RevistaArcadia.com

Persecución y asesinato de Jean Paul Marat

La indefinible obra con tintes de teatro épico, teatro del absurdo y teatro de la crueldad esta vez bajo la dirección de Ricardo Camacho. ¿Dónde y cuándo? En el Teatro Libre de Chapinero del 27 de abril al 2 de junio en funciones de jueves y viernes a las 8:30 p.m. y el sábado a las 6:00 p.m. 8:30 p.m.

Inicia: 2012/05/27

Termina: 2012/06/02

La obra parte de los hechos históricos para crear la situación dramática que se desarrolla en 1806 en el asilo de Charenton en el que está recluido el Marqués de Sade, sindicado por el gobierno de Napoleón de "poner en peligro la moral pública.” En efecto, el Sade histórico pasó sus últimos años (desde 1801 hasta su muerte en 1814) confinado en Charenton junto con otros prisioneros políticos, enfermos mentales y personas cuyo comportamiento era socialmente inadmisible. El director del asilo permitía que Sade pusiera en escena algunas representaciones de obras escritas por él, en las que actuaban los internos como parte de una terapia experimental. Con el tiempo estos montajes se convirtieron en un motivo de entretenimiento para las elites de la nueva sociedad francesa que viajaban desde París para asistir a las actuaciones.

Weiss hace aparecer a Sade como el autor de una pieza que reproduce un momento definitivo de la Revolución Francesa, el año 1793, y se desarrolla en torno a un suceso igualmente decisivo, el asesinato del líder revolucionario Jean Paul Marat. Pero no se trata de recrear históricamente la situación de la Francia revolucionaria sino de estimular en el público las preguntas sobre su realidad inmediata que puede descubrir detrás de lo que sucede en la escena. Como era usual en la literatura de Sade, la escenificación de acciones violentas y perturbadoras sirve de telón de fondo a la discusión filosófica sobre los temas más acuciantes del pensamiento ilustrado; temas que siguen estando a la orden del día hoy, como producto de la perspectiva con la que podemos analizar la historia del siglo pasado y hechos más recientes.

En el drama de Weiss, el debate se lleva a cabo entre el periodista y dirigente Marat, miembro del Club de los Cordeleros y considerado como la conciencia radical de la revolución, y Sade, el aristócrata portavoz de una posición muy crítica sobre la doble moral que se va instaurando en la Francia de Napoleón. Es la dialéctica entre un escéptico, individualista y amoral, Sade, y un agitador entregado a la revolución política y social como es Marat; entre un intelectual reflexivo y un hombre de acción violento; dos formas de “utopía y revolución”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.