peso dramático. Se inicia con una melodía al unísono de ambiente triste y noble. Este tema es desarrollado hasta alcanzar una gran intensidad anunciada por la trompeta. Sigue una marcha fúnebre que remata el movimiento en una nota de desesperanza. El neo-clásico extrovertido emerge en los dos movimientos restantes en los que predomina la claridad rítmica y la energía motriz. En el Allegro la oscuridad del primer movimiento lucha contra la alegría del último y hay mucha actividad en torno a atractivos solos orquestales, cadenzas, y efectos de percusión. En el Presto predomina un espíritu enfático representado por el ritmo de marcha, simple y preciso. En medio del optimismo hay comentarios burlones a la música ligera y en general, una instrumentación brillante, sucesiones armónicas ingeniosas en medio de variaciones y cambios permanentes.

Nota por Ellie Anne Duque, musicóloga

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.