El artista chino disidente Ai Wei Wei.

Artista chino Ai Weiwei abrirá un estudio en Alemania, pero se queda en China

El artista conceptual y disidente político chino Ai Weiwei confirmó a Efe que está construyendo un estudio en Berlín que estará finalizado dentro de uno o dos años, pero aclaró que su intención es permanecer en China mientras pueda.

2011/04/01

"Necesito un espacio para trabajar", explicó Ai en conversación telefónica, "pero no tengo intenciones de trasladarme, a menos que las autoridades utilicen la fuerza contra mí. Soy chino y aquí es donde he crecido", agregó el artista, de 53 años de edad.

El rotativo alemán "Berliner Zeitung" asegura hoy que Ai tiene previsto trasladarse a la capital alemana por las represalias que sufre, algo desmentido a Efe por el artista, quien no obstante, confirmó que su idea es ubicar su futuro estudio alemán en el barrio de Oberschöneweide, en el antiguo sector oriental de Berlín.

El motivo de la apertura es que necesita un espacio para trabajar en libertad, algo cada vez más difícil en su país, donde las autoridades lo acosan de continuo y han derribado uno de sus estudios.

"El nuevo estudio (de Berlín) costará una fortuna, por lo que por lo menos necesitaré uno o dos años más para finalizar su construcción. Una vez acabado, tengo previsto pasar allí unos cuantos meses al año para iniciar una nueva serie de trabajos", y el resto del tiempo seguiría trabajando desde China.

"Empecé a investigar para abrir el estudio allí hace unos meses, pero todo está en proceso", aclaró el artista, que en la actualidad cuenta con dos estudios en Pekín: uno de ellos en el barrio artístico de Caochangdi, una zona pendiente de demolición, y el segundo en un área cercana.

El estudio que Ai tenía en la ciudad oriental de Shanghái fue demolido en enero, lo que provocó una nueva tensión entre el artista y las autoridades, que lo mantuvieron bajo arresto domiciliario durante semanas.

Hijo del famoso poeta chino Ai Qing, Ai es un polifacético artista conocido en todo el mundo por sus obras escultóricas, arquitectónicas, fotográficas, fílmicas y "performances", y también por ser uno de los disidentes más irreverentes y feroces en su país.

Por este motivo, las autoridades chinas lo han arrestado en numerosas ocasiones, cancelado su primera gran exposición monográfica en China, prevista para el pasado marzo, e incluso llegaron a golpearlo con tal brutalidad que tuvo que ser operado en 2009 en Alemania de un derrame cerebral.

Además, desde que en octubre el preso político Liu Xiaobo recibió el Premio Nobel de la Paz, el régimen chino lleva a cabo una implacable campaña de detención y acoso a los pocos activistas que hay en China, por lo que Ai se siente cada vez más aislado.

"Muchos de mis amigos han sido arrestados, cada vez son menos, son tiempos muy peligrosos. Es difícil decir cuánto tiempo va a durar esto, porque el Gobierno está extremadamente nervioso y no ha dado señales de que vaya a cambiar", concluyó el artista chino.

Ai Weiwei ha expuesto o llevado a cabo "performances" en EEUU, Europa, Japón, Corea del Sur y Australia, entre otros lugares, y fue muy notable recientemente su instalación "Sunflower Seeds" en la galería Tate de Londres, donde llenó una habitación de aparentes pipas de girasol que en realidad eran de porcelana china. EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.