RevistaArcadia.com

Las estrellas, mi destino

Exposición de Camilo Aguirre. Donde: Casa Proartes, Cali Carrera 5 - No. 7 - 02. Cuando: Desde el 26 de enero.

Inicia: 2011/01/26

Termina: 2011/02/28

¿Qué ofrece al observador la primera exhibición de Camilo Aguirre titulada Las estrellas, mi destino? Básicamente su interés por la asociación que va acompañada necesariamente de un proceso de traducción, edición, agrupación y las variaciones

pertinentes. Muchos elementos colaboran para su producción de símbolos y metáforas: lobos, poliedros, constelaciones, explosiones nucleares y los cráneos de animal y humano como emblemas de la muerte.

En la narrativa del proyecto se establecen tres vertientes : Origen, Constelaciones y Catástrofe Blanca, que se interceptan para producir sentido argumental y encerrar un discurso reiterado y cíclico que se autoabastece de sus propios argumentos.

Para materializar el discurso Camilo Aguirre no ha escatimado ningún medio lícito. Encontramos figuras en arcilla y objetos en vidrio soplado, así como una escultura blanda en cuero sintético. También acuarelas, dibujos a lápiz y en tinta china.

Igualmente usa la fotografía como referente para transferirlas en serigrafías.

La Catástrofe Blanca parece culminar el proceso al preguntarse por el fin como hecho inmutable e inevitable. Camilo Aguirre cita a Paul Virilio y su noción tanto de escatología como de velocidad. Los comportamientos individuales, que son inseparables de los colectivos también son referidos en esta exhibición que aborda los sueños y el deseo como suspicaces elementos argumentales.

La aparente fragilidad de los recursos usados abonan la idea de utopía y al tiempo señala la cosmogonía imaginaria como un mecanismo para desestimar la idea de permanencia, territorio e incluso nacionalidad. Siguiendo la línea trazada por la muestra el referente parece estar orientado hacia el individuo-constelación.

Miguel González

Curador


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.