Arte contemporáneo del Perú en Bogotá

El compromiso y la crítica del arte contemporáneo del Perú llegaron a Bogotá con la exposición Arte al paso, una retrospectiva que cuenta con cincuenta de las obras más destacadas del Museo de Arte de Lima (MALI) que, por primera vez se muestran en Bogotá.

2013/03/26

Por EFE y RevistaArcadia.com

El compromiso y la crítica del arte contemporáneo del Perú llegaron a Bogotá con la exposición Arte al paso, una retrospectiva que cuenta con cincuenta de las obras más destacadas del Museo de Arte de Lima (MALI) que, por primera vez se muestran en Bogotá (hasta el 1 de julio en el Museo del Banco de la República).

La muestra da cuenta de la producción plástica peruana desde la década de los años sesenta hasta la actualidad, y que incluye técnicas como la serigrafía con tintes pop, la escultura o la fotografía. El comisario de la exposición, Rodrigo Quijano, explicó el significado de Arte al paso un arte callejero y ambulante que se ha visto obligado a sobrevivir a contracorriente como consecuencia de "la ausencia institucional" para convertirse así, en una herramienta de denuncia social.

La exposición se divide en en tres salas en las que se muestra la evolución de las artes plásticas de las últimas décas en Perú. La primera busca retratar la actitud de los primeros artistas contemporáneos como Fernando Bedoya, Juan Javier Salazar o Jesús Ruiz Durand, en la búsqueda de lo "popular" para "dirigir la mirada y el dedo hacia las carencias sociales" del Estado. Obras que pueden leeerse como una radiografía de la situación sociopolítica y los cambios culturales que afrontó el país durante esos años.

Esta crítica es también la que imprimirá el "sello de identidad del arte peruano en su gusto por la popularidad y heterogeneidad de los procesos", aseguró Quijano, quien destacó además "la reutilización de la historia con fines de crítica política" como en el caso del último dirigente Inca, Túpac Amaru.

Esta tendencia, a juicio de Quijano, "sigue siendo el motor del arte peruano" en artistas como Susana Torres y su creación del Museo Neo-Inka, o de otros como Martín Chanti y Milagros de la Torre en su búsqueda por cuestionar la "noción de progreso y desarrollismo" en un país de rápida urbanización y amplias desigualdades..

En una tercera etapa, la fotografía cobra un protagonismo con artistas jóvenes como Alfredo Márquez, Eduardo Villanes o Claudia Martínez Garay con la que las nuevas generaciones buscan "producir memoria" que "ponga en evidencia el carácter oscuro de ciertas partes de la sociedad peruana".

"Arte al paso" llega a Bogotá después de su exposición en Sao Paulo y se podrá visitar de forma gratuita hasta el 1 de julio en el Museo de Arte del Banco de la República de Bogotá.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.