Día de muertos

20 datos y 20 ideas del Día de los Muertos

Arcadia le cuenta la historia de esta celebración y le recomienda los trabajos de varios creativos contemporáneos que se han inspirado en ella.

2014/10/31

Por RevistaArcadia.com

 

1. El Día de los Muertos es una celebración de origen mesoamericano y se encuentra vigente en México y algunos países centroamericanos.


Nacimiento de cuervos en el Día de los Muertos, por el venezolano Samuel Blanco / Vía behance.net

2. En el calendario mexica del Museo de Antropología de México se ve que, entre los 18 meses que lo conforman, había por lo menos 6 festejos dedicados a los muertos.


Día de los muertos, por Rebeca Prado de Brasil / Vía behance.net

3. Las festividades eran dedicadas a la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la Dama de la Muerte y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos.


Ilustración digital 'La muerte', del francés Andre Sanchez / Vía behance.net

4. Para los antiguos mesoamericanos el rumbo de las almas de los muertos no dependía de su comportamiento en vida, sino del tipo de muerte que se había presentado.


Emiliano Zapata por Carlos Ortega Elizalde de México / Vía behance.net

5. Uno de los lugares de posible arribo para las almas era el paraíso de Tláloc, dios de la lluvia. Allí se dirigían los ahogados y otros fallecidos por circunstancias relacionadas con el agua. Los muertos cuyas almas irían a Tlátoc eran de los pocos que se enterraban, con el fin de que sus almas germinaran.


Calavera de papel realizada por la francesa Anaïs Profit / Vía behance.net

6. El paraíso de los muertos en combate y las mujeres que morían en parto era Omeyocán, del dios de la guerra. Las almas que se dirigían a este lugar eran ampliamente valoradas y se creía que volvían a la tierra en forma de aves coloridas.


'La princesa calavera', por Fábio Lopes de Brasil / Vía behance.net

7. Por su parte, los infantes fallecidos estaban destinados a Chichihuacuauhco, un lugar donde un árbol goteaba leche para alimentarlos. Se creía que los niños regresarían a la tierra el día en que la raza que la habitaba se extinguiera.


Mural en el restaurante mexicano 'Tuzo', elaborado por Steve Simpson, de Irlanda.  / Vía behance.net

8. Contrario a los lugares idílicos explicados anteriormente, quienes fallecían por muerte natural arribaban a un paraje oscuro llamado El Mictlán. Para poder llegar allí, las almas debían recorrer un camino tortuoso durante cuatro años y presentarse ante los dioses de la muerte con ofrendas de mantas, hilos colorados y algodón, acompañados de un perro xoloitzcuintle.


Juego de cartas diseñado por Amanda Ortiz, de USA / Vía behance.net

9. La diosa de la muerte, Mictecacíhuatl, está actualmente relacionada con La Catrina, personaje de José Guadalupe Posada, grabador, ilustrador y caricaturista mexicano.


'Catrina', por el ilustrador mexicano Mostasho / Vía behance.net

10. Las calaveras de Posada reflejan actitudes sociales del pueblo mexicano. Sus grabados e ilustraciones muestran calaveras vestidas de gala y de fiesta.


Marvick Núñez se inspiró en el videojuego 'The neverhood' y el Día de los Muertos para este trabajo en plastilina /Vía behance.net

11. La Calavera garbancera de Posada fue retomada por Diego Rivera, quien le dio el nombre de La Catrina. Este grabado es una crítica a los indígenas que se hicieron ricos y despreciaban sus orígenes en la época del Porfiriato.


Un homenaje a Bowie y al Día de los muertos, por Roberto Jaras de Chile / Vía behance.net

12. Aunque el Día de los Muertos es una celebración típica de la cultura mexicana, se percibe una constante preocupación por su conservación a través de las generaciones. Algunos sectores católicos prefieren celebrar el Día de Todos los Santos y los individuos más jóvenes cada vez demuestran más tendencias hacia el Halloween.


Una invitación del ilustrador Cesar Nández de México / Vía behance.net

13.
De hecho, la celebración del Día de los Muertos es un sincretismo que mezcló la tradición prehispánica con los santorales católicos que llegaron tras el descubrimiento de América.


Clara Keys, ilustradora mexicana / Vía behance.net

14. Se cree que las almas de los niños regresan de visita el primero de noviembre, mientras que los adultos llegan un día después.


Ruben Dario Villa, de Costa Rica, elabora diferentes accesorios alusivos al Día de los Muertos / Vía behance.net

15. Si la tumba del difunto no puede ser visitada, sus allegados realizan un altar decorado con elementos como comida, alcohol, cigarrillos, juguetes, flores y otras ofrendas.


Serie fotográfica La Catrina', por Roberto Duran de Australia / Vía behance.net

16. El Día de los Muertos es considerada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. Según la Unesco, esta celebración es “una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas” de México.


Calavera en resina diseñada por la colombiana Camila Toro / Vía instagram.com/cami_latoro

17. ‘Calaveritas’ es el nombre que se le da a diferentes expresiones culturales que convergen durante el Día de los Muertos. Las rimas, en primer lugar, son epitafios humorísticos en los que se personifica a la muerte y se le muestra burlándose de personajes de la vida real. Los grabados, por su parte, son representaciones gráficas de la muerte en diversas situaciones. Por último, las calaveras de azúcar son dulces en forma de cráneo que llevan, en casos concretos, el nombre del difundo escrito sobre la frente.


Máscara de papel elaborada por Tsvetislava Koleva, de Bulgaria. / Vía behance.net

18. Además de las calaveras de azúcar, la gastronomía ocupa un lugar importante en la celebración mediante otras recetas, como el pan de muerto, un panecillo dulce en forma de cráneo o huesos.


'La Carmela', silla diseñada por Esteban Martinez de México / Vía behance.net

19. La cempasúchitle es la flor que más recurrentemente se usa para adornar las tumbas durante el Día de los Muertos, pues se cree que atrae y guía a las almas.


'Feliz día de los muertos', por Groenewold Mauricio de México / Vía behance.net

20. La celebración es adornada en casas, calles, panteones y monumentos con figuras hechas con papel picado. Esta costumbre es prehispánica y surge de la costumbre azteca de elaborar adornos con papel pintado con la figura de sus dioses.


Máscara de papel elaborada por Tsvetislava Koleva, de Bulgaria. / Vía behance.net

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com